Economía

Subsidios no se justifican


Washington -Estados Unidos necesita reformar su política agrícola, incluso si las negociaciones mundiales de comercio, actualmente suspendidas, no producen un acuerdo en un futuro próximo, dice el secretario de Agricultura de Estados Unidos, Mike Johanns, señaló una publicación del Servicio Noticioso desde Washington.
Johanns dijo que si se suscribiera finalmente un acuerdo mundial de comercio, seguramente exigiría que Estados Unidos redujera considerablemente sus subsidios agrícolas y demás ayuda agrícola. El funcionario intervino en una mesa redonda, celebrada recientemente en el Instituto Cato, un grupo de investigación de políticas con sede en Washington.
Las negociaciones mundiales de comercio, oficialmente denominadas Programa de Doha para el Desarrollo, y celebradas bajo los auspicios de la Organización Mundial del Comercio (OMC), se suspendieron indefinidamente el 24 de julio, después de que los negociadores de los países miembros no llegaran a resolver sus diferencias, en particular en lo que respecta al sector de la agricultura.
Oferta estadounidense
En octubre de 2005, los negociadores estadounidenses ofrecieron reducir en 53 por ciento el apoyo general de Estados Unidos a la agricultura, que distorsiona el comercio, y poner un límite a los subsidios, a cambio de recortes a los aranceles agrícolas.
Desde que se iniciaron las negociaciones en 2001, la administración Bush ha urgido un mayor acceso para las exportaciones agrícolas estadounidenses a los mercados extranjeros, a cambio de una reducción en los apoyos internos y la eliminación de los subsidios a las exportaciones.
“Pero, incluso, si no se llega a un acuerdo en la OMC en el que figuren tales cambios, Estados Unidos tiene que reformar su política agrícola, porque las condiciones económicas en el ámbito mundial han cambiado desde que en territorio estadounidense se promulgó en 2002 la ley agrícola que estableció esa política”, afirmó Johanns.
Dicha ley vence en 2007 y tanto el Congreso como la administración han celebrado audiencias en todo el país, para intentar redactar una nueva ley. Johanns dijo que es posible que la administración presente su propio proyecto de ley agrícola, aunque no antes de enero de 2007.