Economía

Agro muy afectado por apagones

* Comercios del área rural están por quebrar * La culpa es del gobierno, dice vicepresidente de Upanic

Ervin Sánchez

En un total desastre para la producción nacional se han convertido los intensos apagones que duran entre ocho y 12 horas en toda el área rural del país y que tienen al borde de la quiebra a productores de distintos rubros, los que sostienen que saldrán a protestar en distintas zonas del territorio nacional, para exigir que se solucione el problema.
La crisis está golpeando intensamente a los sectores lácteos y arroceros que en sus procesos productivos tienen que usar energía eléctrica, tanto para riego como para elaboración y refrigeración de sus productos, lo que fue revelado a EL NUEVO DIARIO, tanto por un recorrido por las zonas campesinas, como por informes de las organizaciones gremiales del campo.
Al respecto, Manuel Álvarez, Vicepresidente de la Unión Nacional de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), manifestó a EL NUEVO DIARIO ser un perfecto conocedor del problema que aflige a parte importante de sus agremiados, a los que considera uno de los más afectados.
El área rural es la más afectada de todo el país por los apagones de energía, sostiene el dirigente agropecuario, quien señala que las plantas procesadoras de lácteos están teniendo intensas pérdidas, tanto en productos que se dañan por la falta de refrigeración, como por ventas que no se pueden hacer.
Álvarez expresó que las plantas procesadoras de lácteos que tienen acceso a plantas eléctricas están gastando hasta mil 500 córdobas diarios en compra de combustible para poder refrigerar los productos, lo que se traduce en pérdidas para estas empresas, que en parte importante son cooperativas de Matagalpa, Chontales, Boaco y Nueva Guinea.
Lo mismo está ocurriendo con empresas que tienen que tener sistemas de refrigeración para otros productos perecederos que están siendo afectados por apagones a distintas horas del día, tanto en la mañana, como en la tarde y la madrugada.
Gobierno es el mayor culpable
Para Álvarez el gobierno es el mayor culpable del problema, porque no se preparó para evitar males mayores desde que comenzó la carrera alcista de los hidrocarburos, es más, dice el dirigente agropecuario que el presidente de la República, ministros y altos funcionarios, en vez de intentar resolver el problema se dedicaron a politiquear y nada hicieron, por lo que las consecuencias las estamos pagando todos los nicaragüenses.
Por otra parte, los alcaldes del Cuadrilátero Lechero, ubicado entre los municipios de El Almendro, El Coral y Nueva Guinea, también se pronunciaron demandando que sea terminado el calvario que les está tocando vivir a los productores de la zona sureste de Nicaragua, calificando la situación como un gran desastre económico y social.
Al respecto, el alcalde de Nueva Guinea, Julio Quintanilla Jarquín, dijo que la población en el municipio está dispuesta a no pagar las crecientes facturas que les envía Unión Fenosa por un servicio que no están recibiendo, asimismo aseguró que en ese sentido él se pondrá a la cabeza de las protestas que se generen.
“Yo los voy a apoyar, porque la gente está perdiendo sus productos perecederos, el comercio está perdiendo, los restaurantes también, así como las plantas pierden leche o se les baja la calidad y en tal sentido los acopiadores, como la Parmalat, les han regresado el producto, por lo tanto, Unión Fenosa, dijo el edil, “es un buitre que trajeron al país y que ya no debería estar aquí”.
A su vez, el alcalde de El Almendro, Ufredo Tomás Argüello Arana, afirmó que en su municipio los comerciantes están perdiendo las carnes, tanto de res como de pollo, además de los lácteos. Por otra parte, éste añadió que gran cantidad de electrodomésticos han sido fundidos por la inestabilidad del servicio eléctrico.
Argüello agregó que los continuos y prolongados apagones están afectando a unos seis mil productores, los que han perdido las vacunas para el ganado, ya que se están dañando por falta de refrigeración, en tanto que las cooperativas de las cuales son miembros están perdiendo mucho dinero, por los daños en los productos.