Economía

Apagones afectan a la industria turística

* Hoteles enfrentan dificultades * Mala imagen del país es el peor perjuicio

Gustavo Alvarez

Varias cámaras empresariales del sector turismo expresaron su preocupación no sólo por el impacto económico que está enfrentando esta industria con los racionamientos de energía eléctrica, sino por la imagen que el país está proyectando a nivel internacional.
La Cámara Nacional de Turismo (Canatur) y la Cámara Nicaragüense de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa Turística (Canimet), emitieron ayer un comunicado, a través del cual llaman a todas las partes involucradas en las negociaciones para solucionar la crisis energética a hacer a un lado los intereses particulares y trabajar por el país.
Lucy Valenti, Presidenta de Canatur, dijo que el racionamiento de energía está ocasionando molestias a los turistas que ya están en el país, pero es muy preocupante la imagen negativa que este visitante proyectará en el extranjero y que evitará que otras personas vengan en el futuro.
La empresaria aseguró que los hoteles están enfrentando problemas, porque muchos turistas se sienten incómodos al no contar con ciertas facilidades, como agua caliente, aire acondicionado, entre otras cosas que restan competitividad al país.
Valenti dijo que los hoteles más pequeños son los más afectados, porque la mayoría de ellos no cuentan con plantas de generación eléctrica y probablemente los turistas se vayan a otro lugar.
Dijo que algunos turistas posiblemente demanden algún tipo de compensación por las incomodidades que enfrentan por la falta de energía eléctrica, dando así una mala imagen del país, la cual necesitará mucho tiempo para poderse revertir.
Valenti afirmó que la industria turística, conformada por hoteles, tour operadoras, agencia de viajes y líneas aéreas, entre otras empresas, basa sus operaciones en el uso de las computadoras, pero sin energía eléctrica tienen que dejar de trabajar y se dejan de concretar muchos negocios.
La representante de los empresarios turísticos hizo un llamado a los involucrados en el problema a sentarse, para encontrar una solución inmediata y definir de una vez por todas las estrategias de desarrollo, porque no es posible que estemos dependiendo en un 80% del petróleo para generar energía, algo que se debió evitar hace muchos años.
Valenti dijo que las pérdidas son considerables en el sector, pero que es difícil cuantificarlas.
El comunicado, firmado por Canatur y Canimet, señala que “no se vislumbra una solución definitiva al problema energético de Nicaragua, ante la total incapacidad de las autoridades del país de definir y aprobar una estrategia a largo plazo…”.
“Por lo tanto, hacemos un llamado urgente al Ejecutivo, INE, Unión Fenosa, las generadoras y Asamblea Nacional a actuar con buena voluntad y resolver de inmediato la crisis actual y al mismo tiempo trabajar urgentemente en la definición de una estrategia de desarrollo energético nacional”, añade el comunicado.
Por su parte, la presidenta del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), María Nelly Rivas, confirmó las afectaciones al sector turismo tanto en las empresas grandes como en las pequeñas, pero aseguró que no pueden aún cuantificar los montos del perjuicio.