Economía

Empresas en crisis por falta de energía

* Estiman pérdidas de entre el 5 y el 25 por ciento * Situación es más preocupante en los departamentos * Piden despolitizar problema energético

Gustavo Alvarez

El sector empresarial clamó ayer por que se encuentre una salida urgente a la crisis de energía eléctrica, la que está ocasionando cuantiosas pérdidas a las empresas y a la economía del país, amenazando con agudizarse por intereses políticos de los responsables de solucionar el problema.
Mientras la falta de fluido eléctrico llegó hasta las 12 horas continuas en algunas zonas de Managua y hasta 15 horas en los departamentos del país, la única propuesta existente para amortiguar la crisis consistente en las letras del tesoro para inyectarle capital a Unión Fenosa parecía “naufragar” en el Parlamento, al cancelarse la sesión de ayer por falta de quórum.
El diputado sandinista Edwin Castro leyó ayer un pronunciamiento de la bancada Sandinista en el Parlamento, en el que dejó claro que no aprobarán el otorgamiento de los 9 millones de dólares en letras del Tesoro para Unión Fenosa.
Sin embargo, las mismas autoridades de gobierno reconocen que el financiamiento con las letras de cambio no garantiza que se termine con los continuos apagones.
El ministro de Hacienda, Mario Flores, dijo que es hasta ahora la única salida inmediata al problema y que no es subsidio a la empresa, sino a los consumidores, aunque consideró que quizá no solucione el racionamiento.
Las letras servirán como garantía a Unión Fenosa para que adquiera financiamiento en la banca y se pagarán con el subsidio que el gobierno otorga a los consumidores de menores recursos.
A última hora de ayer, Frank Kelly, Presidente Ejecutivo de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL), informó que el déficit de 104 megavatios de energía reportado el miércoles se reduciría este jueves, ya que a partir de hoy generarían 64 megavatios más en Apanás, porque el lago subió de nivel con las lluvias, lo que repercutirá en racionamientos de menos horas.
“Estamos en situación crítica”, expresó ayer José Adán Aguerri, Presidente de la Cámara de Comercio de Nicaragua (Caconic), al estimar pérdidas de entre el 5 y el 25 por ciento en las ventas.
Los empresarios pidieron a los diputados, al ente regulador y a todos los involucrados que no se politice el problema del déficit de energía, porque la situación podría salirse de control, con acciones violentas de parte de algunos sectores sociales afectados.
“Enfrentamos afectaciones en la logística, la conectividad, las computadoras se necesitan para poder manejar las cosas y prácticamente no podemos trabajar con normalidad”, apuntó Aguerri.
“Estamos atrasando las comunicaciones con el exterior nuevamente y esto tiene, incluso, una repercusión en la recaudación de impuestos, porque no se están pagando los tributos que corresponden a este tipo de operaciones”, añadió el presidente de Caconic.
Departamentos más afectados
Aguerri dijo que la afectación es aún peor en los departamentos, con cortes de energía que se prolongan hasta por 15 horas consecutivas.
Pero lo peor es que el problema se está combinando con el horario de los trabajadores del gobierno, de siete de la mañana a dos de la tarde, pues cuando la energía falla en esas horas, prácticamente, las instituciones no atienden y las empresas no pueden realizar gestiones.
Evitar acciones contra empresas
Por su parte, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), Erwin Krüger, hizo un llamado a no actuar contra las empresas del sector energético, porque, según él, ahuyentarían a los inversionistas. “Ninguna inversión se hace a base de amenazas. No es esa la manera en que trabajan los inversionistas privados. Si empiezan a amenazar a los empresarios privados, los empresarios paran sus inversiones”, advirtió.
Dijo que los políticos más bien deben estimular la inversión creando condiciones adecuadas y aseguró que un proyecto para traer una barcaza que generaría 50 megavatios de electricidad dio marcha atrás, por el temor de los dueños del negocio a las amenazas de ciertos sectores.
Los empresarios aseguraron que las afectaciones al sector empresarial se están dando a todos los niveles, hasta en los hogares.