Economía

Precio del crudo alcanza los 75.81 dólares por barril

* Las petroleras están usando la temporada de huracanes como pretexto para subir el precio de los carburantes

El temor a los daños que podrían sufrir las instalaciones petroleras en el golfo de México por el avance de la tormenta tropical “Chris”, así como por una reducción mayor a la esperada de las reservas comerciales de carburantes en Estados Unidos, dispararon nuevamente los precios de los carburantes, logrando que el barril de petróleo ligero crudo aumentara unos 90 centavos, hasta cerrar en 75.81 dólares.
Datos de las agencias internacionales que cita al New York Mercantile Exchange (Nymex) señalan que debido a una mayor demanda de energía eléctrica domiciliar y en oficinas para usar equipos climatizadores a fin de enfrentar la temporada de intenso calor que se abate sobre Estados Unidos y Europa.
La mayor demanda de electricidad hizo que disminuyeran las reservas de gas natural, combustible usado para generar energía, lo que se unió a la primera amenaza de posible huracán sobre el golfo de México, complicaciones que también elevaron hasta 76.89 el barril de petróleo Brent del Mar del Norte para entrega en septiembre.
Jason Schenker, de Wachovia Securities, expresó que los mercados están inquietos por una mayor caída que lo previsto de las reservas de crudo, lo que mantuvo los precios al inicio de la sesión, al tiempo que el Departamento de Energía de Estados Unidos dijo que las existencias de crudo cayeron 1.8 millón de barriles, hasta quedar en 333.7 millones de barriles a finales de julio. Los expertos esperaban que los stocks cayeran solamente en 875,000 barriles.
Según el Centro Nacional de Huracanes (CNH), ubicado en Miami, Estados Unidos, la tormenta tropical “Chris”, que nació en las Pequeñas Antillas, podría convertirse en el primer huracán de la temporada ciclónica 2006 en el Atlántico a medida que se fortalece al noreste del Caribe.
El CNH señaló ayer que “Chris” acrecentó su intensidad en el Caribe y el vórtice de la tormenta tropical se encontraba cerca de la latitud 19.0 norte y longitud 63.0 oeste, a unos 105 kilómetros al norte de San Martín, en las Antillas, y se desplaza hacia el oeste-noroeste a unos 17 kilómetros por hora y se espera que en las próximas 24 horas deje caer intensas lluvias al norte de la Islas Vírgenes y Puerto Rico.
Según los pronósticos por computadora del CNH, “Chris” podría acabar afectando una amplia zona, “desde Daytona, en la costa nordeste de Florida, hasta la península de Yucatán, en el golfo de México”, pero si “Chris” cambia su curso y no se dirige al golfo, se podría esperar una fuerte bajada del crudo.