Economía

Baja desempleo en América Latina, pero salarios siguen igual


La tasa de desempleo en Latinoamérica y el Caribe caerá en 2006 un 8.8 por ciento, tras haber marcado en 2005 un 9.1 por ciento, que fue el nivel más bajo desde mediados de los años 90, sin embargo esa leve reactivación del mercado laboral no se tradujo en una mejora de los salarios reales de los trabajadores latinoamericanos, destaca la Comisión Económica para América Latina (Cepal)
De acuerdo con los estudios económicos de la Cepal, la tasa de desempleo cayó de un 10.2% a un 9.1% en 2005, pero en la región hay todavía 18 millones de personas sin trabajo. Según el organismo el empleo creció en un 3% el año pasado en América Latina y el Caribe, lo que revela el impacto favorable del crecimiento económico sobre los mercados de trabajo.
En los primeros meses de 2006 se mantiene esta tendencia, aunque se espera una reducción de su ritmo de desocupación a 8.8%.
La tasa de ocupación subió en 0.5 puntos porcentuales en 2005, alcanzando al 53.6% de la población en edad de trabajar. Es el tercer año consecutivo en que este indicador mejora, aunque recién se está recuperando la tasa de ocupación regional alcanzada en 1997.
El estudio de la Cepal para el período 2005-2006 detecta también una mayor participación laboral de las mujeres, dado que los nuevos puestos de trabajo se crearon principalmente en la industria manufacturera (19%), en servicios financieros, bienes raíces y servicios a las empresas (19%) y en la construcción (9%). ^oEmpleo en el sector formal
Algo que es muy importante para la Cepal es que el aumento del empleo se observó en el sector formal de las economías, o sea, en el empleo asalariado, lo que “refleja la creciente confianza de las empresas en las perspectivas de crecimiento”.
De hecho, el volumen del empleo por cuenta propia se estancó, ya que muchas personas aprovecharon las nuevas oportunidades de empleo asalariado. En los últimos 25 años la gran mayoría de los puestos de trabajo había surgido en el sector informal (se considera empleo formal los puestos de trabajo cubiertos por un sistema integral de seguridad social).
Sin embargo, la reactivación del mercado laboral no se tradujo en una mejora de los salarios reales en 2005, que apenas se elevaron en un 0.5%, aunque en 2006 comenzaron a registrarse aumentos más significativos y no se verifica contracción salarial en ningún país sobre los que se cuenta con información.
Según datos de la Cepal, en nueve países los salarios reales del sector formal aumentaron un 3.2%, con alzas considerables en Argentina, Uruguay y Venezuela, y moderadas (menos de 2%) en Chile, Costa Rica y México.
Para mejorar la situación laboral de amplios sectores de la fuerza de trabajo en la región, la Cepal afirma que se requiere un período prolongado de crecimiento económico elevado, con su efecto correspondiente en la demanda laboral, así como políticas laborales y de mercado de trabajo complementarias.