Economía

Inversión Extranjera directa recupera lentamente


Ervin Sánchez

La inversión extranjera (IED) directa ingresada a América Central en 2005 se encuentra aún lejos de la registrada a fines de la década de los 90, pese a que al subcontinente entraron recursos por 68 mil millones de dólares, muy superiores casi en un once por ciento a los registrados para el área en 2004, destaca la Comisión Económica para América Latina (Cepal).
La década de los 90 fue el período de auge en América Latina de la inversión extranjera directa, pero en la actualidad la región sigue perdiendo participación en los flujos mundiales, lo que indicaría que todavía no ha alcanzado su verdadero potencial para atraer tales inversiones.
De acuerdo con la Cepal, la reducción en los flujos de inversión extranjera directa hacia América Latina tiene por lo menos dos dimensiones, por una parte, frente a la fuerte competencia para atraer nuevos ingresos, la región demuestra debilidades en lo referente a las políticas y la institucionalidad relacionadas con este tema.
Según un estudio de la Cepal entre l5 organismos de promoción de inversiones, la posibilidad de aprovechar la IED y la presencia de las empresas transnacionales depende, en gran medida, de la capacidad de absorción de las empresas nacionales.
Para elaborar la segunda parte del informe sobre la situación competitiva y el proceso de internacionalización de un importante grupo de empresas transnacionales emergentes de América Latina, "translatinas", la Cepal realizó entrevistas a ejecutivos de las principales translatinas de Argentina, Brasil, Chile y México.
Montos para Nicaragua aún son bajos
Localmente, Nicaragua reportó menos flujos de inversión extranjera directa hacia su territorio durante 2005. En ese año, el país recibió, de acuerdo con estadísticas del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific), un total de 238 millones dólares por ese concepto, una cifra inferior con respecto de 2004, cuando oficialmente se reportaron 250 millones de dólares.
Para 2006 se considera que la cifra de inversión extranjera directa para Nicaragua superará un poco la que el país recibió en 2004 y se sitúan entre 250 y 280 millones de dólares, para una nación que se supone es la segunda que más atrae fondos de inversión en el área centroamericana. Hasta ahora Costa Rica sigue encabezando la lista de naciones que más inversión extranjera directa atrae.
El monto de 238 millones de dólares en 2005 queda un poco bajo con respecto a la estimación del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), que contabilizó 241 millones de dólares en inversión extranjera durante 2005.
Las zonas francas, las telecomunicaciones, la energía y el turismo figuran entre los más dinámicos. En el primer lugar, se sitúan las telecomunicaciones, con 109 millones de dólares, seguido de las zonas francas, con más de 77 millones de dólares, y la energía eléctrica, con 23 millones de dólares.
El turismo continuó con un considerable dinamismo en 2005, cuando sumó más de 14 millones de dólares en inversiones, principalmente de hoteles. Datos oficiales colocan a las empresas de importación y exportación como las que más se registraron el año pasado, seguida de la construcción y actividades inmobiliarias, informática y el turismo.