Economía

Golpe petrolero reducirá crecimiento económico

* Nicaragua tendrá que pagar unos 100 millones de dólares más * Economista considera que inflación será mayor al 10%

Gustavo Alvarez

El precio internacional del petróleo bajó un poco ayer, pero aún se mantiene alto y el efecto en la economía nacional para este año será totalmente negativo, ya que la capacidad de compra de la ciudadanía se reducirá considerablemente por efecto de la inflación, y el crecimiento económico del país será menor de lo proyectado, según análisis de economistas independientes.
El precio del crudo en el mercado internacional cerró ayer en 73.54 dólares el barril, 1.76 dólares menos que el lunes, pero esa leve reducción no frenará la tendencia alcista del combustible en el país y, por consiguiente, del resto de productos.
Sergio Santamaría, Director Ejecutivo del Centro de Investigación y Asesoría Socioeconómica (Cinase), dijo que la factura petrolera podría incrementarse en 100 millones de dólares.
El economista explicó que la factura petrolera podría pasar de los 700 millones de dólares este año, en vez de los 600 millones que se tenía estimado, ya que el gobierno había previsto costos menores en el crudo.
El gobierno había estimado precios promedios de 60 dólares, pero según Santamaría en lo que va del año el promedio es casi de 70 dólares. Además del aumento en la factura petrolera, habrá un incremento de la inflación, ya que los combustibles continuarán subiendo y, por consiguiente, el resto de productos.
Santamaría consideró que la inflación será mayor al 10% al cerrar 2006, superando lo proyectado por el gobierno. El Banco Central de Nicaragua (BCN) había estimado una tasa de inflación al cerrar el año de 7.3%, pero tras varias subidas del precio del crudo, hizo una nueva proyección de 8.5%.
Sin embargo, Santamaría consideró que esa tasa será más alta, dados los nuevos aumentos del precio internacional del petróleo.
PIB también bajará
Ante el efecto inflacionario, que tocará fuertemente los bolsillos de los nicaragüenses, el crecimiento económico del país tampoco rondará la tasa estimada por el gobierno. Santamaría dijo que debido al impacto de los combustibles y la energía, el crecimiento económico de Nicaragua en 2006 ya no será del 3.5%, como se esperaba, sino del 2.5%.
El economista aseguró que las recientes declaraciones del presidente Enrique Bolaños y de los empresarios privados, sobre la imposibilidad de solucionar el problema de los combustibles y la energía en el corto plazo, es una falta total de iniciativa.
“Me parece que hay que reconsiderar todo el problema energético del país y destrabar la oferta petrolera de Venezuela, independientemente de quiénes sean los actores, haciendo prevalecer el interés del país, en vez de un problema electoral”, apuntó. Santamaría dijo que se hace necesario aprovechar la oferta petrolera venezolana y eso no significa que incidirá en las votaciones, porque eso es menospreciar la capacidad de la ciudadanía.
Recordó que para las elecciones de 1990, Daniel Ortega brindó facilidades a los productores, pero éstos votaron en contra del Frente Sandinista. El director ejecutivo del Cinase afirmó que se pueden utilizar los recursos del petróleo venezolano para favorecer la economía y el salario de los trabajadores.
Limosneros y con garrote
Criticó la posición del gobierno, de querer que le condonen una deuda y, además de eso, que le vendan petróleo en condiciones favorables. “Limosneros y con garrote”, dijo el economista ante las exigencias del gobierno nicaragüense respecto de Venezuela.
Los precios del petróleo en el mercado internacional se habían disparado por encima de los 76 dólares por barril, después del inicio de la violencia en el Medio Oriente, pero en los dos últimos días ha comenzado a bajar.
Analistas internacionales señalaron que el precio ha comenzado a bajar debido a que el mercado se enteró de que la guerra en el Medio Oriente no deberá tener mayor impacto en el precio del petróleo, además de un anuncio de que Irak normalizará su producción a niveles de antes de la guerra, según informaron las agencias internacionales de noticias.