Economía

Petróleo se da un respiro


El precio del barril de petróleo interrumpió ayer su tendencia alcista y retrocedió ligeramente en los mercados internacionales, ayudado por las previsiones positivas de la OPEP, a pesar del mantenimiento de la crisis abierta entre Israel y El Líbano.
El barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, estableció un nuevo récord histórico en 78.10 dólares al comienzo de la jornada, aunque posteriormente cambió de tendencia y retrocedió en torno a 1.20 dólares respecto de la anterior sesión, en tanto que el crudo Texas se abarató 0.90 centavos dólar.
El mercado mantuvo su preocupación por la escalada de violencia entre Israel y El Líbano, países que ayer volvieron a protagonizar bombardeos y ataques con misiles. No obstante, acogió con alivio la previsión de enfriamiento de la demanda mundial de crudo hecha por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).
La OPEP pronosticó que el crecimiento de la demanda de petróleo será menor en 2007, lo que debería implicar una moderación de los precios de esta materia prima. En su Informe Mensual sobre el Mercado de Petróleo, la OPEP mantiene sin cambios las previsiones de crecimiento de la demanda para este año, que cifra en 1.4 millones de barriles diarios (mbd), 1.66 % más que en 2005.
Para 2007, esta organización, que está integrada por los once países productores de cerca de dos tercios de las exportaciones mundiales de crudo, espera que el aumento de la demanda sea de sólo el 1.53%. Además, espera que la producción de los países ajenos a la OPEP registre el año que viene un incremento “de los más altos de las últimas décadas”.
Los once países que integran la OPEP --Arabia Saudí, Argelia, Emiratos Árabes Unidos, Indonesia, Irak, Irán, Kuwait, Libia, Nigeria, Qatar y Venezuela-- también esperan lograr una ampliación de su capacidad total de extracción hasta los 34.3 mbd hacia fines de 2007, cerca de 1 mbd más que la de 2006. La OPEP confió en que el freno en el crecimiento del consumo, unido al aumento de la oferta y de la capacidad de extracción, “debería contribuir a moderar los precios en 2007”.
El mercado recibió con alivio las predicciones de la OPEP, aunque sin dejar de mirar los violentos acontecimientos de Oriente Próximo. De hecho, la propia OPEP subrayó en su informe que las tensiones geopolíticas representan “uno de los principales factores” que ha elevado el precio del petróleo a máximos históricos.