Economía

Crece confianza en la economía nicaragüense


Ervin Sánchez

Las señales de estabilidad macroeconómica que presenta el país están separando, cada vez más la actividad económica de las expectativas políticas del proceso electoral presidencial que se encuentra en marcha, lo que es positivo, advirtió el doctor en economía Mario Arana.
Arana explicó que, pese a la crisis en que el país se ha visto sumido, con el salvaje aumento en el precio de los combustibles, con la estructura de generación energética, dependiente casi en un 80 por ciento del bunker, la actividad económica desplegada por mucha gente está revelando que gane quien gane las elecciones presidenciales, ya hay más confianza en la economía nacional.
El planteamiento lo hizo el funcionario al comentar sobre la condonación de la deuda de Nicaragua con el Banco Mundial, en el marco de la iniciativa de alivio de la deuda multilateral (MDRI) y que alcanza un cien por ciento de lo adeudado por el país con esa entidad bancaria internacional.
La condonación es realmente de 975 millones de dólares, de los cuales 694 millones corresponden al alivio de los débitos realizado bajo la iniciativa MDRI , además de 281 millones de dólares que originalmente estaba prevista a aplicar a lo largo de 18 años, bajo la iniciativa de los países pobres altamente endeudados (HIPC).
De acuerdo con cifras del Banco Mundial, la deuda condonada a Nicaragua alcanza los mil 148 millones de dólares, sin embargo, para los economistas del Banco Central, la cifra revelada por el organismo multilateral incluye intereses de futuro.
Buscarán condonación del BID
Arana aseveró que la condonación a Nicaragua por parte del Banco Mundial, junto con el alivio recibido en el marco de la iniciativa HIPC, más una gestión de prudente endeudamiento llevará a encauzar la deuda pública hacia lograr la sostenibilidad de débitos externos, que se estima en unos dos mil 300 millones de dólares.
El nivel de deuda de Nicaragua, antes de la decisión tomada por el Banco Mundial, era de cinco mil 345 millones de dólares y se espera que al terminar las negociaciones con este organismo multilateral las autoridades monetarias del país se enfrasquen en otro proceso, para tratar de reducir los débitos de esta nación con el Banco Interamericano de Desarrollo.
Nicaragua le debe al BID aproximadamente mil 480 millones de dólares y de acuerdo a la última cesión de gobernadores de la entidad multilateral, hay consenso en la necesidad de esta nación de lograr una reducción significativa de sus adeudos.
Posteriormente, afirmó el presidente del Banco Central, Nicaragua buscará llegar a un acuerdo con los acreedores que se encuentran fuera del Club de Paris, entre ellos varios de América Central y de las naciones de Europa del Este, al tiempo que buscará un mecanismo para recomprar la deuda comercial del país, las cual es de unos mil 600 millones de dólares.