Economía

Petróleo: 75 dólares por barril

La inestabilidad generada por el lanzamiento de misiles de prueba por parte de Corea, elevó hoy el precio de crudo a un nuevo récord histórico.

El precio del crudo de Texas –de referencia para Nicaragua- marcó hoy un nuevo récord al cerrar con un máximo histórico de 75,19 dólares el barril, al aumentar la tensión por la crisis de Corea del Norte e Irán y a la espera de los datos de reservas en EEUU que se anunciarán mañana.
Al cierre de la sesión regular en la Bolsa Mercantil de Nueva York (NYMEX), los contratos para agosto de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) –que se utiliza de referencia para fijar los precios de los combustibles en Nicaragua- añadían 1,26 dólares al valor del viernes y establecían un nuevo récord desde que comenzaron a negociarse, en 1983, este tipo de contratos.
El petróleo WTI se elevó durante el último tramo de sesión hasta un máximo de 75,40 dólares el barril, cinco centavos por encima del valor récord que había tocado durante la sesión del 21 de abril. En aquella ocasión este tipo de crudo concluyó la sesión a 75,17 dólares.
El mercado neoyorquino reanudó hoy la actividad después de un largo paréntesis festivo que comenzó el viernes y a medida que se acercaba el final de la actividad arreciaron las compras de contratos de crudo.
Los operadores permanecen atentos a la evolución de la crisis que ha abierto el lanzamiento por parte de Corea del Norte de siete misiles, uno de ellos intercontinental, y que ha suscitado una convocatoria urgente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.
La crisis norcoreana se une la irresoluta disputa en torno a las actividades nucleares de Irán y la incertidumbre en torno a las conversaciones pendientes entre el alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea, Javier Solana, y el negociador iraní, Ali Lariyani, que hoy se aplazaron hasta mañana.
Los operadores están también a la espera del informe sobre existencias de crudo y gasolina que difundirá mañana el Departamento de Energía de EEUU, y que podría reflejar nuevos descensos en el volumen de reservas en este país, como ya ocurrió en la última semana evaluada hasta ahora, la que concluyó el 23 de junio.
La merma en reservas de gasolina y síntomas de que la demanda en EEUU se mantiene alta, han presionado al alza a los precios del crudo y de ese combustible en las dos últimas semanas, por ocurrir durante la época de mayor consumo en todo el año.