Economía

Autoridades con mano dura al robo de café

* Camiones cargados con el grano son asaltados camino al puerto

Gustavo Alvarez

El Ejército y la Policía Nacional se comprometieron con los productores y comercializadores de café, a poner mano dura en contra de la bandas de delincuentes que se están dedicando al robo del grano en las fincas y a asaltar a los furgones que transportan el producto hacia los puertos de exportación.
Walter Navas, Director Ejecutivo de la Comisión Nacional del Café (Conacafé), dijo, luego de una reunión que sostuvo con la Policía y el Ejército, que ambas instituciones preparan un plan de combate a la delincuencia para el ciclo productivo 2006-2007.
Agregó que los robos, que ya son cuantiosos, se producen a camiones que transportan el grano de las fincas a los beneficios y de los beneficios a la frontera con Honduras, ya que el producto es exportado por Puerto Cortés, en el vecino país del norte. Las comercializadoras de café también han sufrido los asaltos de los delincuentes, quienes se han llevado fuertes sumas de dinero durante los atracos.
En la reunión de ayer también acordaron acelerar el Registro Único del Café, el que obligará a que todo el que se dedique a producir y comercializar el grano esté identificado, pues el producto que las autoridades detengan en las carreteras quedará decomisado, si no porta la respectiva documentación.
Navas agregó que en el encuentro también estuvo presente la Fiscalía de la República, organismo que llevará a cabo una investigación de los jueces que han visto los casos de las bandas de asaltantes capturadas, la mayoría de las cuales han quedado en libertad.
El sector acordó destinar recursos para la contratación de abogados y otros gastos que permitan reforzar las acciones contra los delincuentes.
El asalto a los furgones
Federico Rodríguez Vílchez, Presidente de la Asociación de Beneficiadores de Café de Nicaragua, explicó que los asaltantes interceptan los furgones y, sin cortar los sellos de los contenedores, sacan los tornillos de las visagras, abren las puertas, extraen los sacos de café y el producto retorna a “algunas casas comercializadoras que se están prestando a la operación de estas bandas”. Agregó que están enfrentando problemas con los compradores internacionales, porque el pedido nunca llega completo.
Rodríguez dijo que muchas veces, para llevar a cabo estos asaltos, los conductores de los camiones participan como cómplices, facilitando la apertura de las puertas de los furgones, las que, incluso, ya están diseñadas para hacerlo, sin dejar sospechas.
Esto, según Rodríguez, está provocando que el mercado del café del país pierda credibilidad, porque no están cumpliendo con los requerimientos de los compradores.
El representante de los beneficiadores dijo que no sólo el sector cafetalero está enfrentando este tipo de asaltos, sino también las zonas francas, sobre todo las dos de Sébaco, las que sufren pérdida de la mercadería que es transportada en los furgones.
Sospechan lavado de dinero
El director ejecutivo de Conacafé, Walter Navas, dijo que algunos productores han sido amenazados de muerte y que existe lavado de dinero en el negocio del café, en el que han estado entrando nuevos actores, ofreciendo precios superiores a los que normalmente pagan las casas exportadoras del grano.
José Ángel Buitrago, directivo de la Asociación de Exportadores de Café (Excan), dijo que los precios que algunas personas están pagando por el grano es sospechoso, ya que están ofreciendo hasta un 20% más por quintal, lo que hace presumir que existe lavado de dinero en estas operaciones.
El exportador aseguró que existe un desorden tremendo en el sector cafetalero, que ha permitido la entrada de agentes externos a la actividad cafetalera, quienes a veces pagan precios muy por encima del mercado internacional.
“Siento que en los últimos años ha habido mucho lavado de dinero a través del café, rubro que mueve millones de dólares”, subrayó. El exportador de café dijo que esta situación afecta al mercado interno y al país en general, por lo cual es necesario ordenar el mercado.
Buitrago dijo que están impulsando el registro único de los cafetaleros, para evitar que siga proliferando el robo y se facilite el lavado de dinero.
Todos los beneficiadores ya quedaron incluidos en el registro y ahora se está trabajando en el registro de los productores del grano. “Vamos más allá, porque no sólo los productores tienen que estar registrados, sino todos los actores de la cadena”, apuntó.