Economía

Sombras sobre panorama económico de 2006

* Remesas laborales continuarán siendo un gran soporte económico * Balances en cuenta corriente y comercial seguirán negativos

Ervin Sánchez

La economía de Nicaragua repuntará en 2007 por el ambiente económico internacional favorable, el que se relaciona con las expectativas positivas en torno al tratado de libre comercio con Estados Unidos, a los alivios de la deuda externa y a la aprobación de 175 millones de dólares originados en la Cuenta del Milenio, de acuerdo al Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).
Las buenas noticias, sin embargo, no son completas, por cuanto, los indicadores destacados por el BCIE señalan que, este año, Nicaragua presenta el menor aumento del Producto Interno Bruto en Centroamérica, alrededor de un 3.1%, el que será, incluso, menor que el de 2005, cuando el crecimiento económico del país fue del orden de un 4%, de acuerdo a cifras del Banco Central.
De hecho, la economía que en cifras porcentuales crecerá a un ritmo más cercano al de de Nicaragua es la de Costa Rica, la que superará a ésta en aproximadamente cinco puntos porcentuales, es decir, tendrá crecimiento de su Producto Interno Bruto por el orden del 3.6%, pero sobre una base más desarrollada.
Según el análisis del BCIE, parte de la mejoría de las cifras de Nicaragua estará apoyada en el crecimiento de las remesas laborales, las que continuarán siendo la segunda fuente de financiamiento para los países en vías de desarrollo, pero también serán importantes los alivios de la deuda externa y la emisión de bonos, lo que llevaría a una mejor posición en las reservas internacionales netas.
Actualmente, Nicaragua tiene una cobertura para 3.6 meses y se espera que el total de reservas internacionales netas alcanzarán alrededor de 850 millones de dólares y se espera que para 2007 suban a 950 millones de dólares, sin embargo, el problema está en que se mantiene un balance negativo en la cuenta comercial de aproximadamente -35,8%, en tanto que el balance de cuenta corriente sería de menos del 16%.
Importaciones seguirán pesando
El BCIE considera que para el 2007 el balance comercial negativo continuará abriéndose más, al subir hasta un -37 por ciento, en tanto que el de cuenta corriente se reduciría mínimamente a un -16 por ciento. De acuerdo a los cálculos del BCIE, la brecha comercial de Nicaragua continuará agrandándose, lo que podría prever que continúe la tendencia de mayor crecimiento relativo de las importaciones que el de las exportaciones nacionales.
El balance fiscal, antes de donaciones, continuará siendo negativo, calculándose en un -4.9%, e incluso, después de donaciones, continuaría siendo negativo, en un -1.0%.
Uno de los indicadores que se considera mantendrá un crecimiento positivo, será el de la tasa de inflación, que de acuerdo a cifras oficiales se reducirá de un 9.7% en 2005 a un 7.6% a lo largo de 2006, y, según el BCIE, continuará bajando en 2007, hasta colocarse en un 6.5%.
La institución multilateral centroamericana señala que se mantendrá mayor dinamismo en la economía por parte de la agricultura, la industria, el comercio, la construcción y los servicios financieros.