Economía

Nicaragua reanudará negociaciones para un TLC con Canadá

* Acuerdo será negociado por bloque centroamericano * Buscan asegurar importante mercado

Gustavo Alvarez

Después de haber logrado firmar el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Taiwan, Nicaragua reanudará las negociaciones con Canadá el 10 de julio, las que quedaron suspendidas desde 2002, por la intención de los canadienses de querer restringir la entrada de textiles de zona franca y otros productos considerados sensibles.
Las negociaciones con Canadá las reanudará Nicaragua en bloque con los países del grupo Centroamérica-4 (CA-4), el que también lo conforman Guatemala, El Salvador y Honduras.
Ante el pegón que hubo en las negociaciones del TLC con Canadá, los países del CA-4 decidieron dejarlo a un lado mientras llevaban a cabo las pláticas con Estados Unidos para el Cafta.
Sonia Somarriba, Directora de Comercio Exterior del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio (Mific), dijo que la reunión se llevará a cabo en Guatemala el 10 y el 11 de julio, con la esperanza de lograr un tratamiento igual o mejor que el Cafta.
La funcionaria agregó que con Canadá hay oportunidad para todos los productos tropicales, entre ellos las frutas, el azúcar, los rubros agropecuarios en general y los industriales, los que están surgiendo con potencial exportable en el país.
Incrementar mercado
Lo trascendental del TLC con Canadá, según Somarriba, es que Nicaragua estaría asegurando un mercado importante, construyendo un acceso regional desde el Norte de América hasta Panamá, ya que el país cuenta con el Cafta, el TLC con México y Centroamérica.
La funcionaria aseguró que, una vez reanudadas las negociaciones, intercambiarán ofertas y las analizarán, para ver si obtienen el acceso para los diferentes productos.
La directora de Comercio Exterior del Mific dijo que las negociaciones con Canadá están bastante avanzadas y que si todo marcha bien, el TLC se puede suscribir este año.
A destrabar la maquila
Al ser consultada sobre la intención de Canadá de no querer brindar libre entrada a los productos textiles de las zonas francas, Somarriba se limitó a decir que están buscando acceso para este rubro.
Antes de que las negociaciones se estancaran en 2005, los textileros de Centroamérica se negaban a que se firmara el TLC con Canadá, porque los canadienses no querían otorgar libre acceso sin aranceles ni restricción a los productos de zona franca. En ese entonces, los textileros señalaron que preferían quedar excluidos del TLC si Canadá insistía en restringir el acceso a dichos productos.
Los salvadoreños fueron los únicos que estuvieron dispuestos a aceptar de parte de Canadá una cuota de exportación libre de aranceles, en lugar del libre acceso.
Sin embargo, empresarios de otros países de la región se negaron, en ese entonces, a aceptar las cuotas, aduciendo que eso limita el libre comercio. Inicialmente, Canadá propuso a Centroamérica una cuota de importación de confecciones de 100 millones de metros cuadrados, los cuales serían repartidos entre los cuatro países.
El Salvador propuso aumentar esa cantidad, pero Canadá dijo que accedería si se aceptaba eliminar en tres años los subsidios de las zonas francas.
Con la reanudación de las negociaciones entre el CA-4 y Canadá, el tema de los textiles será uno de los más importantes a abordar, debido a las diferencias que existen entre ambas partes.
Balanza comercial
El intercambio comercial entre Nicaragua y Canadá favorece al país centroamericano, registrando mayores ventas que lo que compra.
De acuerdo a los datos del Banco Central de Nicaragua (BCN), el país exportó a Canadá, en 2005, un poco más de 32 millones de dólares y compró 21.6.