Economía

Banco Mundial espera planes con eficiencia y transparencia

Existe mucho interés entre los representantes de los organismos financieros internacionales por conocer el contenido de los programas de gobierno que presentarán a la ciudadanía los cinco candidatos presidenciales de Nicaragua, sin embargo, ninguno lo ha hecho público, pese a que falta apenas mes y medio para el inicio oficial de la campaña electoral, el próximo 19 de agosto. Las promesas que hagan los candidatos presidenciales deberán ser realistas, para que puedan ser viables, pues deberán tomar en consideración la capacidad de producción que tiene el país, los compromisos contraídos por la actual y anteriores administraciones, y la ayuda económica que la comunidad donante está dispuesta a suministrar a Nicaragua

Consuelo Sandoval

El Nuevo Diario entrevistó a la representante en Nicaragua del Banco Mundial, Amparo Ballivián, quien el próximo 12 de julio dejará el cargo para asumir nuevas responsabilidades en su país natal, Bolivia. La hasta ahora funcionaria del organismo económico garantiza que esa institución internacional está dispuesta a trabajar con el gobierno que resulte electo, independientemente de su ideología política.
¿Cuáles son las condiciones que debería tener Nicaragua para su desarrollo?
Creo que muchas de las condiciones ya se han dado, las básicas que tienen que ver para que este país se desarrolle económica y socialmente. En la parte política, la democracia, el sistema de respeto a los derechos humanos, libertad de expresión, de prensa, etcétera; las condiciones las tiene Nicaragua.
En la parte económica, la estabilidad macroeconómica es fundamental, sobre todo la lucha contra la pobreza, que es el pan de todos los días en el Banco; y Nicaragua ha hecho grandes progresos en ese sentido, en los últimos años, en materia de déficit fiscal, reducción de deuda, intereses, control de la inflación, todos los indicadores macroeconómicos han mejorado muchísimo.
¿Pero qué pasos tendría que dar Nicaragua para superar la pobreza?
Hay que hacer acciones básicamente en tres campos fundamentales: uno es el apoyo directo a la lucha contra la pobreza, Salud, Educación y de protección social. La segunda área importante es la generación de riquezas, la generación de más producción, creación de más empleo y más ingresos, ya que sin ello jamás se podrá salir de la pobreza. Lo tercero es una mejor distribución de la riqueza, pues es un elemento importante en el cual el Banco “ha trabajado muy intensamente, sobre todo en América Latina”.
¿Sin embargo, los organismos internacionales limitan la inversión social?
No, no limitan, lo que sucede es que no se pueden hacer gastos que pongan en riesgo la estabilidad macroeconómica, pero creo que en el caso de Nicaragua es que los recursos sean utilizados de una manera más eficiente, porque no es la cantidad, sino en qué se les utiliza, si los profesores no están enseñando correctamente.
Yo creo que hay una necesidad de invertir más en educación primaria y secundaria. Si se compara con los promedios latinoamericanos, lamentablemente hay una asignación del gasto público muy sesgado hacia la universidad y aquí realmente se usan recursos extraordinarios en el sistema universitario, pero no se prepara a la gente en los niveles más bajos, como para poder aprovechar esas partidas que se utilizan en el nivel terciario.
¿Usted mencionaba generar riquezas, de qué manera se puede lograr?
Un estudio de Guillermo Perry (economista del Banco Mundial) es bien interesante, porque dice que hay dos formas: una es por la vía del ingreso público, es vía sistema impositivo, cobrarle más impuestos a los que más tienen y darle subsidio a los que tienen menos.
Y otra es el gasto público, es decir, que el gasto vaya a quien más lo necesite. En países pequeños, de ingreso per cápita más bajo, lo que se puede hacer en materia de redistribución de la riqueza del sistema impositivo es muy limitado y hay que darle más énfasis a que el gasto público esté más orientado a los pobres.
Sobre el tema de las universidades, ¿cuánta gente pobre se está beneficiando de ese gasto público? Hay otros ejemplos, subsidios por ejemplo que se dan al transporte público, a la electricidad, la gente más pobre ni siquiera tiene electricidad. ¿Cuánta gente se beneficia de ese subsidio?, la gente más pobre no utiliza transporte urbano.
Analistas aseguran que muy poco se invierte en educación, el 4.5 por ciento del PIB, y el 9 por ciento en pagar la deuda interna, ¿qué piensa de eso?
Sí, creo que se gasta poco en educación y sobre todo en educación escolar, y creo que hay que revisar el gasto educativo en su conjunto, incluyendo terciaria y técnica.
El pago de la deuda interna es un pago contractual, no se puede comparar lo que se paga en intereses por los Cenis con el gasto en la educación. Habría que comparar el gasto en educación con la devolución del dinero de los ahorrantes del sistema bancario que quebró. O sea, no devolver los ahorros a los depositantes es quebrar el sistema financiero, y el país tampoco va a salir adelante por mucho que se gaste en educación.
¿Pero los organismos internacionales les ponen una especie de camisa de fuerza a los gobiernos y no les permiten invertir más en el área social?
Por el contrario, nosotros hemos exigido que todo lo que es la condonación de la deuda bajo la iniciativa HIPC y bajo la iniciativa del G-8 vaya al gasto de reducción de la pobreza, o sea, es todo lo contrario, y es más, monitoreamos y exigimos que nos envíen reportes y el gobierno nos envía trimestralmente reportes de la asignación del gasto HIPC de los recursos que han sido condonados.
¿El Banco Mundial va a seguir apoyando a Nicaragua independientemente del gobierno que gane las elecciones?
El Banco Mundial va a seguir apoyando a Nicaragua, no importa el color, no importa la ideología, no importa el nombre, en la medida de que el gobierno tenga la prioridad que nosotros tenemos, que es la lucha contra la pobreza y que lo haga con el respeto al marco legal y con transparencia, sin corrupción, vamos a seguir aquí.
¿Este gobierno ha cumplido con los planes económicos programados?
Sí, en todas las áreas, es decir, siempre las cosas se pueden hacer un poco mejor, pero los programas del Banco se han desarrollado maravillosamente durante estos años, es decir, Nicaragua es nuestro país estrella en Centroamérica, en términos de nuestro portafolios, desembolsos y de todo, ha habido problemas en el camino, no lo voy a negar, de tantos proyectos que caían en calidad de insatisfactoria, pero luego se han superado los problemas y no hemos tenido grandes tropiezos.
¿Como cuáles proyectos?
Por ejemplo, en el proyecto de reducción de desastres porque había un problema con un terreno para la construcción del centro de operaciones de desastres, pero fue superado. En un momento, el proyecto de tierras indígenas, con el registro de los territorios, parte de la operatividad cotidiana de los proyectos del Banco.
¿En qué aspectos se habla de más eficiencia?
Yo creo que, sobre todo en el área social, hay que ver, no es que no haya sido eficiente, no estoy tildando de ineficiencia a ninguna persona, es que los sistemas y todos tenemos que cuestionarlos y es que hay que ver la eficiencia del gasto público, ¿hasta dónde ese gasto público está yendo a incidir en la gente más pobre e indicadores sociales de desnutrición, escolaridad?, etcétera.
No tengo datos precisos que darle, me parece que hay espacio como para hacer un poco más compacto el sector público, pero pecaría de superficial en darle una respuesta precisa, porque no hemos hecho ningún estudio y no tenemos los datos concretos, pero sí hay una apreciación en base a evidencias circunstanciales de que hay espacios para hacer más eficientes.
También se han cuestionado los altos salarios en el Estado, ¿cuál es la posición que ustedes tienen?
Hace un par de años, cuando hicimos una revisión a la cartera del Banco, señalamos este problema, sobre todo en el tema de los consultores, la cantidad de consultores que ganan salarios muy por encima del promedio de la administración pública que no tiene sostenibilidad, que no hay una transferencia de conocimiento y ya alertamos sobre esto y propusimos algunas soluciones. Lamentablemente las cosas demoran en asimilarse, pero creo que en estos meses ha habido una gran apropiación de este problema.
Es un tema sobre el cual vamos a seguir estudiando el próximo año fiscal que empieza en julio, vamos a empezar un estudio sobre el gasto público en Nicaragua y va a ser uno de los capítulos que probablemente voy a estar liderando.
¿A cuánto asciende el monto del financiamiento que otorga el Banco Mundial anualmente a Nicaragua?
Anualmente se aprueba 60 millones de dólares, en estos años hemos desembolsado entre 80 y 90 millones, porque los proyectos tienen una vida promedio de cinco años. En el pasado se aprobaban más recursos y esos se están terminando de desembolsar y se daban más recursos, sobre todo por los embates del huracán Mitch.
¿Entiendo que usted está próxima a abandonar el cargo?
Estoy saliendo de Nicaragua el 12 de julio, sin embargo, voy a seguir trabajando en el Banco Mundial con dos proyectos, voy a vivir en Bolivia, pero voy a trabajar en los proyectos de Nicaragua.
Me voy muy satisfecha, porque han sido años donde he aprendido muchísimo, han sido maravillosos. A nivel humano este país me ha marcado muy profundamente. Quiero mucho a Nicaragua y me voy muy satisfecha de mi trabajo.

"Lucha contra la pobreza es nuestra prioridad"
La representante del Banco Mundial en Nicaragua expone sus puntos de vista con franqueza e insiste en que para los organismos financieros internacionales lo más importante es la lucha contra la pobreza.
Los candidatos presidenciales están haciendo ofertas, ¿usted cree que se pueden cumplir?
Francamente yo no he oído ofertas de los candidatos presidenciales, me extraña que hasta el momento no se hayan presentado programas de gobierno, estamos ansiosos por verlos.
No creo que sea una cuestión de pronunciarnos de si son o no factibles, nos interesa conocernos para saber qué es lo que vamos a apoyar, y para nosotros el área fundamental es la lucha contra la pobreza, en la medida en que las plataformas incluyan disposiciones que van a ir a aliviar la situación de la gente más humilde y necesitada de este país. Que las cosas se hagan con transparencia, dentro de la legalidad y sin corrupción, nosotros vamos a apoyarlos.
¿Daniel Ortega dijo que va a combatir el desempleo y mejorar los servicios sociales?
Por supuesto que vamos a apoyar la creación de empleos, ya que es fundamental para la reducción de la pobreza, ahora que hay que ver no solamente el objetivo, sino los medios; pero si en los objetivos está la creación de empleo, es fundamental, por supuesto que la vamos a apoyar. Además de realistas, los programas de los candidatos deberían ser hechos con transparencia y que influyan en el objetivo de creación de empleos.
Nosotros trabajamos en base a estrategias de asistencia al país, son documentos que cubren períodos que generalmente coinciden con los períodos de gobiernos, necesitamos preparar nuestra estrategia y saber hacia dónde va el nuevo gobierno para saber en qué vamos apoyar.
Vamos a destinar recursos presupuestarios a los proyectos, todo tiene que ser en función de las prioridades de las autoridades, no queremos venir a imponer nuestra propia percepción, queremos apoyar lo que las autoridades mismas decidan.