Economía

Producción lechera aumenta rápidamente en “La Vía Láctea”

* Technoserve apoya proyecto entre productores * Más reses en menos tierra

Gustavo Alvarez

El incremento en la producción de leche y la calidad del ganado en general son los resultados que están teniendo los productores del proyecto denominado “La Vía Láctea”, a través de la asistencia técnica que les están proporcionando organismos internacionales y del gobierno que apoyan al sector.
Esta zona denominada como “La Vía Láctea” es parte importante del futuro de la producción lechera de Nicaragua. Este sitio ubicado al este de Matagalpa, entre los municipios de Muy Muy y Paiwas, diariamente produce más de 400 mil litros de leche, de acuerdo con datos arrojados por el último Censo Nacional Agropecuario en el 2002.
En cifras estimadas se considera que la producción en la zona ha aumentado entre 50 mil y 70 litros diarios de leche, destinada tanto al mercado nacional como al internacional. y es la zona de mayor producción del alimento en el país, resultados que se habrían producido por el mejoramiento tecnológico y el crecimiento del hato.
El proyecto Desarrollo Ganadero de La Vía Láctea es una iniciativa de Technoserve y el Fondo de Desarrollo Agropecuario (Fondeagro), del Mag-For, que comprende los municipios de Muy Muy, Matiguás, Río Blanco y Paiwas, fuertes productores de ganado y lácteos.
Dicho programa, que ya graduó a los primeros 530 productores, pretende mejorar la calidad de producción de los ganaderos de la zona, además de ayudar a fortalecer las capacidades empresariales.
Uno de los logros del programa es haber sembrado 10 mil 870 manzanas de nuevas especies de pastos mejorados, pastos de corte y leguminosas en las fincas de los más de mil 400 productores de la zona, para mejorar la alimentación del ganado.
Los productores atendidos con este proyecto sembrarán este año más de 120 manzanas de quequisque, para no depender sólo del ganado, y Fondeagro instalará centros de acopio para leche refrigerada, para mantener la calidad del producto y comercializarla a mejor precio.
Más vacas en menos tierra
Luis Castellano, asesor técnico ganadero de Technoserve, dijo que el pasto mejorado, el agua permanente y las sales minerales incrementan la producción de leche de cada vaca en más de dos litros por día, lo que se traduce en mayores ingresos para los productores.
Entre las características del proyecto están cambiar la ganadería de extensiva a intensiva, es decir, mantener más ganado en menos extensiones de tierra, aprovechando más las fincas y evitando la deforestación.
Explicó que en Nicaragua los productores ganaderos acostumbran a mantener un promedio de dos vacas por manzana, mientras el programa trata de convencerlos de la eficiencia que se obtiene al tener 26 cabezas de ganado en un cuarto de manzana.
Para mantener más ganado en menor extensión de tierra, se utiliza un pequeño panel solar para electrificar un cuarto de manzana, en la que se incluyen 26 vacas, dotándolas de pasto de una variedad mejorada y agua permanente, además de las sales minerales para complemento alimenticio de los animales.
La calidad de la leche y del animal también mejoran con esta tecnología, obteniendo mejor pago por el ganado en pie y por la leche.
El técnico de Technoserve dijo que también se ha incrementado la preñez del ganado a casi un ternero por año, mientras que antes era de aproximadamente cada 18 meses.
Castellano afirmó que están apoyando a los ganaderos a que produzcan de manera artesanal el pasto mejorado, que brinden un mayor cuidado al ternero para reducir la mortalidad, realizar un ordeño limpio y apoyo en la comercialización, entre otras cosas.
Los resultados del programa indican que la tasa de mortalidad de los terneros se ha reducido entre un cuatro y un diez por ciento. Santiago Espinoza, un productor dueño de una de las fincas ganaderas modelo, dijo que los resultados del proyecto son tangibles, incrementando en más de 40 litros de leche por cada 26 vacas.
Además, la leche se la pagan a 4.50 córdobas en vez de dos córdobas, ya que el producto es de primera calidad.
Espinoza dijo que al tener más ganado en menos extensión de tierra, también se ahorra cerca de 400 córdobas en cada potrero, porque utiliza menos material para cercar.
El proyecto ha permitido a los productores manejar la finca de manera empresarial, llevando controles de sus costos e inversiones, lo que antes la mayoría no hacía.