Economía

Asoma la reactivación del algodón


Chinandega
Una parcela demostrativa de 20 manzanas de algodón, de las variedades Fibermax 966 y 958, ubicada en la finca El Papalonal, comarca La Picota, jurisdicción de El Viejo, podría significar el comienzo de la reactivación del cultivo del algodón en Nicaragua.
Bayer CropScience Nicaragua, Insecticidas San Cristóbal y el Centro Experimental de Oleaginosas de Posoltega, realizaron el experimento, en el cual validaron las dos variedades, observando su comportamiento ante presencia de plagas y la productividad y rentabilidad esperada.
De acuerdo con los resultados del experimento, se espera que los costos de producción de la mota blanca sean de 616 dólares por manzana, que al venderse a 58 dólares el quintal, los algodoneros obtendrán una utilidad de mil 160 dólares por manzana.
Las instituciones involucradas esperan que de reactivarse el cultivo de la mota blanca, se generen fuentes de trabajo, haya materia prima nacional para la industria textil del país, se activen las desmotadoras y se estimulen inversionistas hilanderos, entre otros.
Al respecto, el productor Enrique Saravia, quien cultiva cinco manzanas experimentales de algodón, se mostró entusiasmado por la reactivación de este cultivo compatible con el medio de ambiente, sin el uso indiscriminado de agroquímicos.
“Aquí hay una muestra de un cultivo con bajos costos, buena producción y buen cuido. Los resultados son positivos. La Fibermax es una excelente semilla de bajo desarrollo en su crecimiento y fácil control de las plagas”, afirmó.
Comenzar con pequeñas parcelas
Martín Martínez, Gerente de Insecticidas San Cristóbal, recomendó comenzar la siembra de estas variedades del algodón con parcelas de hasta cien manzanas, y aumentar paulatinamente la cantidad una vez que se conozca el cultivo.
A su criterio, se requiere experimentar con estas variedades de algodón en zonas secas, húmedas y recordó que, hace 3 años, en El Salvador, un grupo de productores inició la siembra de 600 manzanas con estas variedades de algodón para venta de consumo local, al final de 2006 alcanzarán 12 mil manzanas, y en 2007 habrán aumentado a 20 mil.
Alejandro Rodríguez, representante de Bayer en El Salvador, dijo que la Fibermax 966 y la 958 son superiores en rendimiento a las variedades tradicionales y tienen excelente calidad de fibra, igual a la de Estados Unidos que siembra 4.5 millones de hectáreas con estas variedades de mota blanca.
Grandes expectativas
Alejandro Argüello, ministro de Fomento, Industria y Comercio (Mific), explicó que si se alcanzan a sembrar las 350 mil manzanas de algodón que se alcanzaron en la década de los 70, Nicaragua podría obtener 163 millones de dólares y más empleos directos e indirectos.
Manifestó que existe demanda en las textileras de zonas francas del país para comprar algodón, que actualmente es adquirido en Estados Unidos y agregó que si se reactiva este cultivo bajarían sustancialmente las importaciones de la mota blanca.