Economía

Nueva reforma fiscal con equidad


Gustavo Alvarez

Una nueva reforma fiscal, que esté centrada en la equidad y nos coloque en mejor posición frente a los Tratados de Libre Comercio, debe ser una tarea prioritaria para el gobierno que asuma en 2007, recomendó el especialista en la materia, Julio Francisco Báez. En una conferencia organizada por la Fundación Konrad Adenauer, el especialista en Derecho Fiscal aseguró que la reforma debe ser fiscal y no tributaria, es decir, que aborde tanto el presupuesto como el gasto. Báez aseguró que un candidato a la presidencia debe tener su propuesta en materia fiscal y no se puede olvidar de la equidad, además de incluir a los municipios. Añadió que la nueva reforma debe actualizar toda la tributación obsoleta que está perjudicando a los menos favorecidos, como es el caso de los asalariados, que se supone están sosteniendo la mayor carga de impuestos.
El experto insistió en que los asalariados están pagando más impuestos que los grandes empresarios, hablando en términos relativos, porque, entre otras desventajas, no se ha actualizado el techo de exoneración para los sueldos, los cuales desde hace nueve años están en 50 mil córdobas cuando a la fecha deberían estar en 80 mil.
Para esta nueva reforma sugirió realizar un estudio integral de las exoneraciones en Nicaragua, porque si no existe una política nacional de incentivos fiscales, dentro de la cual estén las exenciones de impuestos, se estará regulando a un sector y no a todos. “La política de incentivos tiene que ser la más neutral posible. No puede estarse otorgando tratamientos diferenciados y especiales para algunos sectores. Tienen que ser lo más parejos, con reglas del juego estables”, apuntó.
Báez explicó que una forma de otorgar incentivos al turismo es realizar obras de infraestructura que beneficien al sector, como es el caso e la construcción de la carretera costanera, que se extenderá desde el Pacífico central del país hasta la frontera con Costa Rica, y no necesariamente otorgarles los impuestos del pueblo para que inviertan.
Gobierno debe administrar mejor
Al referirse al tiempo que le queda a la administración actual, Báez señaló que este gobierno no debe meterse más en materia impositiva, sino administrar de la mejor manera posible durante el período que le falta, con mayor eficiencia y que no persiga al contribuyente. Consideró que en estos momentos no estamos en mejores condiciones administrativas, la actual administración está dejando mucho que desear y se debe avanzar más. Un ejemplo de los errores en que está cayendo el gobierno es el Código Tributario, que sólo le servirá a la Dirección General de Ingresos (DGI) y no a la Dirección General de Servicios Aduaneros. “Cada quien está librando su cubo y antes de irse están administrando imagen y no tributos”, expresó. A su juicio, el Código Tributario debió haber incluido a la Dirección de Aduanas, para hacerlo más completo y si es posible a la administración edilicia. El experto fiscal indicó que no es suficiente que la DGI diga que hubo una sobrerrecaudación en materia de impuestos, sino aclarar qué sectores están pagando más y quiénes están impulsando el crecimiento en los impuestos.
La seguridad social
Báez agregó que el nuevo gobierno tampoco puede olvidarse de la seguridad social, ya que en ésta se debe llevar a cabo una reforma en el sistema de pensiones. La reforma en el campo de la seguridad social traerá cambios en la tributación y por eso debe ser tomada en cuenta con el arranque del nuevo gobierno. Criticó el perjuicio económico que se le ocasionó al país con todo el trabajo que se realizó para reformar el Sistema de Pensiones, desde 1997 y que poco antes de entrar en vigencia los organismos internacionales y el actual gobierno dijeron que no era viable. Dijo, además, que la reforma fiscal nos debe colocar en mejor posición a raíz de los tratados de libre comercio y que permita una mejor capacidad administrativa.