Economía

Brasileños terminarán primera fase de San Jacinto

* Ciento sesenta millones de dólares en inversión * Nueva etapa arranca en febrero

Gustavo Alvarez

La brasileña Andrade & Gutiérrez será la firma contratista que se encargará de finalizar la primera etapa de la planta geotérmica de la canadiense Polaris Energy S.A. (Pensa), que llegará a generar 31.4 megavatios en septiembre de 2007, informaron representantes de la empresa de energía eléctrica.
Andrade & Gutiérrez es una firma reconocida por la construcción de grandes obras de ingeniería a nivel mundial, como aeropuertos internacionales, complejos industriales, metros, hidroeléctricas, plantas de energía nuclear, terminales multimodales, distribución de gas, entre otras.
Adriana Romero, vocera de Pensa, dijo que muchos de los materiales que se requerirán para la finalización de esta primera etapa de la planta serán importados de Brasil.
La vocera de Pensa aseguró que los inversionistas están satisfechos con la resolución que emitió el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) a favor de ellos, en relación al contrato que Unión Fenosa se negaba a reconocer y que ahora la geotérmica podrá continuar con su plan de construcción de la planta.
Romero afirmó que la empresa geotérmica entregó todos los requisitos solicitados por el ente regulador, incluyendo el nuevo cronograma, que establece que llegarán a generar los 66 megavatios de electricidad contratados con Unión Fenosa en el año 2009.
Sin embargo, la capacidad potencial de producción de San Jacinto Tizate, donde está la planta de Pensa, es de 200 megavatios, casi la mitad de la demanda actual de energía del país, y los socios de la compañía están interesados en llegar a generar todo el potencial.
La vocera de Pensa dijo que hace pocos días estuvieron en el país los inversionistas de la compañía de capital canadiense y representantes del Standard Bank, quienes se reunieron con funcionarios de varias instituciones gubernamentales, a quienes les garantizaron la continuidad del proyecto y la disponibilidad de los fondos para la inversión.
La inversión total de la obra es de 160 millones de dólares, hasta llegar a los 66 megavatios. Hasta ahora se han invertido 24 millones de dólares para llegar a la producción de 10 megavatios, pero según Romero, una falla en la planta no les ha permitido generar esa cantidad y están entre los 5 y 6 megavatios, pero se trabaja en repararla.
Construcción inciará en febrero
Con la continuación de esta etapa de construcción, que se estima arrancará a finales de febrero, Polaris invertirá 54 millones de dólares para llegar a los 31.4 megavatios.
Los 54 millones de dólares para finalizar la primera etapa serán financiados por el Banco de Exportaciones del Brasil (BNDES).
En esta fase se contratarán entre 300 y 400 personas, las que, según Romero, se beneficiarán con los conocimientos que van a adquirir con la tecnología que utilizará la empresa brasileña.
La vocera de Pensa resaltó la importancia del proyecto, ya que permitirá una estabilidad en el precio de la energía que ellos vendan, porque no depende de los precios internacionales del petróleo. Esto hará que el valor del kilovatio hora sea de 0.595 dólar, mientras que Unión Fenosa está pagando hasta 11 centavos dólar por kilovatio hora a las generadoras térmicas.
Cuando Pensa esté generando los 66 megavatios contratados con Unión Fenosa, el contrato de compra-venta será de aproximadamente de 36 millones de dólares. Polaris Geothermal Inc es una empresa canadiense con inversionistas a nivel mundial, dedicada a la generación de energía renovable en América Latina y otras partes del mundo.
El potencial generador de energía geotérmica de Nicaragua es de 2 mil megavatios, según estudios realizados a nivel nacional por especialistas en la materia.