Economía

Tensión por Irán eleva precio del crudo

La cotización del crudo ya ganó más 5% desde principios de año, y se acerca lentamente a su récord histórico de 70,85 dólares, que data de agosto de 2005. Los inversionistas temen que la ONU emita sanciones contra Irán, lo que podría causar que este país limite sus exportaciones de crudo, elevando los actuales precios, mientras que el consumo tiende a crecer.

Los precios internacionales del petróleo alcanzaron hoy, martes, sus mayores niveles en tres meses, debido a las inquietudes del mercado por las tensiones occidentales con Irán, y la inestabilidad en Nigeria, ambos países importantes productores y miembros de la OPEP.

En la Bolsa de Valores de Nueva York –de referencia para Nicaragua- el barril de crudo para entrega en febrero cerró 66.31 dólares, su nivel más alto en cierre desde el 29 de septiembre pasado. La cotización ya ganó más 5% desde principios de año, y se acerca lentamente a su récord histórico de 70,85 dólares, que data de agosto de 2005.

"Los precios suben ya que la reanudación del programa de enriquecimiento de uranio en Irán y los problemas de producción en Nigeria siguen preocupando", explican los analistas de la sociedad de corretaje Sucden.

Francia, Alemania y Reino Unido (UE3) pidieron el lunes en Londres una reunión extraordinaria del consejo de gobernadores de la AEIA (Agencia Internacional de Energía Atómica) los 2 y 3 de febrero sobre el expediente nuclear iraní, previo a su deseo de que el asunto sea remitido al Consejo de Seguridad de la ONU.

Temor por nuevos récords

Los inversionistas temen que una implicación de la ONU pueda conducir a sanciones económicas contra Irán, y que este país, en represalia, decida interrumpir sus exportaciones de crudo, lo que dispararía el precio del petróleo a nuevos récords.

Irán exporta unos 2,7 millones de barriles diarios, principalmente a Asia y Europa.

"Las exportaciones iraníes están en juego. Es la amenaza más grave para la producción mundial desde los huracanes del verano (boreal) pasado", que azotaron el sur de Estados Unidos y sus instalaciones petroleras, según Phil Flynn, analista de Alaron Trading.

A ello se añaden los problemas de Nigeria -primer productor de África y sexto exportador mundial-, donde violentos ataques contra el grupo petrolero Shell cortaron la producción en unos 200.000 barriles de petróleo por día.

Los separatistas del Delta del Niger -la región petrolera de Nigeria- que reivindicaron los ataques contra las instalaciones de Shell habrían amenazado con golpear de forma aún más dura, según informaciones de prensa citadas por analistas del petróleo.

Más demanda

Por otra parte, el informe mensual de la Agencia Internacional de Energía, publicado el martes, avivó las preocupaciones sobre una fuerte demanda mundial de crudo, lo que puede generar una escasez de producción en el mercado.

La demanda de petróleo podría mantenerse elevada en el segundo trimestre del año 2005, según la AIE, que califica de "mito" las tradicionales expectativas de su caída tras el invierno en el hemisferio norte.

"En la leyenda del mercado petrolero, la debilidad (de la demanda) en el segundo trimestre es como una espada de Damocles. Pero en realidad esta espada es un mito. El mercado petrolero es una entidad compleja", en la que otros factores influyen, como las incertidumbres geopolíticas, destaca la AIE.

Precisamente las previsiones de demanda de crudo en el segundo trimestre centrarán la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) del 31 de enero.

El cartel prevé reducir su producción para evitar que haya una excesiva oferta, lo que provocaría una caída de los precios. La AIE parece así invitar implícitamente a la OPEP a que no reduzca su producción.

La AIE subraya además que las capacidades de producción excedentaria de la OPEP son "poco confortables" y dejan escaso margen al mercado en caso de problema grave en uno de los países productores.

La agencia prevé un crecimiento de la demanda mundial de crudo para 2005 de +1,3%, y de +2,2% en 2006.