Economía

Latinoamérica afronta el reto de seguir creciendo

Expertos prevén que el 2006 será un año con crecimiento moderado en la región. El año pasado fue otro período de fuertes ganancias para los países latinoamericanos, pero el nuevo posee un entorno volátil, marcado por las elecciones en México, Brasil, Colombia y Venezuela, que inyectan incertidumbre a la economía

El País. Madrid

Latinoamérica afronta el reto de consolidar otro año de importantes ganancias. 2005 concluyó con una subida del 45 por ciento para el índice MSCI de la región, lo que dejó el acumulado de los últimos tres ejercicios en un 226 por ciento.
Los detonantes de estos repuntes pierden fuerza, aunque los expertos aún confían en la región. Las elecciones en México y Brasil añadirán más incertidumbre.
Comienza un año de elecciones en Latinoamérica. Los cambios políticos de México, Brasil, Colombia y Venezuela marcarán la agenda, en un año que se prevé volátil.
Los expertos no temen grandes sustos, como el que dio la victoria de Evo Morales en Bolivia, sino que confían en la región, pero esperan un ejercicio de alzas más moderadas.
Latinoamérica, una de las principales apuestas de las grandes empresas españolas, se ha convertido en un foco de alegrías y penas. Y este año las elecciones supondrán una incertidumbre más.
Los expertos, con todo, se muestran optimistas. “Bolivia puede resultar alarmante para Repsol, pero es una excepción. No se puede comparar con Brasil o México”, dice Prem Thapar, de BNP Paribas AM.
“Por primera vez, Latinoamérica está consolidándose, tanto a nivel político como económico. Ya no estamos en los 80”, añade David Burns, de Schroders.
La apreciación de las divisas latinoamericanas, la escalada de las materias primas, la afluencia récord de flujos de fondos hacia la región y la importante mejora de los resultados empresariales han permitido tres ejercicios de fuertes ganancias.
El índice MSCI de Latinoamérica subió el 67 por ciento en 2003, 35 en 2004 y 45 en 2005, lo que supone una revalorización acumulada del 226 por ciento, en tres años.
Los expertos prevén un 2006 de ganancias mucho más moderadas, a medida que los factores que han dado soporte a las Bolsas pierden peso, en un entorno volátil, marcado por las elecciones presidenciales y legislativas en México, Brasil y Colombia; y presidenciales en Venezuela.
Elecciones meten ruido
“Después de un crecimiento de beneficios del 40 por ciento en los dos últimos ejercicios, esperamos una fuerte caída de hasta el 12 por ciento en 2006. La valoración es razonable para la región en general, pero empieza a estar ajustada en México y Chile. Además, el posible ruido que generan las elecciones de México y Brasil se debe añadir a la mezcla”, comentan desde Citigroup.
Este banco prevé subidas de entre el 8 y 12 por ciento (medido en dólares) para 2006.
“Un crecimiento constante en Estados Unidos y a nivel global, unido a un 8 por ciento en China, el pico en los tipos de interés en EU y un rendimiento estable de los bonos de ese país deberían dar soporte a los mercados emergentes”, agregan.
“Tras un buen 2005, 2006 debería ser un año aún mejor, con aceleración del crecimiento en las dos principales economías de la zona: Brasil y México (+3,5 por ciento para ambos, según el FMI), gracias al mayor dinamismo de la demanda interna, a la expansión del crédito y a los recortes de tipos esperados”, comentan desde Urquijo Bolsa.
Los principales riesgos derivarán de la evolución de las divisas y las materias primas, por los altos precios que han alcanzado.
Citigroup encuentra que las divisas latinoamericanas pueden convertirse en un factor desestabilizador, en corto plazo. Por ello no descarta que 2006 comience con recortes, aunque consideran que, a lo largo del año, las caídas serán oportunidades. Predicciones que de momento no se han cumplido. La región ha arrancado el año con fuerza y las principales plazas acumulan avances que rondan el 4 por ciento.
Las buenas perspectivas que presenta la Bolsa de Estados Unidos se manifiestan como otro riesgo por la competencia que supondrá este mercado para el Latinoamericano.
“Ya se están viendo flujos importantes de unos 100 mil millones de dólares al mes”, añade Thapar. Los expertos auguran una desaceleración de los beneficios empresariales.
Brasil, una Bolsa con potencial
Brasil se ha convertido en la principal apuesta de la región para muchas casas de análisis, aunque no descartan que este mercado viva un ejercicio muy volátil ante la incertidumbre que generan las elecciones presidenciales y legislativas, que se celebrarán en octubre.
Los expertos prevén una ligera aceleración del crecimiento y una tendencia bajista de los tipos de interés, como consecuencia de una moderación de los precios. Todo ello unido a la estabilidad del real, se presentan como catalizadores para los mercados. Citigroup estima que el Bovespa repunte hasta los 40 mil puntos, para final de año, alrededor de un 14 por ciento.
México con valoración ajustada
La valoración que ha alcanzado la Bolsa mexicana preocupa. Citigroup prevé una corrección en el corto plazo. En la segunda parte del año, la inestabilidad llegará por el resultado de las elecciones presidenciales y legislativas que se celebrarán en julio. Los expertos, con todo, prevén una ligera aceleración del crecimiento y un entorno favorecedor, por los altos precios del crudo.
Por otra parte, se espera una caída de precios que facilite una tendencia bajista para los tipos. En cuanto al peso mexicano, Banco Urquijo prevé que la inversión exterior y el bajo déficit fiscal sostengan la divisa.