Economía

Ejecutivo delinquiría si oculta sobrerrecaudación


Edgard Barberena

El diputado Wálmaro Gutiérrez advirtió ayer que si el Ejecutivo no incluye en el presupuesto de 2006 la sobrerrecaudación que tuvo el fisco durante 2005, la cual totalizó 9 mil 775 millones de córdobas, Enrique Bolaños cometería el delito de ocultamiento de recursos públicos.
Dijo que la obligatoriedad del Ejecutivo en ordenar a la DGI trasladar esos fondos al Presupuesto de la República quedó definida en la nueva ley del régimen presupuestario que aprobó la AN antes de cerrar su legislatura número XXI el pasado 15 de diciembre.
Gutiérrez --quien fungió como vicepresidente de la comisión económica de la AN-- sostuvo una sesión de trabajo con el staff económico de esa estructura legislativa, ya que el año pasado hubo tres reformas al presupuesto, y cada una de ellas sirvió para incorporar recursos provenientes de sobrerrecaudación fiscal.
Agregó que “el FSLN tenía razón de que las metas de recaudación expresadas en el presupuesto de 2005 no fueron reales”.
Presupuesto bajo de la realidad
“Siempre ponían una proyección muy por debajo de la realidad, con el objetivo gubernamental de estar jugando con los porcentajes constitucionales del 6 por ciento de las universidades y con el 4 por ciento a la Corte Suprema de Justicia y por otro lado, salir diciendo de que no tenían ningún centavo para sueldos ni salarios.
Gutiérrez llamó la atención que hay una diferencia de plata que la misma dinámica económica genera, producto del último trimestre de ejecución fiscal, y “si los datos del Ministerio de Hacienda son correctos, estamos hablando de casi 500 millones de córdobas adicionales de sobrerrecaudación a los que estaban al corte de octubre del año pasado”.
“Se tiene que revisar lo sobrerrecaudado y lo ejecutado, y en base a la nueva Ley Financiera y régimen presupuestario este bolsón de recursos tiene que incorporarse al Presupuesto, a través de una reforma presupuestaria bajo el reglón de disponibilidades, y así la AN pueda captar esos recursos y reinvertirlos en resolver los problemas de salud, educación e infraestructura vial.
Gasto social puede salir de sobrerrecaudación
Estimó que con la sobrerrecaudación ese dinero no es sólo para resolver lo de los Cenits, sino también para darle respuesta a las demandas de los sectores de Salud y Educación, y advirtió que está a las puertas un paro de los maestros si el gobierno no les resuelve sus demandas salariales.
Sobre el argumento que plantea el FMI de que resolver las demandas sociales aumenta el déficit fiscal, dijo que “eso es absolutamente falso, porque hay que recordar que ese organismo financiero internacional decía antes que Nicaragua no podía aumentar salarios porque era un gasto recurrente que no se podía sacar de los ingresos de capital que no son recurrentes”.
“Ahora que son ingresos tributarios que sí son recurrentes perfectamente, se puede financiar el gasto en sueldos y salarios, por lo que creo que el problema fundamental es que hay un gobierno que no se para ante el FMI y le demuestra con base técnica, científica y jurídica que está en un error”.
Dijo que el argumento que hacen los médicos de ir ellos personalmente ante
el Fondo Monetario Internacional demuestra que ellos no se sienten representados por el gobierno de Enrique Bolaños y sienten que los funcionarios no responden a los intereses de los sectores sociales.
También expresó que está por estallar otro problema en el transporte, porque “es una realidad el alza del combustible, lo que necesariamente genera un impacto negativo, que al final se transfiere al usuario”, por lo cual se debe “garantizar un subsidio para que no se le incremente la tarifa al usuario del transporte colectivo en un córdoba a los que diariamente se montan en los buses”.