Economía

Nicaragua endurece su posición contra piratería

* Ministro dice que defenderán producción intelectual local * Tecnología avanza demasiado rápido

Nicaragua planea endurecer su legislación contra la piratería, con el objetivo de cumplir el requisito que falta para la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos (Cafta en inglés), pospuesto para febrero o marzo.
Según el ministro de Fomento, Industria y Comercio, Alejandro Argüello, esta semana sostendrán una reunión con los artistas nacionales y la próxima enviarán el proyecto de reforma a la Asamblea Nacional, con lo cual Nicaragua quedará lista para implementar el Cafta, a partir del primero de febrero.
En total, son cuatro leyes a reformar para dejar establecidos los delitos contra la piratería que, según Argüello, no se incluyeron en una anterior reforma, porque la tecnología avanza demasiado rápido.
El ministro expresó que la internet está perjudicando a los artistas, porque algunas personas se dedican a bajar canciones para comercializar sin pagar derechos.
Ambrosia Lezama, titular de la Dirección de Propiedad Intelectual del Mific, explicó que las modificaciones incluyen la Ley de Derechos de Autor (Ley 312), la Ley de Marcas y otros signos distintivos (Ley 380) la Ley de Señales Satelitales (Ley 322) y la Ley de Patentes (Ley 354).
La funcionaria aseguró que se busca facilitar que el pequeño o gran empresario pueda utilizar un derecho de licenciamiento, sin la exigencia que brinda la Ley de Marcas para que surta efecto ante terceros. Agregó que no será necesario que un empresario tenga la obligación de registrar ante la oficina de Propiedad Intelectual los contratos de licenciamiento.
En el caso de las señales satelitales, Lezama afirmó que este tipo de transmisiones se realiza en todo el territorio nacional y por esa razón, deben tomar en cuenta los delitos en este tipo de tecnología. En el tema de patentes, se está impulsando una reforma para que se introduzcan limitaciones en producción de genéricos, pero que no afectará la producción nacional de medicamentos.
Las reformas incluyen también delitos y sanciones económicas para los ilícitos en obras intelectuales. Con los cambios en la legislación, el Ejecutivo tendrá la facultad de actuar de oficio contra los delitos de propiedad intelectual. Antes sólo podía hacerse por medio de una denuncia.
Otras modificaciones
Argüello aseguró que también están haciendo modificaciones en otras áreas, como administración de aduanas y facilitación del comercio, para lograr una buena aplicación del Cafta.
Dijo que se trata de un ordenamiento de toda la legislación, para que vayan acordes a los compromisos del tratado, de manera que no existan vacíos o lagunas que puedan causar molestias. “Nada va más allá de lo que está establecido en el Cafta”, explicó Argüello.
El ministro informó que ya enviaron al Parlamento para su aprobación el Tratado de Budapest sobre el Reconocimiento Internacional del Depósito de Microorganismos, que está incluido en la Propiedad Intelectual y en el Cafta.
Castigarán el soborno
El viceministro del Mific, Julio Terán, afirmó que la reforma está lista en un 95 por ciento y sólo están asegurándose de que no quede ningún vacío en el tema. Como ejemplo mencionó que es posible que tengan que establecer sanciones preventivas contra empresas que cometan actos de soborno.
Actualmente la legislación señala que se debe castigar sólo a los directivos de una empresa que comete soborno, pero el Cafta dice que debe ser contra la misma empresa y no sólo los dueños, manifestó Terán.
El ministro Argüello confió en que la Asamblea Nacional aprobará rápidamente la reforma, lo que le permitiría a Nicaragua implementar el Cafta el primero de febrero.
“Lo más fuerte ya está hecho y por eso Nicaragua es uno de los países que está más avanzado en la implementación del Cafta, a pesar de ser el último en ratificar el tratado, de los que lo han hecho”, apuntó. El gobierno no tiene datos de cuánto pierde el país por el problema de la piratería.