Economía

Preocupación en el istmo por retraso de TLC

* Dominicana satisfecha con posposición * Nicaragua dice que no resultará afectada

SAN SALVADOR/AFP -Los gobiernos y el sector privado de Centroamérica reaccionaron con preocupación al anuncio de que la entrada en vigencia del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Estados Unidos y la región, previsto para este 1 de enero, se postergará para febrero o marzo próximos.
La ministra de Economía de El Salvador, Yolanda Mayora, lamentó los atrasos del Cafta, ya que “muchas empresas estaban listas para hacer sus inversiones”, aunque aseguró que no se espera que se produzcan pérdidas sensibles para estos sectores.
Por su parte, el viceministro de Economía de Guatemala, Enrique Lacs, dijo que este aplazamiento era un hecho más o menos esperado, pero consideró que sería “muy lamentable” que el TLC no entrara en vigor el 1 de febrero o el 1 de marzo próximos.
Washington anunció ayer que la entrada en vigencia del TLC entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (Cafta), prevista inicialmente para este domingo 1 de enero, fue aplazada hasta febrero o marzo.
El sector privado salvadoreño se mostró decepcionado por la decisión, ya que el país había realizado un gran esfuerzo para tener todo listo el primer día de enero.
Sin embargo, una maniobra del izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), que adversa el tratado, impidió que un conjunto de reformas legales aprobadas por el Parlamento fueran sancionadas a tiempo por el presidente Antonio Saca.
“El Gobierno hace las gestiones necesarias para que el comercio no se interrumpa. Se ha trabajado de forma diligente en realizar todas las reformas del caso (y) es difícil cuantificar las pérdidas”, declaró a la AFP el presidente de la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI), Napoleón Guerrero.
El presidente de la Cámara Agropecuaria Agroindustrial (Camagro), Ricardo Esmahán, aseguró que el retraso “puede afectar porque hemos encontrado barreras no arancelarias para entrar a Estados Unidos” y en términos similares se manifestó el presidente de la Unión de Textileros de El Salvador (Unitex), Edwin Zamora.
Zamora comentó que la situación afectará a algunos sectores como las hilanderías y fabricantes de tejido plano, que no eran beneficiarios de la Iniciativa de la Cuenca del Caribe.
Nicaragua no será afectada
Mientras tanto, en Nicaragua, el gobierno no consideró particularmente problemático el atraso.
La verdad es que “ningún país (centroamericano) logró hacer todos los ajustes que requería el tratado, por lo que en ese sentido no hay mayores dificultades, ya que si hemos esperado tres años para negociarlo y firmarlo, unos meses más no serán tan traumáticos”, afirmo a la AFP el secretario de Comunicación de la Presidencia, Lindolfo Monjarretz.
“Esperar un poco más no será algo que vaya a descarrilar los planes de desarrollo de Centroamérica”, añadió.
Dominicana satisfecha
El gobierno dominicano, por su lado, acogió con satisfacción la postergación de la entrada en vigor del Tratado.
“No estábamos en capacidad de entrar hasta el primero de julio y queríamos utilizar estos seis meses para equilibrar el presupuesto. De manera que ese informe al gobierno le conviene muchísimo”, expuso el secretario de la Presidencia, Danilo Medina.
El acuerdo ya ha sido ratificado por los Congresos de Estados Unidos, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Honduras y República Dominicana, pero no por el de Costa Rica, donde el TLC enfrenta una fuerte oposición de organizaciones políticas y sociales.