Economía

INSSista con Manuel


Enfermedad profesional de los cañeros
Además de la Insuficiencia Renal Crónica (IRC), incorporada a la lista de las enfermedades profesionales, según la Ley No. 456, publicada en La Gaceta No. 133 del 8 de julio de 2004, ¿qué otra enfermedad es propia de los trabajadores de la caña? Para la ciencia médica, la IRC es una enfermedad multicausal, y sobre esta base existen razones humanas y financieras para estudiar a fondo las condiciones y el medio ambiente de los trabajadores al servicio de los ingenios y de las fincas dedicadas al cultivo de la caña. Es imperativo para el Estado y la empresa privada detener las causas generadoras de este terrible mal, que está generando entre 4 y 6 muertes mensuales solamente en el municipio de Chichigalpa.
Se puede responder a la pregunta, que la enfermedad profesional propia de los cañeros, que no admite ninguna duda a nivel mundial, se denomina bagazosis, la cual se encuentra incorporada en la Lista de Enfermedades Profesionales establecida en el Código del Trabajo y reconocida en La Ley de Seguridad Social en su artículo 64, al preceptuar que la enfermedad profesional es todo estado patológico derivado de la acción continuada de una causa que tenga su origen o motivo en el trabajo, o en el medio en que la persona se vea obligada a prestar sus servicios a un empleador público o privado, que provoquen una incapacidad o perturbación funcional, permanente o transitoria.
¿Pero qué es la bagazosis? Es una patología, reconocida como la enfermedad de los cañeros, debido que se presenta en los trabajadores expuestos a la inhalación del polvo de bagazo de caña enmohecido, que resulta del moho (thermoactinomyces vulgaris) que se desarrolla en el bagazo de la caña que se ha exprimido para extraer el jugo. El bagazo fresco y húmedo, amontonado a cielo abierto o a la intemperie, contiene residuos de jugo que se fermentan por la invasión de las bacterias, y consecuentemente el crecimiento de diversos tipos de moho.
¿Quiénes están expuestos a adquirir esta enfermedad? Los trabajadores que se enferman por esta causa, según las experiencias internacionales como México, representan aproximadamente el 50% de los expuestos y son fundamentalmente aquellos que por la naturaleza del trabajo se vinculan con el bagazo, directa e indirectamente, ya sea amontonando, elaborando y abriendo pacas de bagazo, los que preparan o mezclan el bagazo para los alimentos de aves y ganado, y colateralmente la pueden adquirir los trabajadores que habitan y trabajan en la vecindad de los ingenios o empresas que utilizan el bagazo como materia prima.
¿Cuáles son los síntomas más visibles de la enfermedad? Los estudios médicos indican que evoluciona en tres fases o estadíos: aguda, subaguda y crónica. En la aguda que tiene una duración de un día, el trabajador manifiesta malestar general intenso, falta o pérdida de fuerza muscular, tos seca, fiebre y dificultad en la respiración; en la subaguda se recrudecen los síntomas de la aguda, más la pérdida de peso en tiempos muy cortos, la tos se hace más intensa y la pérdida de la fuerza muscular se extrema al punto de no tener la capacidad de mantenerse en pie. La fase final o crónica se manifiesta en lesiones irreversibles, caracterizándose por la permanente dificultad en la respiración, palidez de la piel, trastornos circulatorios y finalmente el trabajador muere por insuficiencia cardiorespiratoria.
¿Cuál es el comportamiento de esta enfermedad en el país? Desde 1966, que se incorporaron los trabajadores agrícolas al servicio del Ingenio San Antonio, situado en el municipio de Chichigalpa, las estadísticas del Ministerio del Trabajo y del INSS, en el período 1966-2005 (39 años), no registran ni una sola enfermedad de bagazosis, evidenciando que el Modelo Médico al servicio de los cotizantes vinculados con la caña -hasta ahora implementado- requiere de fortalecimiento en el diagnóstico médico a los efectos de identificar las enfermedades por su nombre(aspecto nosológico)y las causas generadoras (aspectos etiológico).
miruiz@cablenet.com.ni