Economía

FMI aprueba a Nicaragua

Presidente del Banco Central (BCN) dice que el país cumplió con todas las exigencias para lograr un acuerdo económico con el organismo multilateral, después de un año de crisis en el que éste amenazó al gobierno con sacar al país de sus programas.

Nicaragua está a punto de conseguir un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y lo único que le falta cumplir es que el Parlamento apruebe un presupuesto general para el 2006 acorde al presentado por el Ejecutivo a ese organismo financiero.

El presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Mario Alonso, anunció hoy en rueda de prensa de que una misión del FMI que concluyó ayer una visita de dos semanas al país partió muy satisfecha por los avances que mostró el país para alcanzar un acuerdo monetario.

"Ellos (la misión del FMI) se fueron muy contentos y están solo a la espera de que se apruebe el presupuesto tal y como lo presentó el Gobierno con un déficit de 2,2 por ciento en todo el sector público", dijo Alonso.

El alto funcionario agregó que si se logra aprobar el presupuesto que presentó el Ejecutivo el acuerdo con el FMI se extendería hasta diciembre del 2006.

Descongelan programa

Nicaragua aprobó una serie de leyes financieras que el FMI estaba exigiendo para "despertar" el programa con ese organismo que se encuentra "dormido" desde diciembre del año pasado cuando el Parlamento aprobó un presupuesto distinto al que el Gobierno negoció con el FMI.

"Estamos despertando el programa y confiamos que vamos a salir bien", dijo Alonso.
El presupuesto para el año 2006 que presentó el Gobierno ante el Parlamento el pasado 15 de octubre, contempla gastos de 1.238 millones de dólares.

La Comisión Económica del Parlamento emitió dos dictámenes sobre la aprobación del presupuesto que está supuesta a aprobarse mañana, viernes.

Un dictamen de mayoría que apoyan los diputados sandinistas (izquierda) aprueba aumentos de salarios para sectores sociales como el de salud que se encuentra en huelga en demanda de aumentos de sueldos y otro de minoría de los liberales (derecha) que procura que el presupuesto que se apruebe sea el que se discutió con el FMI.

"Nosotros creemos que hay recursos para aumento de salarios y por eso es que apoyamos el dictamen de mayoría", dijo a la televisión local el presidente del Parlamento, el sandinista René Núñez, quien basó su afirmación sobre recaudaciones de tributos de parte del Gobierno.

"Si se aprueba ese dictamen de mayoría correríamos el riesgo de no lograr el programa con el FMI y eso es perjudicial para Nicaragua", dijo por su parte el primer vicepresidente del Parlamento el liberal, Wilfredo Navarro.

El presidente Enrique Bolaños, en breves declaraciones que brindó a los medios locales dijo que "el presupuesto será aprobado y tengo fe de que Nicaragua va a seguir progresando".

La falta de acuerdo con el FMI ha detenido este año el desembolso de más de 100 millones de dólares de parte de la cooperación internacional para apoyo presupuestario y proyectos específicos.