Economía

Nicaragua campeón en consumo ineficiente de combustibles

* Desarrollar energías alternativas es lo que le conviene a Nicaragua * Propuesta mexicana puede bajar precio de combustible para generación

Ervin Sánchez

Nicaragua tiene el índice de ineficiencia más alto de América Latina en cuanto al consumo de energía, comparado con los resultados de ese uso, afirma el doctor Róger Cerda, economista y experto en temas petroleros, quien considera que lo primero que hay que hacer para revertir esa situación es que la distribuidora Unión Fenosa reduzca sus pérdidas técnicas.
A la par considera que al país le sería beneficioso que la generadora que se encuentra dentro de los planes mexicanos para Centroamérica, fuera instalada en Nicaragua, pero que además se iniciara un ambicioso plan con la empresa privada nicaragüense o extranjera para construir una serie de instalaciones de generación energética alternativa.
Cerda quien es abogado y economista, experto en temas petroleros, considera que a Nicaragua no le conviene seguir dependiendo de fuentes térmicas, incluyendo la posible generadora mexicana en base a subproductos del petróleo, debido a que las perspectivas del comportamiento del oro negro en el mercado mundial son de mantenerse alrededor de los 60 dólares para los próximos dos años.
Soluciones no son a corto plazo
El doctor Cerda considera que las soluciones a la crisis energética para Nicaragua no serán a corto plazo, y aun cuando piensa que al país le convendría lograr que México construyera una planta térmica en el país, porque la competencia entre generadores abarataría costos, lo que a la nación más le conviene son los proyectos hidroeléctricos.
Ese tipo de inversiones, sin embargo, son sumamente caras y a largo plazo, pero “el largo plazo comienza hoy”, manifestó el también ex ministro de energía de Nicaragua. Cerda recordó que hace ocho años advirtió que al país se le sobrevendría un agudo problema energético y que había que impulsar un programa de construcción de micropresas, de proyectos eólicos y geotérmicos.
“Advertí que el problema se venía, pero nadie hizo caso, y ahora hay que iniciar trabajos para desarrollar proyectos de energías alternativas que son las que le darán independencia al país con relación a los hidrocarburos para generar electricidad”, destacó el experto, en tanto insistió en que hay que analizar con toda la seriedad del caso toda la cadena de producción y distribución eléctrica.
Falta de cobertura eléctrica
Asegura el doctor Cerda que en el fondo el problema es de falta de cobertura, de que “estamos generando muy mal, que el país es muy pobre y que el 75 por ciento de los que tienen luz, consumen menos de 150 kilovatios/hora al mes, y que en ese sentido en lo que hay que insistir es en que la distribuidora baje sus pérdidas técnicas.
Asimismo señala Cerda que realmente se está facturando sólo la mitad de la energía que se genera, “lo cual es una barbaridad”. Al general mal y distribuir mal se está creando una economía del desperdicio, aparte que los distintos sectores no están usando muy eficientemente la electricidad que reciben.
El uso de la energía eléctrica ha estado siendo deficiente tanto en el sector residencial, como productivo y comercial, agregó Cerda, quien señala que al generar y distribuir mal la electricidad, se incrementa el consumo de combustible, sumamente caro, y sin posibilidades mayores de tener reducciones sustanciales de precio.
Convendría al corto plazo desarrollar una política energética, “que no tenemos y que tenga como objetivo apoyar un plan de inversiones ambicioso que ayude al desarrollo de Nicaragua”.
Falta más infraestructura eléctrica
La infraestructura son las piernas del desarrollo, y el crecimiento económico continuará fallando si no resolvemos el problema de la pobreza, el desempleo y el problema presupuestario, explicó el doctor Cerda, quien además señaló que la tendencia a la baja del precio del petróleo es temporal y que al entrar con fuerza el invierno boreal, el precio volverá a subir.
En 2006 aumentarán las compras internacionales de petróleo y el precio se va ubicar en 65 dólares por barril como promedio, no como este año, en el cual fue de aproximadamente 58 por barril.
La predicción de Cerda está basada en un estudio de la Organización de Países Exportadores de Petróleo sobre el incremento del consumo, de la demanda de petróleo, en el cual se prevé que la demanda mundial de crudo aumentará hasta unos 84,8 millones de barriles diarios.
Esas cifras indican que el crecimiento adicional será de 1,52 millones de barriles diarios, demanda que es impulsada por los motores del crecimiento económico de China, de los países industrializados y de naciones emergentes como Brasil y la India.