Economía

Tecnología sostenible


Las variadas formas de bombeo

Siempre que ha sido necesario elevar agua hasta una altura o impulsarla por una distancia donde se le necesita, ahí ha estado el ingenio humano para resolver de la forma más adecuada. Así tienen sus orígenes los sistemas de bombeo. Debido a esta función, no son más que máquinas que toman energía de una fuente cualquiera para aplicársela al agua y lograr trasladarla donde es requerida.
Es realmente importante considerar que no existen bombas malas, o bombas mejores que otras. Lo que existe son bombas para distintas condiciones y necesidades. Puede haber una mala elección del equipo. Es posible una mala instalación o hasta un equipo defectuoso. Pero todo sistema es válido y puede ser ideal para una condición física determinada (pozo profundo o somero, río, cascada, etc.), así como para un manejo social específico: abasto domiciliar, riego, aguar ganado, multiuso, etc. Jamás un equipo será la solución a todos nuestros problemas, y la bomba no es excepción. Se trata de un instrumento más a nuestro servicio para simplificar labores, las cuales en este caso son: extracción y acarreo de agua.
Se conoce de personas que con una bomba de mecate manual y buenos resultados comerciales de sus cultivos en riego lograron comprar la propiedad que alquilaban y hasta autofinanciarse una motobomba, lo que con su mayor grado de automatización y capacidad permitió ampliar las áreas de cultivo y con ello, la rentabilidad. Igual se ha conocido de casos de fracasos con éstas y otras tecnologías de bombeo. Así las soluciones están en nuestros talentos, voluntades y aspiraciones, más que en los instrumentos de que nos valemos para desarrollar nuestros proyectos.
Identificada nuestra fuente de abasto de agua y cuando no es posible lograr un traslado natural y automático de ésta, valiéndose de las condiciones locales, sólo entonces, corresponde buscar el equipo de bombeo más adecuado o que mejor se ajuste a nuestras condiciones. Aunque no se encuentre entre las tecnologías sostenibles, debemos hablar de la motobomba, por ser el equipo de mayor empleo y aspiración de muchos productores, principalmente cuando se trabaja con riego. Es importante ofrecer recomendaciones que no siempre sirven sus vendedores como: a) todo equipo tiene una condición óptima de trabajo. Cuando se opera por encima de esta condición se consume más combustible y se reduce su eficiencia, a la vez que se acorta su vida útil. Una buena elección es siempre importante; b) igual que todo automotor, los gases que emana son tóxicos. No importa que tan fuerte se sea. Por ello, cuando la bomba debe operar por debajo del suelo, lo correcto es prolongar el tubo de escape hasta por encima del nivel del suelo y en todos los casos contar con buena ventilación; c) la capacidad de succión máxima es de 7 metros, pues la misma es lograda por el vacío que se crea con el giro del impelente. Esta capacidad de succión puede verse mejorada al ampliar el diámetro de la tubería de succión, contrario a lo que manda el sentido común, pues muchos buscan un diámetro más pequeño pensando en que será más fácil que suba el agua; d) el manejo de combustibles y lubricantes debe hacerse retirado de las fuentes de agua para no contaminarlas; e) estos equipos no pueden sólo entregarse. Su entrega debe estar acompañada de una capacitación aunque sea básica.

Carlos Javier López y Marcia Estrada G
Consultores en Desarrollo Rural
marciaestrada@yahoo.com