Economía

Califica de irresponsables declaraciones del delegado del FMI


Edgard Barberena

Como “declaraciones irresponsables” calificó ayer el diputado Agustín Jarquín Anaya las afirmaciones del representante del FMI en Nicaragua, Humberto Arbulú-Neira, quien reafirmó que el organismo financiero internacional demanda un incremento tarifario de la energía eléctrica en un 25 por ciento.
Jarquín recordó que cuando estuvo vigente la Intendencia de Energía se aprobó primero un incremento tarifario de 5,9 por ciento, después 1.5 por ciento y luego un 1,5 por ciento mensual, “de manera que el incremento aplicado hasta ahora anda por entre el 8 y 9 por ciento, además de los 35 millones de dólares que se les entregó en efectivo”.
“De manera que las declaraciones del señor Arbulú son irresponsables, porque generan una zozobra, y estoy seguro que él ni siquiera conversó con las autoridades del INE, ni con la Comisión Nacional de Energía, y mucho menos con la comisión de Energía e Infraestructura de la Asamblea Nacional”, dijo el presidente en funciones de ese organismo.
Pide que se pronuncie FMI
“No sé en qué se fundamenta Arbulú para hacer esas afirmaciones, por lo que le estoy pidiendo al Instituto Nicaragüense de Energía que se pronuncie y anuncie cuál sería el incremento solicitado por Unión Fenosa”, dijo el legislador.
Agregó que la afirmación de Arbulú “no tiene ni pies ni cabezas, ya que no le corresponde a él (como extranjero y representante de un organismo internacional) hacer tales declaraciones, y hay una solicitud que hizo Unión Fenosa cuando aún el FMI no había salido demandando que se le incremente la tarifa de energía a los nicaragüenses”.
Precisó que según los procedimientos que establece la ley del sector eléctrico, el ente regulador dispone de 60 días para pronunciarse ante la solicitud del incremento tarifario solicitado por la distribuidora española, pero el representante del FMI, basándose en los precios internacionales del petróleo, lo que hace es crear zozobra.
Opiniones del FMI no son palabra de Dios
Aceptó Jarquín Anaya que hay que llegar a entendimientos con el FMI, “porque tampoco le podemos dar las espaldas, pero hay que señalar que el organismo multilateral comete equivocaciones y que su planteamiento no es palabra de Dios”, dijo Jarquín, quien recordó el caso de Hidrogesa, cuando esa misma institución demandó que se privatizara”.
Recordó que por la posición firme de la Asamblea Nacional se evitó que esa generadora pasara a manos privadas, y ahora está dando los frutos necesarios para evitar males mayores a los consumidores como producto de la crisis energética mundial.
Dijo que el año pasado el Banco Mundial reconoció que fue correcta la postura de la Asamblea Nacional en no privatizar Hidrogesa.