Economía

Centroamérica y Europa negociarán TLC en mayo

Nicaragua y Honduras se mantienen rezagados en el proceso de integración regional debido a la falta de recursos económicos

Las negociaciones entre Centroamérica y la Unión Europea para el establecimiento de un Tratado de Libre Comercio (TLC) iniciarían en mayo de 2006, informaron hoy, lunes, fuentes oficiales.

El viceministro de Economía de El Salvador, Eduardo Ayala Grimaldi, dijo hoy en una rueda de prensa que el anuncio podría hacerse en la IV Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno entre la Unión Europea (UE), América Latina y el Caribe, que se realizará el próximo mes de mayo en Viena, Austria.

El funcionario dijo que los ministros de Economía y Comercio del istmo esperan que los presidentes de Centroamérica "lancen un proceso de negociación formal" del tratado comercial en la reunión intercontinental.

El viceministro salvadoreño realizó este anuncio en el contexto de una reunión de valoración del proceso de unión aduanera centroamericana entre la UE y representantes de la región.

El encuentro que inició hoy en un hotel capitalino y concluirá mañana, martes, cuenta con la participación del director general adjunto de Comercio de la Comisión Europea, Karl F. Falkenberg, y por Centroamérica participan representantes de los ministerios de Economía, Comercio Exterior y las respectivas cancillerías.

Ayala Grimaldi informó de que ésta es la tercera reunión de este tipo y que en ella realizan "una evaluación real del estado de la integración centroamericana".

El viceministro recordó que Centroamérica espera impulsar un "acuerdo de asociación" con la UE que incluye el diálogo político, la cooperación y el libre comercio.

Las condiciones

Indicó que en los dos primeros aspectos ya se ha avanzado significativamente y precisó que la Unión Europea ha puesto como condición, para un acuerdo de libre comercio, la conclusión de la unión aduanera.

Ayala Grimaldi explicó que "el próximo año será muy interesante para este proceso" y expresó que el objetivo que se persigue es agilizar los trámites entre las fronteras centroamericanas para que posteriormente están desaparezcan y exista un libre flujo de personas y mercancías.

Sin embargo, matizó que para alcanzar esta meta los países tendrán que invertir varios millones de dólares en sistemas informáticos y avanzar en uniformar impuestos, así como regulaciones migratorias y sanitarias.

Para esto, los gobiernos del área estarían solicitando mayor cooperación técnica y económica de la UE, aunque Ayala informó de que ya existen varios proyectos en que asesores europeos están colaborando para la agilización de los procesos aduaneros.

Ayala Grimaldi también mencionó que en países como Nicaragua y Honduras no se han dado los avances necesarios debido a la falta de recursos económicos.

El viceministro aseveró que "la región es más interesante como región, comercialmente hablando".

"La diferencia con otros TLC es que cambiaría la naturaleza de las partes y estaríamos negociando como regiones integradas", sostuvo el funcionario.

De iniciarse un acuerdo comercial, Centroamérica está interesada en aumentar sus exportaciones de productos del mar, miel, textiles y plantas hacia Europa.