Economía

Aumentó levemente el riesgo-país de Nicaragua

* Desacelerado ritmo de crecimiento económico nacional * Remesas familiares detienen reducción de reservas

Ervin Sánchez

El riesgo de Nicaragua como país aumentó en 3,3 puntos durante el tercer trimestre del año, espoleado fundamentalmente por los problemas políticos de la nación que se ven registrados con mayor énfasis alrededor del Poder Judicial y de la Corte Suprema de Justicia, pero también por la incapacidad gubernamental de reducir la deuda con las naciones que no son miembros del Club de París.
El informe realizado por los doctores Luis Humberto Guzmán y Néstor Avendaño, profesores del Programa de Maestría en Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), revela que el riesgo país no aumentó más debido a que los poderes del Estado y el Ejecutivo llegaron a un acuerdo de implementar la denominada Ley Marco.
Algunos factores que elevan el riesgo país son las condiciones paupérrimas de la población, la desconfianza en el Poder Judicial, los reclamos ciudadanos contra los malos servicios de energía eléctrica y telefonía y la aceleración de la inflación, ocasionado por el cierre de las ventanillas de préstamos concesionales del Fondo Monetario Internacional del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo.
A nivel general el riesgo político fue alto en el tercer trimestre del 2005 y sólo disminuyó un punto respecto al observado en el mismo período del 2004, sin embargo las condiciones socioeconómicas del país continúan siendo muy críticas, de acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, una tercera parte de la población literalmente sufre hambre.
Hambre presente en nueve departamentos del país
En nueve de 16 departamentos está presente el hambre, que no ha cedido, tomando en cuenta que el riesgo económico se redujo, pese a que fue seis puntos mayor que el del segundo semestre del corriente año. El ritmo de crecimiento de la economía nacional se desaceleró dos puntos porcentuales del promedio anual de la producción con respecto a diciembre del año pasado.
En ese sentido, el pronóstico de la tasa de crecimiento del producto interno bruto nacional se aproxima a un tres por ciento este año, mientras que la inflación --que hasta el momento es de 8,51 por ciento-- ha provocado un deterioro de 0.3 por ciento del salario real pagado por las empresas, mientras que el déficit fiscal, asciende a unos dos mil 660 millones de córdobas, un tres por ciento del presupuesto nacional esperado en el presente año.
A la vez, afirmó el doctor Avendaño, que el déficit de cuenta corriente de la balanza de pagos, que es financiado fundamentalmente por las remesas familiares de emigrantes nicaragüenses, ascendió a unos 600 millones de dólares y al 12,2 por ciento del PIB esperado en el 2005.
Circulante contraído
Por otra parte, de acuerdo al estudio, hay una contracción del 13,4 por ciento del monto de dinero circulantes fuera del sistema financiero nacional, lo que restringe la dinámica del mercado interno y obstaculiza la generación de ingresos para la población, pese a que debido a una leve reducción de la tasa activa de interés de un 11 por ciento en el corto plazo.
El riesgo financiero por su lado fue bajo, señala Avendaño, pero aumentó levemente un total de 1,5 puntos, con respecto al segundo trimestre de este año.
La deuda interna en tanto totalizó cinco mil 309 millones de dólares, equivalentes al 108 por ciento del PIB y es cuatro veces el valor de las exportaciones fob locales.