Economía

Tecnología sostenible


Los animales y el agua:
Los animales de tiro han estado vinculados al abasto de aguas de antaño. En lugares donde el agua se encuentra muy profunda, los animales domésticos han sido la fuerza motriz principal, sea halando el agua de pozos profundos o trasladándola desde lugares donde el líquido es más accesible, en carretones o carretas.
La bomba de mecate a tracción animal es un equipo robusto que ha adaptado la bomba de mecate a las características de desarrollo de la potencia de los animales de tiro. Así ésta opera con un sistema mecánico conocido como engranaje de linterna, que es el responsable de convertir el giro horizontal del animal a vertical de la bomba, y además multiplicar el número de vueltas.
En lugares de nivel de aguas muy profundas, estas bombas logran subir el agua desde 80 varas de profundidad, lo que la convierte en el equipo de mayor potencia. Este objetivo lo logra con muchas ventajas respecto a los sistemas tradicionales de extracción de agua en estos mismos sitios, tales como: el emplear solamente un animal, cuando el sistema tradicional requiere de dos; sólo demanda de una persona que sujete al animal y controle la operación, que puede ser incluso un chavalo, mientras el sistema tradicional requiere de tres hombres: el que hala los bueyes y dos que descargan el medio barril que suspenden en cada carrera; por otra parte, los hombres pueden bombear en cualquier momento. Con el sistema tradicional sólo halan agua por la mañana, en lugar de ir a trabajar al campo, pues no están dispuestos a mojarse después de llegar asoleados, por temor a una parálisis. El sistema es más seguro considerando que las personas no están expuestas a caer en los pozos, accidente frecuente por trabajar sobre éstos y mojado; pero además, es seguro porque el agua sale limpia, para sorpresa de la gente, que hasta llega a pensar que la bomba incluye algún sistema de purificación, cuando lo que ocurre es que con el cubo, es necesario remover el agua para que éste se llene, el mecate baja lleno de tierra, basura y estiércol y por otra parte, este sistema tradicional requiere de un pozo abierto, mientras que la bomba a tracción animal opera sin problemas en un pozo con su tapa higiénica.
Desde el punto de vista económico, se evaluó con personas de comunidades de aguas profundas (Lechecuagos, Cerro Negro, etc.) el costo del barril de agua, resultando lo siguiente: el barril comprado a las carretas cuesta C$5.00; el mismo barril extraído con el método tradicional (de jalón):C$7.00; y el mismo barril con la bomba de mecate a tracción animal cuesta: C$ 3.00.
De este modo, un sistema de tecnología considerada vieja, se convierte en un sistema viable para muchas condiciones locales. Este equipo también ha demostrado la funcionalidad de la bomba aun a grandes profundidades, debiendo sólo garantizarse una mayor área de contacto entre el mecate y las poleas.
Carlos Javier López y Marcia Estrada G
Consultores en Desarrollo Ruralmarciaestrada@yahoo.com