Economía

Aval mundial facilita labor de microfinanzas


Ervin Sánchez

La aprobación en el Parlamento de la ley que regirá las microfinanzas es sumamente importante para el desarrollo de la pequeña y mediana empresa en los distintos sectores, así como ayudaría al desarrollo de los avales crediticios en el país, afirmó Epaminondas Jácome, Secretario General del Fondo Internacional de Garantía (FIG).
Jácome y la representante principal de la Inter American Foundation, Miriam Brandao, firmaron recientemente un acuerdo con la Caja Rural Nacional (Caruna) para continuar prestándole, así como a otros organismos financieros locales, los servicios de garantía crediticia ante la banca nacional.
El Fondo Internacional de Garantía (FIG) es una cooperativa tras continental de afianzamiento basada en Ginebra, Suiza; tiene más de 20 años de experiencia en esa área y favorece el financiamiento de las actividades económicas de micro y mediana empresa, las de cooperativas de producción y de servicios, así como de cajas populares de ahorro y crédito.
Reduce riesgos
El Fondo Internacional de Garantía de América Latina es un instrumento de calidad para reducir el riesgo del crédito, que garantiza un porcentaje del finaciamiento que un banco local concede a uno de sus socios, fundamentalmente a cooperativas. El aval puede ser emitido por el banco UBS desde Ginebra, Suiza, o directamente por el FIG.
Las garantías del FIG-Figal, señala Jácome, cubren únicamente de un 20 a un 50 por ciento del préstamo otorgado por el banco, pero son reconocidas por todas las instituciones bancarias del mundo, y son emitidas en divisas fuertes como el euro o el dólar.
El Figal tiene instalaciones en Managua, y es un programa de descentralización regional del FIG, que resulta de una alianza entre el FIG y la Inter American Foundation (FIA), una agencia del gobierno de los Estados Unidos de apoyo al desarrollo de América Latina.
Estas dos organizaciones han favorecido a más de 250 mil micros y pequeñas empresas y a más de un millón de personas tanto en África como en América Latina, y por ser reconocida internacionalmente, reduce los riesgos para las bancas locales.
Avales permiten movilización de recursos
De acuerdo a la información, por medio de estos programas se han emitido avales por más de 50 millones de dólares, lo que ha permitido a los socios obtener aproximadamente 200 millones de dólares en préstamos, es decir, cuatro veces más que el valor de la garantía.
El 50 por ciento del capital del FIG es otorgado por el Fondo Soros de Desarrollo Económico y Social, por instituciones de microfinanzas, ONG e individuos, así como por la Inter American Foundation.
En Nicaragua Figal está trabajando con instituciones como la Caja Rural (Caruna), Fundeser, Acodep, Prestanic, entre otras, las que son apalancadas por la garantía que se presta para que los fondos otorgados por la banca a las microfinancieras puedan llegar hasta los micro y pequeños empresarios.