El Deportivo

Abril fue complicado


NUEVA YORK / Yahoodeportes.com.- Enmarcado por los jonrones de Alex Rodríguez y Barry Bonds, el primer mes de la temporada de las Grandes Ligas estuvo cargado por episodios que rayaron en lo absurdo y el inesperado desplome de los Yanquis al sótano de su división.
Por cuestiones de clima, con los resabios del invierno en varias ciudades, abril tiende a ser un mes que suele favorecer más a los lanzadores que a los bateadores.
Un botón fue la producción de 4.48 carreras por juego de los 30 equipos tras las tres primeras semanas.
Dos que no tuvieron problemas con los lanzadores fueron Rodríguez y Bonds, los protagonistas por excelencia del mes.
Cuestionado en Nueva York por rendir poco en octubre, Rodríguez estuvo imparable en abril y dando la impresión de que podía hacer contacto con todo.
Tras conectar 14 jonrones en los primeros 18 juegos, el antesalista de los Yanquis se enfrió un poco al finalizar el mes y quedó igualado con el también dominicano Albert Pujols en cuanto a la mayor cantidad de vuelacercas en abril, además de producir 34 carreras y redondear promedio de .355.
Bonds pegó ocho jonrones para los Gigantes de San Francisco y se situó a sólo 13 de empatar la marca histórica de 755 en poder de Hank Aaron.
Mientras los Gigantes de Bonds marchan con récord de 12-11 en un competitivo Oeste en la Liga Nacional, los Yanquis de Rodríguez están sumidos en su peor momento desde que su piloto Joe Torre tomó las riendas en 1995.
Nueva York perdió cinco de seis partidos frente a los Medias Rojas de Boston, sus rivales de toda la vida y que le han sacado una diferencia de seis juegos y medio.
La culpa del suplicio yanqui obedece a una epidemia de lesionados en su rotación de abridores --la que menos innings lanzados promedia en las Mayores-- que ha contagiado a Mike Mussina, Chien-Ming Wang, Andy Pettitte y Carl Pavano. El estelar relevista panameño Mariano Rivera tuvo que esperar hasta el 28 de abril para conseguir su primer rescate tras fallar en los dos iniciales.
Si bien Rodríguez ha cumplido con su parte, varios de los artilleros del equipo andaban apagados, como es el caso del venezolano Bobby Abreu (dos hits en sus últimos 30 turnos) y el dominicano Robinson Canó (uno en 18).
En Nueva York se conjetura sobre la inminente salida de Torre, aunque el último día de abril el exigente dueño George Steinbrenner le dio un voto de confianza, pero cubierto por una advertencia de revertir el actual patrón lo más pronto posible.
La oposición no se deja llevar por los problemas de los Yanquis.
David Ortiz, el bateador designado de Boston, recordó que hace dos temporadas los Yanquis comenzaron 11-19 y acto seguido hilvanaron una racha de diez victorias en fila.
“Los he visto pasar por malas al comienzo y luego reaccionan”, advirtió Ortiz.
Quizá lo más alocado del mes fue el inclemente clima, que provocó la suspensión de una veintena de juegos.
Lo peor se dio en Cleveland, donde una serie de cuatro partidos con los Marineros de Seattle fue arruinado por completo debido a una intensa nevada. Esto forzó a los Indios a jugar tres juegos como “local” en Milwaukee.
En Cleveland también se produjo un hecho insólito, cuando el sábado último los umpires dejaron pasar tres innings para convalidar una carrera de los Orioles de Baltimore, producto de un batazo tendido que Grady Sizemore le atrapó al venezolano Ramón Hernández, y que en principio no aceptaron. Pese a las quejas de los Indios, Baltimore ganó 7-4.
Bonds no es el único que se acerca vertiginosamente a un hito. Tom Glavine, de los Mets de Nueva York, sumó tres victorias para quedar a siete de las 300 en su carrera.
Hablando de los Mets, su inicio de 15-8 en el Este de la Nacional ha quedado en segundo plano en la ciudad ante el drama en el Bronx de sus vecinos Yanquis. Todo hace presagiar un duelo cerrado por el banderín de la división con los Bravos de Atlanta (15-9), nuevamente afilados como en sus mejores tiempos.
El dominio de los lanzadores se encarnó con el juego sin hits de Mark Buehrle ante Texas y los 17 innings sin permitir carreras que el venezolano Félix Hernández cubrió en sus dos primeras salidas antes de caer víctima de molestias en su codo y antebrazo derecho.
¿El equipo más sorprendente?
Apunten en esa categoría a los Cerveceros de Milwaukee, que al compás de una marca 15-9 lideran la Central de la Nacional, ahora con cuatro juegos y medio de ventaja sobre Pittsburgh. San Luis, Chicago y Houston, los favoritos en esa división, marchan con récords por debajo de .500.
Y no descarten a los Indios, que con 15-8 son los mejores en la Central de la Americana, y cerraron el mes con siete triunfos en sus últimos ocho compromisos.
Entre los hechos fatídicos, el domingo 29 de abril, falleció víctima de un accidente automovilístico el lanzador Josh Hancock, uno de los integrantes clave en el bullpen de los Cardenales de San Luis, a quienes llevó a ganar la Serie Mundial el año pasado.