El Deportivo

No fue lo que lo que se esperaba

Juventud y velocidad de Mayweather superaron a un De La Hoya desgastado

Martín Ruiz

Desde que se pactó el combate entre Oscar De La Hoya y Floyd Mayweather, nació una gran expectativa por lo que sería el final de la pelea. La promoción fue extraordinaria, rompió récord de taquilla, se transmitió la pelea a 176 países y hubo una audiencia estimada en unos 60 millones de telespectadores, los que al final no quedaron satisfechos, no por el resultado, sino por la pelea en sí.
Mayweather superó por decisión dividida a Oscar de la Hoya, para arrebatarle el cetro superwelter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB). Los jueces vieron ganar a Mayweather con tarjetas de 116-112, 115-113 a Mayweather, y 115-113 para De la Hoya.
Se sabía de la velocidad de Mayweather en el ring y las ventajas que podría sacar por su juventud. Su invicto en 38 combates, en los que figuran 24 nocáuts suponían que estaríamos en presencia de una pelea de alto voltaje, de mucho poder, y para los fieros amantes del boxeo, de mucha sangre, y de ser posible, hasta de alguna caída.

Pero no hubo tales.
Mayweather, aunque no corrió a como algunos consideraban, se dedicó a pasar golpes en la primera mitad de la pelea, agachándose o protegiéndose con el hombro. No presentó blanco fijo, pero contragolpeó en los cierres de cada asalto para impresionar a los jueces y sacar ligeras ventajas. De La Hoya arremetió al principio al cuerpo de su adversario para restarle velocidad, y constantemente lo llevó a las cuerdas para tratar de cerrarle las salidad, pero sus golpes, que no fueron precisos, no tuvieron la efectividad deseada y a medida que transucurría la pelea, fue desgastándose y no pudo superar el empuje de Mayweather.
“Sentí que golpeé más fuerte, golpes más secos,” dijo De La Hoya después del combate. “Cuando acerté mis golpes, pude ver que le hacía daño. Estaba presionando y quería detenerlo. Intentaba poner fin al espectáculo,” agregó.
“Fuí el único que estuvo siempre en la pelea, que salió desde el principio a dar espectáculo y buscar el triunfo que al final no me dieron los jueces. Soy el campeón y tienes que hacer más que eso para vencer al campeón. No fue la mejor noche para mi jab. Funcionaba, pero no pude lanzarlo,” admitió el “Golden Boy”, quien ha perdido cinco de sus últimas 12 peleas y que dejó su marca en 38-0-5..
La pelea, que estuvo monótona en los primeros seis asaltos, tomó un giro brusco en a partir del octavo, en que Mayweather sacó a relucir su juventud, mejores condiciones físicas y fue más preciso en sus golpes. Basta decir que las computadoras al final registraron mayor efectividad y contundencia de los golpes del nuevo campeón. Floyd asestó 207 de sus 481 golpes, contra 122 de 587 por parte de De la Hoya. Mayweather conectó también más golpes poderosos que su rival, 138 contra 82.
“Fue pan comido”, dijo Mayweather a los periodistas. “Él es muy duro pero no podía vencer al mejor”. Me estaba divirtiendo allí. Fue una gran pelea, pero fue algo fácil para mí. El lanzó muchos golpes, pero no estaba acertando,” agregó.
“Podía ver cuando venían los golpes. Me mantuve fuera y lo hice fallar. El es el mejor peleador de nuestra era y lo vencí,” sostuvo. “Ahora me voy a retirar. No tengo nada más que demostrar. Quiero pasar más tiempo con mis hijos,” añadió Mayweather, que se embolsó 10 millones de dólares contra 30 de De La Hoya.
El padre de Mayweather, enemistado con su hijo, dijo que De la Hoya ganó.
“Creo que Oscar ganó la pelea por puntos, lanzó más golpes y fue más agresivo”, consideró Floyd Mayweather, quien era antes entrenador de De la Hoya.
“Mi hijo tuvo buena defensa y bloqueó muchos golpes, pero creo que Oscar fue suficientemente combativo para ganar la pelea”.

Con opiniones de distintas agencias informativas.

Round por round / Primer asalto
Pocas acciones en el comienzo de la pelea. Mayweather recurre a su jab pero De la Hoya se desplaza bien por el cuadrilátero. Mayweather se mueve y se mantiene a la defensiva, lanzando disparos ocasionales con ambas manos. De la Hoya emprende un ataque de jabs hacia el final del episodio, pero sólo conecta uno por lo bajo. Mayweather luce más dinámico.
Asalto para Mayweather.

Segundo asalto
De La Hoya sale más decidido desde el campanazo. Busca atacar con la izquierda y acertar su letal gancho. Logra llevar a Mayweather contra las cuerdas, pero su rival se agacha y lo elude. De la Hoya intenta el jab y hace retroceder de nuevo a su contrincante. Lo acosa por todo el cuadrilátero. Mayweather se mantiene activo y elusivo. De la Hoya tiene éxito para cortar el movimiento de Mayweather, quien sin embargo sonríe. Al final, los dos púgiles se amarran.
Asalto para De la Hoya.

Tercer asalto
De La Hoya sigue recurriendo al jab y al gancho de izquierda. Alcanza a Mayweather con la zurda, lo acorrala de nuevo contra las cuerdas con una combinación de puñetazos. Mayweather parece sorprendido, lanza un derechazo a fin de defenderse y aliviar la presión ejercida por su rival. De la Hoya ejerce dominio en el cuadrilátero, pero Mayweather no se lleva ningún daño serio. Mayweather tira el jab, pero no puede acertar muchos golpes. De la Hoya prueba la guardia de Mayweather, y lo hace retroceder. Mayweather vuelve a quedar arrinconado en las postrimerías del asalto, y se tambalea cuando llega el campanazo.
Asalto para De la Hoya.

Cuarto asalto
De La Hoya conecta un buen jab de zurda en el comienzo, y Mayweather responde. Mayweather parece más activo y agresivo, con lo que tienta a De la Hoya a perseguirlo. De la Hoya vuelve a acorralar a Mayweather una y otra vez, pero no puede conectar muchos golpes. Mayweather sigue lanzando el jab. De la Hoya lleva a su rival contra las sogas, asesta 10 zurdazos seguidos al costado, seguidos por tres derechazos. Ninguno de los golpes le causa mucho daño al defensivo Mayweather, quien parece cómodo al retroceder. De la Hoya le propina a Mayweather un golpe a la cabeza justo cuando suena el campanazo. De la Hoya parece más activo y Mayweather más eficiente.
Asalto para De la Hoya.

Quinto asalto
Mayweather asesta dos ganchos de izquierda, luego se agacha para eludir un zurdazo de su contrincante. De la Hoya lo lleva contra las cuerdas, y Mayweather escapa. Mayweather se mueve menos pero intenta más golpes. Conecta un derechazo cuando está arrinconado, pero De la Hoya no se amedrenta. Vuelve a acorralarlo y a castigarlo con la zurda arriba. Mayweather responde con dos andanadas de golpes y persigue a De la Hoya por primera vez en la contienda. Con un derechazo, Mayweather conecta el mentón de De la Hoya, a 15 segundos de que concluya el episodio.
Asalto para Mayweather.

Sexto asalto
La misma historia: Mayweather sigue eludiendo golpes. De la Hoya lo lleva contra las cuerdas y lo castiga abajo con ambos puños, pero Mayweather se sacude los golpes con los antebrazos. Mayweather intenta una combinación de golpes pero con mala puntería. Busca insistentemente golpear con la derecha, y después con un jab. De la Hoya se agacha ligeramente y conecta con la derecha por lo alto. Vuelve a tomar la iniciativa del combate, pero Mayweather ya no retrocede tanto. Los contendientes se amarran en los últimos segundos y luego libran un intercambio a dos manos.
Asalto para Mayweather.

Undécimo asalto
Los dos púgiles lanzan golpes al cuerpo, tras sujetarse al comienzo. Mayweather conecta justo al mentón de De la Hoya y le propina otro derechazo a la cabeza. De la Hoya sigue la persecución pero Mayweather parece ganar confianza. Los golpes de De la Hoya no parecen tan peligrosos como al comienzo de la contienda. Mayweather se aleja tambaleante tras recibir un zurdazo, pero no pierde su movilidad. Desesperado, De la Hoya lanza una lluvia de golpes frente a las cuerdas, pero su rival sale indemne y bailotea de nuevo para alejarse, dándose el lujo de responder con algunas combinaciones. El público abuchea a Mayweather. De la Hoya acierta un golpe a la cabeza de su oponente, antes de que concluya el episodio.
Asalto para Mayweather.

Duodécimo y último asalto
De La Hoya acorrala a Mayweather y le lanza combinaciones de puñetazos. Mayweather se vuelve a escurrir y lanza un golpe de derecha al mentón. Castiga la misma zona antes de amarrarse. La multitud todavía corea el nombre de De la Hoya. Un potente derechazo de Mayweather da en la cabeza de su oponente, quien hace un gesto para exigirle que ataque más. De la Hoya embiste a Mayweather contra las cuerdas, pero su rival se mantiene agachado. De la Hoya emprende otra ofensiva pero Mayweather le responde con un par de golpes a la cabeza, en corto. Accidentalmente, Mayweather empuja a De la Hoya, quien se tambalea. Los dos púgiles intercambian cuero antes de la campana. Se abrazan al concluir la pelea. Ambos suben a las cuerdas para proclamarse triunfadores.
Asalto para Mayweather.

(Tomado de Yahoodeportes.com)
Nota: Este es un resumen, para leer la nota completa, leer el artículo electrónico.