El Deportivo

“Absolutismo” inglés


Inglaterra ha implantado el “absolutismo” en la Liga de Campeones 2006-2007, propiciado por la autoridad que sus equipos han demostrado a lo largo de la competición y que han situado al Liverpool, el Chelsea y el Manchester United a acaparar tres de las cuatro plazas de las semifinales del torneo.
El Milán es el “intruso” entre los aspirantes. Una excepción entre los candidatos que han evidenciado el tirón, competitivo y popular, que en los últimos años ha experimentado el fútbol británico.
El Arsenal es el único del cuarteto inglés que ha quedado al margen de la candidatura. No atraviesa su mejor época la plantilla de Arsene Wenger, vigente subcampeón hace un año, cuando perdió la final de París contra el Barcelona.
Inglaterra ha invadido la Liga de Campeones. Y lo ha hecho con autoridad. Manchester United, Chelsea y Liverpool son, por este orden, los dominadores con claridad de la Premier, una competición que se advierte, actualmente, por encima del resto de torneos del Viejo Continente.
El absolutismo inglés tiene dos precedentes únicos desde que se instauró, como tal, la Liga de Campeones. Sólo España e Italia habían conseguido un hito similar. Situar a tres de sus representantes entre los cuatro candidatos. Eran otros tiempos. Cuando los clubes hispanos y transalpinos eran los mejores postores para el futbolista. El objeto de deseo de los grandes futbolistas. El paraíso.
Hoy las estrellas contemplan también el panorama de las islas, con entidades en manos de multimillonarios que como aquellos también ofrecen importantes recompensas pecuniarias por formar parte de sus proyectos. Los presupuestos de los grandes se han equilibrado. Pero Inglaterra cuenta de su lado con proyectos a largo plazo, con la pasión inigualable y el fervor de los seguidores, que plagan como nadie los estadios y con una menor presión mediática. Y ahora ya pagan lo mismo.
El fútbol de las islas ha empezado a recoger los frutos de su nueva filosofía. Tres de los cuatro aspirantes a la Liga de Campeones son suyos. Y lo han hecho de forma rotunda. El United, ganador en 1999, ha arrollado a sus adversarios. La última víctima, el Roma, que salió escaldado de Old Trafford (7-1). El Chelsea, por su parte, apeó con una gran solidez al Valencia a pesar de que el equipo español obtuvo un precioso botín de Londres. Y el Liverpool, que destronó en cuartos, y a lo grande, al campeón, el Barcelona, ofreció otro magisterio en el Philips Stadium contra el PSV.
Inglaterra rememora tiempos pasados de dominio absoluto de Italia y España, que rentabilizaron el imperio de su fútbol en la máxima competición continental.
El más reciente fue el caso italiano. En la campaña 2002-2003, con el Milán, el Inter y el Juventus en plena pelea por el título. El Real Madrid fue el cuarto aspirante, pero cayó ante el conjunto de Turín, que después perdió la final, por penaltis, ante el conjunto rossonero. Fue el último título obtenido hasta ahora por la entidad milanista, que ha dilatado la regeneración de una plantilla angosta temerosa de no encontrar estrellas del nivel que ofrecieron éstos en sus mejores tiempos.
Años antes fue el fútbol español el que situó a una terna de candidatos a orillas del trono europeo.
La de 1999-2000 no tenía precedentes. La mejor época del Valencia de Héctor Cúper, del Real Madrid de Vicente del Bosque y el Barcelona de Louis Van Gaal. El Bayern Munich fue el cuarto en discordia, pero eliminado por el cuadro blanco. El bloque valenciano, que hizo trizas en semifinales al catalán, no pudo evitar que la Copa de Europa fuera madridista

Palmarés de la Liga de Campeones
El Liverpool y el AC Milán, protagonistas de la última final de la Liga de Campeones, hace dos años en Estambul, Turquía, son los equipos más ganadores y con más presencia en finales entre los actuales semifinalistas de la Liga de Campeones.
El Milán ha estado en nueve finales, de las que ha ganado cinco; en tanto el Liverpool de seis finales, gana cinco. El Manchester United ha ganado dos títulos en dos finales, y el Chelsea es el único que no ha saboreado la victoria, luego de caer tres veces consecutivas en las semifinales.
AÑO LUGAR CAMPEÓN FINALISTA RES.
1958 Bruselas R.Madrid Milán 3-2
1963 Londres Milán Benfica 2-1
1968 Londres Manchester Benfica 4-1
1969 Madrid Milán Ajax 4-1
1977 Roma Liverpool Borussia M. 3-1
1978 Londres Liverpool Brujas 1-0
1981 París Liverpool R.Madrid 1-0
1984 Roma Liverpool Roma 0-0 (4-2)
1985 Bruselas Juventus Liverpool 1-0
1989 Barcelona Milán Steaua B. 4-0
1990 Viena Milán Benfica 1-0
1993 Munich Marsella Milán 1-0
1994 Atenas Milán Barcelona 4-0
1995 Viena Ajax Milán 1-0
1999 Barcelona Manchester Bayern Munich 2-1
2003 Manchester Milán Juventus 0-0 (3-2)
2005 Estambul Liverpool Milán 3-3 (3-2)