El Deportivo

El gran reto de Sánchez


Carlos Alfaro

Durante mucho tiempo siempre se pensó que la salvación del Bóer para el desastre se llamaba Julio Sánchez.
Luego de tres campeonatos en un período de cuatro años, Sánchez se había convertido en el manager perfecto para el Bóer.
Su tenacidad en el cargo, la disciplina que imponía y la forma tan fácil de como alcanzaba el éxito hicieron que Julio se construyera rápidamente como mentor, y esto le permitió además de dirigir al Bóer, ser el manager de la Selección Nacional, y hasta en Juegos Olímpicos.
Pero luego de los días “gloria”, para Sánchez aparecieron los días de “pesadilla”. Hubo un período de crisis de títulos para el mentor, y esto lo condujo a que sus días como manager concluyeran momentáneamente, además que sólo cuestionamientos aparecían para él.
Sánchez aprendió a ser coach. De hecho, ese ha sido el rol que ha desempeñado en los últimos años en la pelota, y ha estado involucrado en equipos de éxito.
Pero hoy la oportunidad de dirigir le ha llegado de nuevo, y el Bóer otra vez se le ha aparecido en el camino.
“Me siento contento porque estoy en un lugar que me generó grandes satisfacciones en años pasados”, dijo Sánchez. “He retornado como manager del Bóer, y estoy seguro de que algo grandioso va a ocurrir con este conjunto”, añadió.
Sánchez y el Bóer estarán buscando la inmortalidad nuevamente, en el trigésimo octavo Campeonato de Béisbol de Primera División que organiza la Feniba.
“Será un evento muy interesante. Ya los coaches que estarán trabajando de cerca conmigo han considerado que será una liga bastante pareja, pero al mismo tiempo el Bóer dispone de un gran conjunto y con muchas posibilidades de alcanzar la gran final”, dijo Julio.
El Bóer es un equipo que presenta la combinación de talento joven con muchos peloteros veteranos. Cuenta con grandes figuras que brillaron en la recién concluida Liga de Béisbol Especial, además de peloteros caracterizados que han deslumbrado en la pelota grande.
“Yo siempre he dicho que el éxito de un equipo no está en poseer a los mejores jugadores, sino en reunir a peloteros que se acoplen y que realicen un gran team-work”, dijo Julio.
El pitcheo del Bóer
El Bóer para esta campaña tendrá como figura máxima del pitcheo al zurdo Oswaldo Mairena, quien a pesar de no haber tenido una buena campaña en la Liga Profesional, siempre se le cataloga como uno de los mejores serpentineros del país.
“Oswaldo es sin duda un pitcher de primer nivel, y en ese aspecto nos sentimos muy optimistas de que él como líder nos conducirá a sitios privilegiados durante el campeonato”, dijo el mentor de la Tribu.
El Bóer también contará con brazos caracterizados detrás de Oswaldo, uno de ellos será Freddy Corea, quien sin duda alguna debe de ser un elemento valioso en el team capitalino.
“Mi brazo está muy bien, y considero que las veces que he tenido la oportunidad de lanzar he realizado una gran labor”, dijo Freddy. “Yo espero dar lo mejor de mí, para que el Bóer clasifique a una Final y además demostrar que soy elemento aún útil para jugar en la Liga Profesional”, añadió.
Sánchez está muy contento con estos dos jugadores, pero además tiene grandes esperanzas en que el joven Ariel Saldaña se convierta en un lanzador hecho para los grandes retos en la Primera División.
“Éste es su año. Considero que la Liga de Primera División está hecha para que Saldaña se quite la timidez de lanzar ante grandes artilleros y se dé a conocer como el gran prospecto que todos lo catalogan”, dijo el mentor.
El relevo del Bóer preocupa sin embargo a Julio. No quiso opinar mucho al respecto, pero sí manifestó que en otros clubes la clasificación de peloteros estuvo tan equivocada que los benefició en su pitcheo medio y final.
“Ese no fue el caso del Bóer. Nosotros consideramos que nuestro “talón de Aquiles” es el pitcheo de relevo, y ahí es donde radica nuestra máxima preocupación en la temporada”, añadió Sánchez.
Una ofensiva que mete miedo
Aunque mucho hablen del favoritismo que haya para los clubes Matagalpa y Granada, el Bóer no debe ser menospreciado.
Quizás los Indios dispongan del mejor material humano ofensivo de la Liga, en comparación de los demás clubes. Ahí están Edgard López, Danilo Sotelo y Marlon Abea. Presentan a Aníbal Vega y a Juan Oviedo. La veteranía de Bismarck Guadamuz y los jóvenes talentosos Erick Morales y Melvin Bermúdez.
“¿Se les puede pedir más a ellos?, difícil. Se trata de un conjunto muy bien equilibrado, donde hay velocidad, poder, y en especial, saben jugar al béisbol”, dijo Sánchez. “Una de las cosas que más me gusta es que todos tienen ganas de hacer un gran papel cuando inicie la temporada, y eso es fantástico. La verdad es que yo me siento muy optimista de que estaremos en la gran final”.
El Bóer dispone de la suficiente pólvora ofensiva para ser comparado con los mejores trabucos de la Liga. “Es por eso que por bateo no me preocupo para nada”, dijo Sánchez.
Una Liga equilibrada
Sánchez, al igual que la mayoría, considera que el Campeonato de Béisbol será un torneo muy equilibrado, donde ventajas claras no existirán entre los cuatro equipos contendores, que son Granada, Matagalpa, Bóer y León. De Estelí y Chinandega no se espera que pongan mucha resistencia.
“Será un evento en que la trama por el desenlace será de principio a fin. No hay nada para nadie, y me atrevo a decir que éste será uno de los torneos más parejos en la historia de todos los que ha organizado la Feniba. Y esperemos que el Bóer tenga el gran chance de darle otro campeonato más a su afición”, concluyó diciendo el mentor