El Deportivo

Liverpool a paso firme

Valencia, Bayern y Roma tienen todo a favor en Liga de Campeones, que hará los juegos de vuelta el 10 y 11 de abril

Madrid / EFE.- El Valencia, con su empate en Stamford Bridge ante el Chelsea, consiguió un importante resultado (1-1) con miras a la clasificación para semifinales de la Liga de Campeones, mientras que el Liverpool tiene casi sentenciada su eliminatoria y Roma y Bayern de Múnich consiguieron un resultado favorable.
El equipo español, que eliminó al Inter de Milán en octavos de final, salió vivo de su difícil visita a Londres, en un partido en que el delantero David Jiménez Silva marcó un golazo tras un disparo con la pierna izquierda que entró por la escuadra de la portería del checo Peter Cech.
Sin embargo, el Chelsea se repuso y a poco de comenzar la segunda parte empató el partido con un gol de cabeza del delantero marfileño Didier Drogba, que elevó el balón por encima del guardameta Cañizares. A partir del gol, el equipo inglés dominó el encuentro y el Valencia apenas llegó a la portería contraria.
Jose Mourinho, entrenador del Chelsea, reconoció que el empate a un gol conseguido por su equipo ante la visita del Valencia es justo, ya que consideró que fue un encuentro muy igualado, si bien matizó que quizás su equipo atacó más y tuvo más ocasiones que el conjunto español.
“Creo que el resultado es justo, aunque si alguien merecía la victoria quizás debería haber sido para el Chelsea porque atacamos más y creamos mas ocasiones de peligro. Nos sorprendieron con un fantástico disparo de Silva, que llegó en un momento de dominio nuestro”, recordó.
El técnico portugués aseguró que en el descanso y con el 0-1 en el marcador tenía confianza en que su equipo podía remontar el partido, aunque señaló que a diferencia de otras ocasiones, no tenía muchos refuerzos ofensivos en el banquillo para cambiar la dinámica del encuentro.
“No había temor en el vestuario, normalmente tengo balas para cambiar la situación, pero esta vez sólo tenía jugadores defensivos y centrocampistas de contención. Tras el descanso no pierdo ni un segundo en cambiar, pero hoy fue distinto. Siempre confíe en la remontada, sentía que lo podíamos hacer y estaba relajado pese al 0-1”, apuntó.
Mourinho comparó la situación de su equipo con la que vivió el Oporto, su rival en la anterior eliminatoria de octavos. “Estamos en una situación parecida, ellos empataron en casa a uno y luego nos los pusieron muy difícil aquí. Así que aunque parezca un paso adelante para ellos creo que se lo podemos poner difícil en Mestalla”, comentó.
“Tengo confianza que si tenemos un buen árbitro que no se deje influir por el ambiente y la afición del Valencia, podemos cosechar un buen resultado. Hay que recordar el marcador es un 1-1 y no un 0-3. Podemos ganar en Mestalla, ir a la prórroga o empatar a dos goles. Todo es posible”, concluyó.
Roma con ventaja
En el otro partido disputado el miércoles, la Roma venció en su casa al Manchester United (2-1), en un encuentro en que los ingleses se vieron con diez jugadores por la expulsión de Paul Scholes, lo que fue aprovechado por los italianos para dominar el partido y para que el brasileño Rodrigo Taddei marcara el primer gol.
En la segunda mitad, el atacante inglés Wayne Rooney consiguió, con un golazo, el tanto del empate del Manchester, pero la alegría del United tan sólo duró seis minutos, el tiempo que necesitó el montenegrino Mirko Vucinic para marcar el 2-1 definitivo que deja todo abierto para el partido de vuelta en Old Trafford.
Liverpool sentenció
El martes, el Liverpool, que eliminó al Barcelona en los octavos de la ‘Champions’, sentenció prácticamente su cruce de cuartos al vencer al PSV Eindhoven por 0-3 en Holanda, en un partido más fácil de lo esperado en que Steven Gerrard y Peter Crouch marcaron de cabeza y en que el noruego John Riise metió un golazo desde fuera del área.
Rafa Benítez, técnico del Liverpool, dijo al final del partido que a pesar de haber vencido con autoridad en Eindhoven al PSV, “hay que jugar el segundo partido y por tanto ser precavidos”.
Benítez se mostró cauto con un resultado que le pone ya con pie y medio en las semifinales de la Liga de Campeones. “Tenemos confianza, cada partido es distinto, vamos a luchar por el segundo partido y luego acceder a la semifinal donde Valencia o Chelsea, el que nos tocaría, son dos rivales difíciles”, comentó Benítez.
La eliminatoria entre el Milán y el Bayern Múnich está completamente abierta con el empate de los alemanes en el último minuto en San Siro (2-2).
Los italianos se adelantaron dos veces, con goles de Andrea Pirlo, de cabeza, y de Kaká, de penalti, pero el belga Van Buyten empató rematando dos rechaces dentro del área.
Carlo Ancelotti, entrenador del Milán, visiblemente triste por el empate cedido en casa por su equipo ante el Bayern Múnich, que deja en claro peligro su acceso a las semifinales de la Liga de Campeones, afirmó que “el resultado deja amargura en la boca”.
“Hemos jugado un gran partido, que merecimos ganar pero que no lo conseguimos al encajar dos goles muy fortuitos. Nos hemos quedado con amargura en la boca”, dijo Ancelotti.
El técnico milanista, no obstante, no quiere “arrojar la toalla” de la clasificación: “En Múnich intentaremos ganar, para ello debemos jugar con fuerte presión, control del juego y un fuerte ritmo; como hemos realizado esta noche. Podemos hacerlo y vamos a intentarlo”.