El Deportivo

Sólo Padilla iniciará en las Mayores

Padilla fijo como segundo abridor de Texas; Devern Hansack peleó por un puesto en Boston. Las Grandes Ligas comienzan el domingo 1 de abril.

Xavier Araquistain

Mientras el chinandegano Vicente Padilla tiene asegurado su puesto en la rotación de abridores de Texas, estrenándose como nuevo millonario, el joven costeño de Laguna de Perlas, Devern Hansack, luchó e impresionó al alto mando de los Medias Rojas, casi demandando un puesto en el roster de 25 peloteros para el primero de abril, fecha que se levantará el telón de la temporada 2007 en las Ligas Mayores, pero no fue posible.
Padilla, un lanzador establecido, tiene su cupo reservado como segundo abridor, detrás de Kevin Millwood, en los Rangers de Texas, quienes --a diferencia del equipo de Hansack que sí tiene personal para pelear por el primer lugar del Este con los Yanquis-- tratarán de avanzar más allá del perenne tercer lugar entre cuatro equipos del sector Oeste de la Liga Americana.
El manager Terry Francona, de Boston, ha visto en cada trabajo de Hansack que el muchacho merece estar en el equipo grande, pero un grupo de 18 lanzadores tiene que ser reducido a 12 ó 13 para el primero de abril y las posibilidades de Hansack --ante rivales de mayor experiencia y de contratos mucho más caros -- se veían reducidas, al menos de alcanzar en el grupo de los 25 obligatorios del roster inicial.
Hansack actuó como abridor ante Tampa Bay el pasado sábado y tiró tres entradas perfectas, retirando a los nueve que enfrentó, recetando tres ponches, dominando a dos en roletazos y a tres en elevados, y no ha dejado de llamar la atención con su desempeño y por ende crearle a Francona la encrucijada de mantenerlo o de enviarlo a AAA, nivel en el cual nunca ha estado. Pero la decisión fue tomada el fin de semana, Devern iniciará en AAA, pero luce como una de las primeras opciones para ser llamado al equipo grande.
Recordemos que el año pasado Hansack se mantuvo casi todo el año en AA ayudando a su club a obtener el campeonato y cuando el equipo grande ya se supo eliminado por tantas lesiones que los afectaron casi todo el año, Hansack fue uno de los tantos llamados de liga menor, y dejó constancia de su calidad, abriendo dos partidos, quedando con balance de 1-1, incluyendo una blanqueada sin hits en cinco innings ante los Orioles y que al final terminó con efectividad de 2.70 con tres carreras limpias que cedió en 10 entradas, trayecto en el que permitió seis hits incluyendo dos jonrones, dio un boleto y ponchó a ocho.
Hansack lució mejor que Padilla
En los entrenamientos primaverales, Hansack en sus cinco participaciones hasta el sábado pasado, ha conseguido trabajar ocho entradas y dos tercios, permitiendo seis hits, incluyendo un jonrón, dos carreras, ambas limpias, golpeando a uno, regalando dos boletos y ponchando a cinco, todo para una efectividad de 2.08.
A Padilla, quien el viernes pasado tuvo su cuarta salida en juego simulado ante un club de liga menor, en sus primeras tres salidas en el spring training no le fue bien, pues en sus tres aperturas ha sumado nueve episodios, cediendo 16 imparables que incluyen par de jonrones, un triple y cinco dobles, ocho carreras limpias para un abultado 8,00 de efectividad, cediendo tres boletos y ponchando a siete, registrando 98 lanzamientos, de ellos 69 strikes.
Padilla no tiene nada que probar, pero no ha dejado de preocupar el hecho que no sólo le han bateado los equipos de nivel de grandes ligas, sino que se ha quejado de un pequeño malestar en su codo derecho, y aunque se ha dicho que no es para preocuparse, la verdad es que él se resintió. Padilla, desde que se convirtió en lanzador abridor en el año 2002, hasta la fecha suma 144 juegos iniciados con 59 triunfos y 52 derrotas, más 33 juegos sin decisión.
Texas lo firmó por tres años y 33.75 millones de dólares, luego que consiguiera su mejor campaña, con 15 triunfos y 10 reveses, y que sumara por tercera ocasión en su carrera 200 entradas lanzadas. Padilla, en sus primeras cuatro campañas como abridor, consiguió para los Filis balance de 44-42, promediando 11 victorias y 10.5 derrotas por temporada.
Sumándole la temporada pasada, esas cifras se han movido a 11.8 victorias por año, que redondeadas se hacen 12, y disminuyó un poco en derrotas, a 10.4, que en realidad se valoran con 10 reveses y casi siete partidos sin decisiones (6.6). Pero lo importante, además del plano individual de Padilla, es que los Rangers apelarán a una rotación de chavalos --apartando a Milwood y a Padilla-- que necesitan demostrar madurez como abridores y es por eso que las valoraciones del club no le dan chance alguno de pelearle a los reforzados Angeles y a los diezmados Atléticos.
El joven Brandon McCarthy, llegado de los Medias Blancas irá de tercero en la rotación de solo derechos de Texas, detrás de Padilla, el potencial de este muchacho sólo ha podido ser valorado a medias, pues como no alcanzaba en la poblada rotación de abridores de Chicago, sólo ha mostrado destellos de lo que es capaz de hacer en faenas de relevos. Ahora va a su prueba de fuego y Ron Washington, manager de Texas, espera al menos ocho o diez victorias de McCarthy.
El cuarto abridor será el dominicano Robinson Tejeda, compañero de equipo de Padilla también en los Filis. Igual que McCarthy, de Tejeda se dice mucho, pero el muchacho necesita confianza para graduarse.
Los cálculos con él son como una moneda al aire. Veremos cómo responde ahora que tiene un puesto asegurado. La quinta plaza de abridores se la disputan los veteranos Jamey Wright, Bruce Chen y el joven Kameron Loe.
Si se trata de fijar a Texas en un lugar bueno en los pronósticos, no será exactamente por la “solidez” de su rotación de abridores, será quizás por su bateo y velocidad a la ofensiva, con una defensiva buena a secas. Todos quisiéramos que Padilla se convierta en un ganador de 20 partidos, pero la verdad es que pensar en y 15 triunfos es lo más sensato.
Promediando casi 29 aperturas por año (28.8) y restándole el promedio de 7 juegos sin decisión por año, Vicente conseguiría 22 decisiones. Aunque en las 3 temporadas completas (sin lesiones) él ha promediado 32 aperturas que lo volverían a dejar en 25 decisiones como el año pasado cuando terminó con 15-10. Necesitaría casi no perder juego para acercarse a los 20 triunfos y eso nadie lo puede asegurar, más aún viendo sus estadísticas.
Texas necesitará al menos 90 victorias si quiere pelear el banderín o al menos pelear el puesto de comodín, y de esa cantidad Padilla puede asegurar el 13 por ciento, si obtiene 12 éxitos, y lo podría aumentar hasta un 17 por ciento, si repite con 15. Por muy optimistas que pretendamos ser, Vicente difícilmente se arrimaría a los 18 triunfos, recordando que en 2006 tuvo 20 aperturas de calidad en 33 salidas.

Francona tenía que decidir
Un total de 20 jugadores se disputan las 13 ó 14 plazas del grupo de lanzadores con los que Boston abrirá la temporada. El dilema del manager Terry Francona, de encontrarle un espacio a Devern Hansack por su buen desempeño, choca contra la cruda realidad de que en un poblado grupo de lanzadores con más experiencia y salario que Hansack habrá preferencia por los más experimentados.
Con Josh Beckett, Curt Schilling, Daisuke Matsuzaka, Tim Wakefield y Julián Tavárez, asegurado como quinto en la rotación, todo está definido en el grupo de abridores y eso sin contar con Matt Clement, todavía fuera de circulación, ni con el joven Kason Gabbard enviado a las menores después de cuatro aperturas. Regresan a Jonathan Papelbon a su rol de rematador y cuentan con Brendan Donnelly, el japonés Hideki Okajima, Manny DelCarmen, los zurdos Jon Lester (abridor ocasional si lo requieren) y Javier López.
Para Hansack también son competencia el joven de 24 años Craig Hansen, Joél Piñeiro, contratado por cuatro millones más incentivos por juegos terminados, el zurdo J.C. Romero, el abridor Kyle Snyder de 30 años y el veterano Mike Timlin, quien iniciará en la lista de lesionados.
Hansack deberá ser paciente y efectivo en cada una de sus salidas en AAA, pues cuando lo requieran debe tener buenas cifras.
Uno está asegurado, que es Padilla, pero pudieran ser dos los nicas en las Mayores este año, si es que Hansack da la sorpresa de ser convocado para el inicio, de lo contrario habrá que esperar que lo llamen.