El Deportivo

Amos de la colina

Los mejores lanzamientos de pinoleros en el béisbol actual.

Carlos Alfaro

Uno de los temas más apasionantes en el béisbol es la discusión histórica y las cualidades de sus protagonistas. ¿Quién fue el mejor pelotero? ¿Quien tiró la recta más humeante o la curva más pronunciada? ¿Cuál ha sido la más grande hazaña en el deporte o el batazo más descomunal, quién lo descargó?
Hoy nos detenemos en un tema que sin duda es uno de los más relevantes de todos: “Quiénes tienen los mejores lanzamientos de nuestro béisbol”.
Hace unos años, ESPN.com elaboró un ranking de los 10 mejores lanzamientos en las Grandes Ligas. Mejor recta, mejor cambio, mejor cambio de velocidad circular, mejor curva, mejor “split finger” y mejor nudillo.
Para hacer más sencillo el trabajo, la evaluación de pitcheos fue con los lanzadores actuales. Se obvió a los jugadores de épocas pasadas para no engrandecer la polémica, y así el artículo fue muy disfrutado por todos.
Lo mismo ocurre en Nicaragua, históricamente se ha dicho que la mejor curva ha sido la de Willie Hooker, pero existe la posibilidad de que Denis Martínez la haya superado. Otros opinan que la recta más humeante es de Vicente Padilla, aunque también mencionan a René Paredes, Albert Williams y Antonio Chévez.
Los más recientes pitcheos que hemos visto y que nos han impactado se los presentamos en esta entrega, con la que estamos seguros todos se deleitarán.
Excluimos del escenario a Vicente Padilla. Sólo serán aquellos pitcheres que están en nuestro medio y que nos han impresionado con su trabajo en la Liga de Primera División y Liga de Béisbol Profesional.
La recta más humeante
Noel Areas fue testigo de ello. Omar Cisneros también.
En los Juegos Panamericanos de República Dominicana, frente a nada más y nada menos que el conjunto cubano, Jairo Pineda entró en relevo de Olman Rostrán y dejó boquiabiertos a todos con disparos de hasta 97 millas por hora.
Fue la más impresionante velocidad que se haya visto en un lanzador nica en un evento internacional, y Jairo era el único que podía lograrlo.
Mientras estuvo con la organización de los Astros de Houston, Pineda siempre fue considerado un gran lanzador, con el mejor potencial entre los nicaragüenses en las Ligas Menores, para llegar a las Grandes Ligas.
Bill James, el connotado experto en estadísticas de Grandes Ligas, incluyó a Pineda en su libro “Los 100 mejores prospectos de las Ligas Menores”, lo que nos convence más de ese talento que demostró el pitcher pinolero.
La curva más pronunciada
Diego Sandino, el último ganador de la Triple Corona, siempre se caracterizó por poseer uno de los lanzamientos de quiebre más dañinos para los artilleros. Entre los zurdos, Oscar Torres también sobresalió a base de curvas en nuestro béisbol.
Pero hubo un joven lanzador rivense que a pesar de que no hizo mucha historia en nuestra pelota siempre se le consideró el más espectacular con su curva en los últimos años, ése es Aurelio Barillas, de Rivas.
“Eran fenomenales. La verdad es que en la década de los 80 hubo también un gran curvista rivense, Manuel Cerda, pero desde aquel lanzador fue Barillas en estos tiempos quien presentaba la mejor curva”, dijo en su momento Omar Cisneros, manager de Barillas durante algún tiempo.
El ‘nudillo’ más impresionante
Si el paso de Barillas por nuestro béisbol fue rápido, el del lanzador que le vamos a comentar a continuación fue fugaz.
Se trata de Franklin Espinoza, un joven que sólo estuvo dos años en la pelota de primer nivel, y la última vez que lo vimos fue con Matagalpa, logrando el liderato de efectividad.
Espinoza soltaba el lanzamiento de nudillo. Se especializó en ese pitcheo y se convirtió, en un parque de pelota que siempre se ha considerado amigo de los artilleros, como el de Matagalpa, en el lanzador dominante con ese estilo.
Lamentablemente decidió buscar mejores horizontes en otro país.
El slider más mortífero…
“Te enseña la recta, pero te aniquila con el slider”, decía Aníbal Vega cuando opinaba de Julio César Raudez.
El derecho granadino es sin dudas el pitcher que mejor maneja ese lanzamiento, que desde su perfeccionamiento ha evitado que en las Grandes Ligas exista otro bateador de .400 de average.
Raudez es el tipo de lanzador que en cualquier conteo siempre utiliza su slider. Y siempre le da grandes resultados. Precisamente ese pitcheo lo catapultó casi a las Grandes Ligas, y ahora nos deleita con él en nuestro béisbol y con la Selección Nacional.
El mejor split-finger…
Recordamos nuevamente los Juegos Panamericanos de Dominicana. Ahí la gran figura del pitcheo nica fue Olman Rostrán, quien derrotó en esa ocasión al poderoso equipo de Estados Unidos, y luego, llegó al octavo inning venciendo 1x0 a Cuba, y no fue casualidad. Él disponía de un mortífero “split-finger”, el mejor que se ha visto en años.
“Con ese pitcheo dejaba con dolores de espaldas a los artilleros contrarios”, dijo Omar Cisneros, quien estuvo acompañando a Rostrán en esa Selección y comprobó cómo esos lanzamientos rápidos caían bruscamente en la zona de strike, alejándose de los bates de los rivales.
Cambio de velocidad circular…
De todos los inventos de lanzamientos que han aparecido, éste es sin duda alguna el más espectacular de todos. El cambio de velocidad circular (Circle Change-Up) no se aprende en las calles, sino en academias y con grandes instructores.
Franklin Sánchez es el mejor con ese lanzamiento. No hay nadie como él, y a nivel internacional mostró su casta, su calidad y su carácter frente a las más poderosas ofensivas internacionales.
“Él tiene sin duda alguna un cambio de Grandes Ligas”, dijo Cisneros, quien además funge como Scout de los Filis de Fildelfia. “Él es uno de los más impresionantes lanzadores que yo he visto en los últimos años”, concluyó Omar.