El Deportivo

Hitzfeld satisfecho por cerrar en casa


Berlín / EFE

El entrenador del Bayern de Múnich, Ottmar Hitzfeld, se mostró satisfecho de que el equipo tenga que jugar en casa el partido de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones en casa, ya que otra vez tendrá el apoyo del público en el compromiso decisivo, como ya ocurrió contra el Real Madrid.
“La decisión llegará en el partido de vuelta en Múnich. Eso para mí es importante porque podremos contar con Mark Van Bommel que estará sancionado para el partido de ida. El público otra vez se crecerá como ocurrió contra el Madrid”, dijo Hitzfeld.
Sobre el rival, Hitzfeld dijo que el Milán es un gran rival y que es un reto jugar contra un club europeo de elite.
“Milán sigue siendo una referencia importante, un equipo con grandes individualistas”, dijo Hitz-feld.
El entrenador del Bayern agregó que los dos equipos han tenido problemas en la temporada y que los dos luchan actualmente por volverse a clasificar a la Liga de Campeones.
Entre los jugadores, Philipp Lahm y Bastian Schweinsteiger se mostraron satisfechos de tener una oportunidad de cobrarle al Milán la derrota que les propinó en la pasada Liga de Campeones cuando, tras empatar 1-1 en casa, los bávaros encajaron una goleada de 4-1 en San Siro.
“Es bueno que tengamos la oportunidad de la revancha por lo que pasó el año pasado”, dijo Lahm.
“Con ellos tenemos una cuenta pendiente”, sostuvo Schweinsteiger.
Ancelotti: “Había equipos más difíciles en el sorteo”
Por su parte, el técnico del Milán, Carlo Ancelotti, se ha mostrado satisfecho del emparejamiento, ya que considera que “había rivales más difíciles” en el bombo.
“El Bayern Múnich es un equipo de gran tradición, de fuerza, muy muscular. Tras pasar un mal periodo a finales de año el cambio de entrenador ha crecido mucho como equipo. Será un turno muy equilibrado, pero no nos podemos quejar pues había equipos más difíciles que nos podían tocar”, ha comentado Ancelotti.
Según el técnico milanista, que ya eliminó al Bayern Múnich el pasado año en los octavos de final de la Liga de Campeones, “el equipo alemán prácticamente no ha cambiado al de entonces”: “Salvo en una zona central en la que ha entrado Van Bommel, que es un gran jugador”.
Para Ancelotti, curiosamente, lo “más peligroso del Bayern es su actual técnico”, Ottmar Hitzfeld, que el pasado enero sustituyó al destituido Felix Magath: “Tiene una gran experiencia, es muy capaz y ya ha ganado una Liga de Campeones. Cuenta con una gran capacidad táctica, como ha demostrado sabiendo gestionar bien los dos partidos ante el Real Madrid. Es el mayor peligro”.
Milán y Bayern ya se han enfrentado en seis ocasiones en Europa, con cuatro triunfos milaneses, un empate y una victoria alemana.
Ancelotti ha reconocido que los rivales que no había querido encontrarse son el “Roma y el Manchester United, que curiosamente se van a enfrentar entre ellos”.
“El Manchester es actualmente en Europa, quizás, el equipo que mejor juega. Es un equipo joven, con mucho entusiasmo. Pero creo que con las características del Roma, el conjunto romano tiene amplias ‘chances’ de jugarse su pase a la par”, dijo Ancelotti.
Precisamente, el vencedor de ambas eliminatorias se mediría en las semifinales, pudiendo haber un duelo italiano de pasar Milán y Roma. “Sería muy bello una semifinal italiana, pues además de decir que hemos pasado daría un equipo nuestro en la final”.