El Deportivo

De Mayorga a Palacios

Nicas firmados en el fútbol centroamericano

Mariano López

Durante 100 años de fútbol en Nicaragua, la figura deportiva que más ha trascendido es la del portero Róger Mayorga, quien a los 15 años de edad debutó en la Primera División con el equipo Dínamo, del Mayor Carlos Zepeda. En el concierto internacional se enfundó la camiseta de la Selección Nacional Juvenil en 1962, en aquel equipo que dirigió el húngaro Ferenc Messaro.
Fue la generación futbolera de la década de los años 60, la que más jugadores habían exportado para el mercado internacional. En esa época surgieron las selecciones que le ganaron y empataron con Honduras en 1965 y 1967, y que derrotó 2-1 a los Estudiantes de la Plata en 1966 en el Estadio Nacional. De ese equipo fueron firmados en 1967 Róger Mayorga, por el Aurora, de Guatemala, Salvador Dubois, por el Motagua, de Honduras, y el tico-nica Ruddy Sobalvarro, quien firmó para el Águila de El Salvador.
Diez años después, el fútbol hondureño se fijó en el primer jugador de campo pinolero, y en 1978 el club Universidad de Honduras fichó al centrocampista Mauricio Cruz, quien debutó anotando el gol del triunfo 1-0 ante Marathon, en partido realizado en San Pedro Sula. En este club, Mauricio jugó tres temporadas anotando en este paso seis goles. El popular “Chaparro” fue el primer pinolero no portero en jugar en un equipo extranjero. Además, incursionó en el “indoor foot”, o fútbol de salón, con el Chicago Horizons en 1980.
En 1979, el equipo Aurora de Guatemala firmó al portero Richard Hernández, quien comenzó a destacarse en el deporte nacional como jugador de baloncesto con el Bautista. En 1991, el equipo Victoria, de Honduras, fichó al diriambino atacante Mario Orellana, y en ese mismo año, el Atlético Indio, de Honduras, contrató al defensor esteliano Otoniel Olivas, quien estuvo dos temporadas en el fútbol catracho.
En 1997, a petición del presidente de Concacaf y propietario del club Joe Públic, Jack Warner, de Trinidad y Tobago, fueron enviados por la federación los jugadores Danny Téllez, Armengol González, Harry Cruz y Sergio Gago, quienes ayudaron al equipo a subir a la máxima categoría del fútbol trinitario. En ese mismo período fue fichado por la Asociación Deportiva Guanacasteca, de Costa Rica, en Segunda División, el mediocampiosta Hamilton West.
El último jugador de campo que había sido fichado por un club extranjero fue el ariete José María Bermúdez, quien firmó en 1999 con el equipo profesional Real Maya, de Honduras. El último portero fichado fue William Espinoza, quien jugó para el Federal de Segunda División de Honduras, donde tuvo contacto con el argentino Carlos De Toro. Desde entonces no se había dado el fichaje de un pinolero, y es hasta ahora que el fútbol cuscatleco está abriendo el mercado a los nuestros.
Tras la presentación del seleccionado nacional en la Copa de Naciones en El Salvador fueron contratados Wilber Sánchez, por el San Salvador, debutando con par de goles. También fue firmado Emilio Palacios, por el equipo Independiente Nacional 1906, que es el último nica que firma, en vista de que Armando Collado, que actúa con el Once Municipal, desde 2006, está en actividad, el otro es el joven de 20 años, Shaw Martin, quien está en su tercer torneo con el equipo Águila.
Mayorga, lo máximo
En este pequeño y reducido grupo de futbolistas que han jugado con equipos extranjeros el que más ha destacado es el portero Mayorga, quien estuvo en el Aurora de Guatemala obteniendo un título y un subcampeonato, pero en su primera temporada, en 1967, fue seleccionado el mejor portero de la temporada. En 1969 pasó al Águila, de El Salvador.
En 1971 lo fichó el Motagua, de Honduras, en el que permaneció siete años, estableciendo el hasta hoy imbatible récord de 900 minutos consecutivos sin permitir anotación. Ahí mismo, en Honduras, integró las plantillas del Universidad, Marathon y Estrella de Danlí.
El otro pinolero de destacada actuación internacional es Salvador Dubois, quien al servicio del Motagua completó una larga racha de 10 penales detenidos en forma consecutiva. Con este club enfrentó a una serie de equipos de gran nivel, entre los que figuran Huracanes, de Argentina, Guadalajara, de México, Santos, de Brasil, Wender Bremen, de Alemania, Águila, de El Salvador, y Diriangén, de Nicaragua.
Es la primera vez que seis jugadores nicas actúan simultáneamente en el extranjero. Tenemos cuatro en El Salvador y los otros dos en Guatemala y Costa Rica. Es algo que no se había producido en la historia de nuestro balompié, deporte que este año cumple 100 años de haber llegado a suelo nica, a través del profesor Napoleón Parrales Bendaña, quien realizó estudios superiores en Costa Rica, país en el que aprendió las reglas del balompié.
Yáder Balladares, David Taylor, Shaw Martin y Mario Acevedo se han hecho jugadores de fútbol en otros países.