El Deportivo

Sólo Noel podía vencer a León

En su primera final contra el equipo de su ciudad, Noel Areas salió victorioso, coronando al Bóer por barrida

Todavía seguimos impresionados por los cuatro zarpazos que el Bóer le dio al León para conquistar su primer título de la actual Liga Nicaragüense de Béisbol Profesional… El pronóstico era que sería una serie durísima, llena de dramatismo y grandes emociones.
En cierta forma, hubo emoción y hasta fricciones en los dos primeros juegos, pero el Bóer prevaleció en todos los factores del juego, y uno fundamental fue la estrategia de Noel Areas, un leonés de cepa que en su primer duelo contra el equipo al que coronó tantas veces, incluso en el primer torneo de la LNBP, esta vez lo venció.
Aunque se jugaba a nivel profesional, Noel tiene su propio registro de coronas, ya son 12 a su cuenta, segunda con el equipo Bóer, ya que en 1977 lo hizo con los Búfalos del Bóer. Es un manager ganador y por eso acertadamente los directivos del Bóer lo contrataron.
León llegó a la Final Profesional con la distinción de ganar sus últimos diez banderines en igual número de finales, racha que comenzó en 1981 en la Primera División, la que sólo un leonés era capaz de cortar. Y ese fue Noel, primer bicampeón de la Profesional. “No hay peor cuña que la del mismo palo”, reza el refrán.
Los aficionados leoneses no estaban molestos con Areas, más bien le aplaudían y reclamaban su presencia en el equipo de sus amores… “¡Queremos a Noel! ¡Queremos a Noel!”, coreaban los metropolitanos para que escucharan los directivos felinos, que después que les dio el título en 2005 prescindieron de sus servicios y buscaron a extranjeros, quienes les fallaron. Sin embargo, su retorno no será posible, porque el mismo día de la coronación los directivos capitalinos lo confirmaron para el próximo torneo, junto con el mismo equipo al que coronó.
Noel utilizó todo el conocimiento que tiene de los peloteros felinos. Sabe cómo esquivar sus garras y lo aplicó satisfactoriamente. Constantemente llegó a la colina con un relevista para una función específica y todo le salió bien, confirmando el buen trabajo que realizó con sus coaches, especialmente Antonio “El Boricua” Jiménez con los lanzadores, quien contó con toda la confianza del mentor… ¡Ah!, y otro leonés, Ariel “Panal” Delgado, el máximo jonronero metropolitano de la historia.
En los dos últimos juegos, en que había que encerrar al León en su jaula, usó a los zurdos Esteban Pérez y Byron Zepeda para apagar al hombre chispa del equipo, que era Sandor Guido, obligándolo a batear tres veces para doble play en momentos cumbres.
El Bóer tenía mucho pitcheo y Noel lo administró adecuadamente. Incluso, se atrevió a enviar a Julio César Ráudez a cerrar el primer juego y éste respondió. Sabía que Ráudez había iniciado su carrera como un taponero de calidad y Julio cumplió, además de ganar el tercer juego, lo que le valió la nominación de Pelotero Más Valioso de la Final.
Ráudez, Miguel Pérez, único pelotero que se ha coronado en los tres torneos, Juan Figueroa, Miguel Gómez y los relevistas Jorge Cortez, Gustavo Martínez, Ricardo Gómez, Esteban Pérez, Zepeda, le cerraron la jaula a los leones.
Ahí están las cifras. El pitcheo del Bóer lanzó para 2.75 en la serie, permitiendo 11 carreras limpias en 36 innings, mientras el León, que no pudo disponer de Edysbel Benítez, ni de Juan Pablo López, el único zurdo, lo hizo para 3.97, permitiendo 15 carreras limpias, del total de 20 en 34 episodios.
Los peloteros leoneses batearon, pero no carburaron y esa repetición de fracasos fue afectándolos anímicamente. Cierto que en una ocasión se levantaron de un 0-3 contra los Dantos en 1990, pero esta vez lucieron decaídos emocionalmente, no había quién cuyo rugido levantara el ánimo del club. Gustavo Oramas no tenía esa fórmula, le faltó malicia en sus jugadas, y los intentos de sacrificio que ordenó generalmente le cortaron el voltaje al club.
Hay mucho qué discutir de esta serie, que es histórica, porque nunca, ni en la pasada Liga Profesional, ni en la Primera División, un equipo había sido barrido en una serie pactada al mejor de siete desafíos… Y tuvo que ser Noel, el gran ganador del León, el que se encargara de rasurar a los felinos.

Los cuatro duelos de la Serie Final
Primer juego, martes 30 de enero 2007
En Managua C H E DB
León 300 000 001- 4 10 2 8
Bóer 100 100 03X- 5 7 1 6
Aristides Sevilla 6.0 InL. 2c 1cl 4H 3BB; Willy Lebrón 1.0 InL 1cl 1K; Luis Perdomo 0.1 InL 2cl 1H 1HR; Donald Calderón 0.2 InL 1H 1K 1BB. Juan Figueroa 6.1 InL 3cl 7H 3K 1BB; Jorge Cortez 1.2 InL 1H 2BB; Ricardo Gómez 0.0 InL 1cl 2H; Julio C. Ráudez 1.0 InL 1K. GANÓ: Cortez (1-0). PERDIÓ: Perdomo (0-1). JUEGO SALVADO: Ráudez (1). Jonrón: Clyde Williams, Bóer (1).
Segundo juego, miércoles 31 de enero 2007
En Managua C H E DB
León 200 010 002- 5 15 1 14
Bóer 022 020 00X- 6 11 1 8
Luz Portobanco 4.2 InL 6c 5cl 8H 4K 4BB; Jesús Matos 3.1 InL 3H 2K 1BB. Miguel Pérez 6.0 InL 3cl 10H 6K 3BB; Gustavo Martínez 2.0 InL 2H 2K 1BB; Wilber Bucardo 0.1 InL 2cl 3H; Ricardo Gómez 0.2 InL 1K. GANÓ: Pérez (1-0). PERDIÓ: Portobanco (0-1). JUEGO SALVADO: Gómez.
Tercer juego, viernes 02 de febrero 2007
En León C H E DB
Bóer 000 010 302- 6 13 2 10
León 000 100 000- 1 9 1 6
Julio C. Ráudez 6.0 InL 1cl 6H 1HR 3K; Gustavo Martínez 1.0 InL 1H; Jorge Cortez 1.0 InL 2H 1K; Esteban Pérez 0.1 InL; Ricardo Gómez 0.1 InL.- Willy Lebrón 6.0 InL 1cl 8H 6K 3BB; Amauri Sanit 0.1 InL 3c 1cl; Luis Perdomo 2.0 InL 2cl 2H 2K 2BB; Jairo Pineda 0.2 InL. GANÓ: Ráudez (1-0). PERDIÓ: Sanit (0-1). Jonrón: Henry Roa, León.
Cuarto juego, sábado 03 de febrero 2007
En León C H E DB
Bóer 001 000 200- 3 8 0 9
León 010 000 000- 1 11 3 9
Miguel Gómez 5.1 InL 1cl 6H 2K 2BB; Esteban Pérez 0.2 InL; Jorge Cortez 1.1 InL 3H 1K 1BB; Byron Zepeda 0.2 InL; Ricardo Gómez 1.0 InL 2H.- Julio C. Villalón 6.0 InL 1cl 7H 1BB; Aristides Sevilla 1.0 InL 2CS 1h 1K 2BB; Jesús Matos 2.0 InL 2K. GANÓ: Pérez (1-0). PERDIÓ: Sevilla (0-1). JUEGO SALVADO: R. Gómez (2).