El Deportivo

Gasol quiere jugar en un equipo ganador

El español, campeón mundial en Japón el año pasado, espera también un título en la NBA

Houston, EU / EFE.- El posible traspaso del jugador español Pau Gasol ha llenado de rumores al mundo de la NBA, y muy pocos tienen sentido o se ciñen a la realidad del asunto, que es bastante simple y a la vez muy complejo.
La simplicidad radica en el hecho de que Gasol desde el Partido de las Estrellas del año pasado, en Houston, ya tenía muy claro que su futuro no pasaba por quedarse en Memphis con los Grizzlies, a pesar de ser su jugador franquicia, querido y respetado por todos.
Gasol, como cualquier estrella de la NBA, tiene como máxima aspiración el formar parte de un equipo que pueda luchar por el título de liga, y eso con los Grizzlies y el mercado publicitario de Memphis es imposible de conseguir.
A partir de esta realidad tan simple, lógica y justa dentro de la NBA, Gasol llegó convencido después del gran éxito logrado con la selección de España en el pasado Campeonato del Mundo de Japón, que debía comenzar a dar señales sobre el asunto del traspaso.
Eso sí, como es norma en el comportamiento de Gasol, bajo el más estricto respeto a la ética tanto profesional como personal y siempre de acuerdo con los derechos que le amparan dentro del convenio colectivo.
Las señales de su deseo las comenzó a enviar antes que el presidente del equipo, Jerry West, decidiese el despido del entrenador Mike Fratello, y lógicamente después de su marcha y la llegada del interino Tony Barone.
El contenido del mensaje de traspaso que Gasol envió al equipo tenía también muy bien definida la única condición imprescindible para que pudiese darse, y ésa no era otra que se iría de los Grizzlies “sólo a un equipo con aspiraciones y posibilidades de conseguir el título de liga”.
Gasol ha reiterado siempre que desea jugar para un equipo ganador, porque es el “objetivo” de cualquier profesional, y además también le da mucha importancia a tener la oportunidad de “crecer” como deportista.
West captó el mensaje con total claridad y también analizó la grave crisis deportiva por la que atraviesa el equipo para convencerse de que el traspaso de Gasol y una nueva reconstrucción son ya prioridades en su agenda de trabajo.
También el dueño de los Grizzlies, Michael Heisley, que quiere vender al equipo y de momento no ha podido, está de acuerdo con West en que Gasol ya no es un jugador intocable de la plantilla, sino que tiene un precio.
Pero al igual que Gasol, tanto West como Heisley tienen puesta una condición imprescindible para que el equipo dé luz verde a su traspaso, y ésta no es otra que con su cambio puedan conseguir los elementos necesarios que les permitan reconstruir al equipo.
“Si vamos a traspasar a Pau tenemos que asegurarnos que vamos a mejorar sustancialmente al equipo para el futuro o que podamos conseguir derechos de selección en el sorteo universitario”, declaró Heisley cuando le preguntaron sobre la posibilidad de la marcha de Gasol.
Heisley fue categórico cuando reiteró que la salida de Gasol sólo se dará si el equipo mejora en todos los aspectos.
“Hay una gran diferencia de cuando traspasamos a Jason Williams y Bonzi Wells. Pau Gasol no está disponible en esa categoría. No quiero traspasos, pero si West llega con uno que mejoramos al equipo, entonces Pau será traspasado”, subrayó Heisley.
El dueño de los Grizzlies, en unas declaraciones que recoge el periódico local “Memphis Commercial Appeal”, también le deja el mensaje a los equipos que puedan estar interesados en conseguir los servicios de Gasol.
“Si piensan que Pau está en una lista de rebajas y venta rápida están locos”, advirtió Heisley. “Me gusta muchísimo este hombre joven y no hay ninguna duda que es el único tipo de jugador franquicia que hemos conseguido, y por lo tanto se dé o no el traspaso, sólo dependerá de lo que podamos conseguir”.
Otro factor que podría interferir en el traspaso de Gasol podría ser la venta de los Grizzlies, y que los nuevos dueños no deseen que el jugador catalán se mueva de Memphis, y en ese caso le tocaría cumplir con los cuatro años que aún le quedan de contrato y por los que recibirá 60 millones de dólares.
Con las condiciones que ponen las dos partes sobre la mesa para que se dé el traspaso, está claro que muy pocos son los equipos que pueden aspirar a conseguir los servicios de Gasol.
De ahí que los rumores sobre si los Celtics de Boston, Nets de Nueva Jersey y Bulls de Chicago están interesados por los servicios de Gasol pueden ser ciertos, pero ninguno de los tres podrán cumplir con las condiciones que imponen las partes implicadas en el traspaso.
Los Celtics porque son actualmente un equipo perdedor y en plena fase de reconstrucción; ya se ha perdido la cuenta de las que llevan desde que se retiró el legendario Larry Bird, y los Nets tampoco tienen opciones al título ni pueden ofrecer buenos jugadores.
Mientras que los Bulls son los únicos que cuentan con los requisitos imprescindibles que exigen tanto Gasol como los Grizzlies para comenzar a hablar del posible traspaso.
El problema en el caso de los Bulls es que si dan los jugadores que desean los Grizzlies por Gasol, se habla del alero sudanés Luol Deng, el escolta Ben Gordon y hasta del base Kirk Hirinch, dejan de ser un equipo ganador y por lo tanto sin aspiraciones a un título.
Lo anterior significa que una de las partes implicadas en el posible traspaso debe ceder en sus aspiraciones, y eso sólo puede suceder mediante el inicio de conversaciones serias, que es en realidad lo único que hay de cierto, el resto no son más que rumores.