El Deportivo

Final con olor a revancha

Hace 41 años el Bóer le ganó el título Profesional al León

ESPECIAL PARA END
La historia de nuestro béisbol nos indica la tradicional rivalidad entre los legendarios Bóer y los metropolitanos de León.
En el siglo XX estas novenas disputaron los títulos nacionales de Primera División de 1996-1997, regresando a la gran final del mismo nivel en el campeonato que se efectuó a inicios del siglo XXI (2000-2001). En ambas ocasiones los occidentales salieron victoriosos, dirigidos por el leonés Noel Areas Balmaceda y el caribeño Davis Hodgson, quien se convirtió en el primer manager costeño que logra en la historia del club un título para los metropolitanos.
Ambos equipos a lo largo de su existencia han brindado memorables jornadas beisboleras, respaldados por sus pintorescas y alegres barras, las que con la adrenalina al máximo estremecen las graderías de los estadios, disfrutando y delirando de emoción cuando sus equipos disputan la gran final. Los duelos entre Bóer y felinos se han convertido en los clásicos más emocionantes y vibrantes del béisbol nicaragüense.
La revancha esperada
Pero ya en materia de béisbol profesional, ambos equipos lograron coronarse tricampeones de la pasada Liga Profesional (1956-1967), y en la décima temporada (1965-66), hace 41 años en la gran final pactada a siete juegos, el Bóer salió triunfante conquistando el título en cinco juegos.
Rosters de los equipos de la época
BÓER: Calvin Byron (M), José A. Meléndez (C), Victorino Castro (LF), Oscar Flores (SS), Leopoldo Posada (CF), George Scott (3B), Bob Oliver (RF), Roberto “Musulungo” Herrera (C), Dennis Loundgreend (1B) y Argelio “La Bruja” Córdoba (2B), con Joe Hicks, Denis “Tres Patines” Morales, Orlando Taylor, Wallace Howell, Luis Argüello, David Cuarezma, Gustavo Avilés. PITCHERES: Jerry Crider, Jim Shellemback, Willie Hooker, Eugene Branbender, Evelio Hernández, Román Salgado, Domingo Medal y Carlos Solís. Shellemback, el mejor lanzador del equipo durante el campeonato, no participó en la final por dolencias en el brazo.
LEÓN: Tony Castaño (M), Orlando O’Farrill (C), Lorencito Fernández (2B), Octavio “El Guineo” Abea (RF), Grover “Deacon” Jones (1B), Jim Hicks (CF), Manuel A. Díaz “Copa Castillo” (C), Richard Morales (3B), Orestes “El Cosaco” Hernández (LF), y Antonio “Tony” Vargas (SS), con Raúl “Panal” Delgado, Evert Gallo, Antonio Hernández, Carlos “El Manudo” Blanco, Iván Ruiz y Leonardo Portocarrero. PITCHERES: Minervino Rojas, Ray Cordeiro, Steve Cosgrove, Silvio Castellanos, Julio “Jiquí” Moreno, René “El Ñato” Paredes, Humberto “La Urraca” Castro, Reyes Solís, Pedro “El Vampiro” Espinosa, Amín Slaquit y José Soto.
León presentaba en sus filas a Jim Hicks, campeón jonronero con 18, líder en carreras empujadas con 56 y mejor CF; Grover “Deacon” Jones, jugador Más Valioso del campeonato, mejor 1B y campeón bate con .354. Al mejor lanzador derecho y all star, Minervino Rojas, quien recetó 191 ponches en la temporada, récord en el béisbol profesional nicaragüense. También tenían al mejor segunda base, Lorencito Fernández.
El Bóer presentó a los all-stars George Scott (3B), Jim Shellemback (lanzador zurdo) y Bob Oliver (RF).
Resultados de la Final
Prácticamente fue de una sola cara. El Bóer ganó los tres primeros juegos, perdió el cuarto y remató en el quinto. Luis Argüello y Denis Morales, sobrevivientes del Bóer tricampeón, recuerdan que Jim Shellemback, el mejor lanzador del equipo, no participa en la gran final por cansancio y dolencias en su brazo. Argüello apunta que Willie Hooker le pidió la bola a Byron para abrir el primer juego, ganando en gran duelo al norteamericano Ray Cordeiro, con score ajustado de 1x0, decidiendo el partido Dennis Lundgreend con un cuadrangular solitario. Agrega finalmente Luis que la llegada en la segunda vuelta de Bob Oliver, de Dennis Lundgreend y de George Scott fortaleció al equipo e influyó definitivamente en la conquista del campeonato.
Segundo juego: gana el Bóer con el “zurdo” Jerry Crider con score final de 8x2. Se destacan en el partido tres cuadrangulares del “Gigante” George Scott. Perdió el juego Steve Cosgrove con relevo de Silvio Castellanos y Julio “Jiquí” Moreno.
Tercer juego: el Bóer le asesta el tercer revés a los “melenudos” y los dejan al borde del precipicio, alzándose con la victoria Eugene Brabender “El Hombre de los Espejuelos”, derrotando al “as” Minervino Rojas, relevado por Silvio Castellanos y Amín Slaquit. Score final 10x2.
Cuarto juego: los Leoneses logran respirar y en dramático juego dejan tendido en el noveno al Bóer 3x2. Ganó “El Zurdo” Ray Cordeiro y perdió el cubano Evelio Hernández, con relevo de Eugene Brabender.
Quinto y último juego de la serie: el Bóer se corona campeón (1965-66) y se convierte en el segundo tricampeón de la Liga, logrando su segunda victoria “El Caribeño” Willie Hooker, lanzando su famosa curva “jorobada”. Score final 5x1. Pitcher perdedor, Steve Cosgrove con relevo de Silvio Castellanos y Julio “Jiquí” Moreno.
Se destacaron en la serie final Willie Hooker con dos juegos ganados, sólo permitió una carrera, logrando una efectividad de 0.50. George Scott resultó campeón de bateo con .452, líder en carreras empujadas (7), anotadas (6), Sluggin (1231 puntos) y compartió el liderato de jonrones con Bob Oliver y Dennis Lundgreend (3 cada uno).
Éste fue el panorama de la gran final hace 41 años. Al regresar en este siglo XXI al béisbol Profesional, se encuentran nuevamente en el camino León y Bóer para disputar la serie final con “olor a revancha”.
Los “Melenudos”, dirigidos por el cubano Gustavo Oramas, buscan el banderín y la posibilidad de lograr convertir al club en el primer bi-campeón de la Liga, y el Bóer, manejado por el leonés Noel Areas Balmaceda, quien busca en esta época moderna ser el primer manager nicaragüense en ganar dos campeonatos la actual Liga Profesional y el primero para el legendario Bóer.
Mientras tanto, en las graderías de los estadios los leoneses se preparan para gritar y corear a todo pulmón el clásico “¡León puede ser abatido, pero nunca vencido, viva León, jodido!, y los boeristas, ¡Bóer.. Bóer.. Bóer! ¡“Viva el Bóer, aunque pierda! El público espera impaciente que se cante el clásico “PLAY BALL” para abarrotar las graderías del escenario.
Léon o Bóer, ¿usted a quién se apunta?

Titulo
Noel Areas, declarado el Manager del Siglo XX en el béisbol nica, consiguió nueve títulos en la Primera División, siete con el León, uno con Chinandega y otro con los Búfalos del Bóer 2 (1977). También tiene un banderín de la Liga Profesional (2005). Es la primera vez en su carrera que se enfrentará al equipo León.