El Deportivo

Panamericano de Carambolas, un éxito

Ecuatorianos dejaron sentada su calidad. Colombianos sorprendieron llegando a la final. México con tres equipos sólidos no pudo ganar. Erick Téllez de Costa Rica, espectacular. Por Nicaragua, Taylor y Arana se fajaron. Guatemala fue la cenicienta. Duelo Bone-Fernández en 1976 era lo máximo

Xavier Araquistain

Del 17 al 19 de enero, el club de billares Pool-8 montó el XIV Campeonato Panamericano de Carambolas a tres bandas organizado por la Federación Nicaragüense de Billar (Fenibi), celebrado en el Salón Las Américas del Hotel Las Mercedes con el aval de la Confederación Panamericana de Billar, presidida por Víctor Robayo, de Venezuela.
Este evento marca un hecho histórico en nuestro país, donde el máximo evento billarístico sucedió en 1977, cuando el campeón mundial el mexicano Gabriel Fernández expuso su corona ante el nicaragüense Dr. Arturo Bone en el Polideportivo España, escenario que registró un gran lleno, además que hubo transmisión de televisión para todo el país, que fue testigo de la coronación de Bone.
Esta vez hubo un total de 36 jugadores formando 18 equipos de dos jugadores cada uno, con uno denominado clase A y otro jugador clase B. Nicaragua, por ser país sede, inscribió a cinco equipos, México trajo tres fuertes parejas, Ecuador, Venezuela y Costa Rica inscribieron a dos equipos, mientras que Bolivia, Colombia, Panamá y Guatemala estuvieron representados por un equipo.
Desde antes del inicio del evento, Ecuador saltaba como favorito, gracias a la presencia del sexto ranqueado mundial y campeón panamericano Luis Aveiga, haciendo pareja con Javier Terán y el segundo equipo lo integraban Jorge Rubio y John Loor. La competencia estuvo reglamentada a partidas a 30 carambolas a tres bandas sin límite de entradas con un punto para el ganador. Los jugadores A se medían entre ellos e igual cosa sucedió entre los jugadores B.
México compartía el cálculo de llegar a la final, principalmente con su equipo A con el dúo Luis Miguel Avila y Guillermo Soza, el equipo B lo componían Rodolfo Covarrubias y Aurelio Pérez --este último subcampeón Panamericano Individual perdiendo la final ante el ecuatoriano Luis Aveiga-- y el México C con Miguel Almaraz y Faustino Galván.
Venezuela trajo los equipos Miguel Labrador-Heriberto Figueroa y Merlín Romero-Jaime Tobón, mientras que los ticos trajeron a Erick Téllez en el equipo A y a Jorge Montero-Leinor Zúniga en el B.
Colombia sorprendió
La representación de Colombia trajo un equipo integrado por Luis Martínez (A) y Edgard Galeano (B), quienes ganaron en el grupo 3, y terminaron siendo una gran sorpresa al superar en actuación a los favoritos equipos mexicanos y venezolanos. Colombia superó la muerte súbita, las semifinales y avanzó a la gran final.
Panamá envió al dúo Carlos Núñez y Encarnación Saldaña, Guatemala a Julio Estrada y Francisco Juárez y Bolivia a Juan Carlos Cartagena y Julio Crispín.
Nicaragua tuvo en el equipo A sus mejores exponentes con Francisco Taylor (A) y Javier Terán (B), mientras el equipo B estuvo integrado por Pedro Torres y Benjamín Herrera, el C por Francisco Ruiz y Samuel Kontoroski, el D por Noel García y Carlos Osorno y el E de Bergman Martínez y Mario Soza.
La clasificación
México A (Avila-Soza) ganó el grupo 1 encima de Bolivia y Panamá. México C (Almaraz-Galván) ganó el grupo 2 encima del segundo equipo de Venezuela y de Nicaragua D (García-Osorno). Colombia (Martínez-Galeano) ganó el primer lugar del grupo 3 encima del segundo equipo tico (Montero-Zúniga) y de Nicaragua E (Martínez-Soza).
El primer equipo de Ecuador (Aveiga-Terán) ganó sin dificultades el grupo 4 superando a Guatemala (Estrada-Juárez) y a Nicaragua B (Torres-Herrera). El primer equipo costarricense (Téllez-Solano) capturó el primer lugar en el grupo 5 ante el segundo equipo de Ecuador (Rubio-Loor) y Nicaragua C (Ruiz-Kontoroski). Y México B (Covarrubias-Pérez) obtuvo el primer lugar del grupo 6 ante Nicaragua A (Taylor-Arana) y el primer equipo de Venezuela (Labrador-Figueroa).
A los 6 campeones de grupo se les agregaron los dos mejores segundos lugares para completar los 8 equipos para la fase de “Muerte Súbita”. Nicaragua A (Taylor-Arana) clasificó en séptimo lugar, y Bolivia (Cartagena-Crispín) en octavo en la ronda de segundos lugares.
Semifinalistas
En la denominada “Muerte Súbita” los ecuatorianos Luis Aveiga y Javier Terán eliminaron por 30-27 y 30-10 a los bolivianos Juan Carlos Cartagena y Julio Crispín, respectivamente. Costa Rica con Erick Téllez y Miguel Solano eliminaron 30-20 y 30-29 a México B de Rodolfo Covarrubias y Aurelio Pérez, destacando la serie de 14 carambolas consecutivas de Téllez ante Covarrubias.
El dúo colombiano Luis Martínez y Edgard Galeano venció 30-23 y 30-23 a México C de Miguel Almaraz y Faustino Galván, y México A, de Luis Miguel Avila y Guillermo Soza eliminó al único equipo nica sobreviviente, el de Francisco Taylor y Roberto Arana, habiendo perdido Taylor un duelazo con Soza, quien le abrió el juego con serie de 10 carambolas, pero el nica reaccionó con series de 4 y 8 en las dos primeras entradas para empatar a 12. Taylor logró irse arriba hasta que fue empatado en 22 y terminó perdiendo 30-25 en 19 entradas.
Ecuador A se midió a Costa Rica A en la primera semifinal y hubo división de honores con Erick Téllez quitándole el invicto a Luis Aveiga 30-24 en 24 tacadas, pero Javier Terán derrotó 30-20 al tico Miguel Solano. Luego del empate 1-1 en mesas, los ecuatorianos avanzaron por acumular mejor promedio de sus jugadores por encima de los ticos.
La debacle para México llegó cuando su equipo A fue eliminado por Colombia, cuando Luis Martínez venció 30-14 en 22 entradas a Luis Miguel Avila, y aunque Guillermo Soza venció 30-24 al colombiano Edgard Galeano 30-24 en 22 entradas, para el empate 1-1, el desempate se dio por mejor promedio por equipo y Colombia avanzó a la final ante Ecuador y México a luchar el tercer lugar contra Costa Rica.
La gran final
A manera de consuelo, el equipo México A se agenció el tercer lugar al vencer a Costa Rica. Luis Miguel Avila derrotó 30-12 al campeón panamericano juvenil Erick Téllez que venía de vencer a Luis Aveiga y a Rodolfo Covarrubias. Además, Guillermo Soza venció 30-19 a Miguel Solano, quedando Costa Rica en la cuarta plaza.
La final fue jugada por Ecuador A y Colombia, en duelo sudamericano, y la única manera que Colombia podía coronarse era barriendo los dos puntos, detalle que no consiguió cuando Luis Aveiga venció cómodamente 30-14 en 19 entradas a Luis Martínez, y aunque el duelo entre los jugadores B, Edgard Galeano superó 30-27 en 28 entradas a Terán para el empate 1-1, por mejor promedio Ecuador se coronó campeón con todo el mérito del caso.
Erick Téllez se quedó con la serie más alta de carambolas consecutivas con 14 en el juego que venció al mexicano Rodolfo Covarrubias.
Las posiciones finales fueron: 1) Ecuador A, 2) Colombia, 3) México A, 4) Costa Rica A, 5) Nicaragua A, 6) México B, 7) México C y 8) Bolivia.