El Deportivo

La última Copa

Nicaragua compitió en 11 Copas Intercontinentales, a las que nos invitan desde 1999

Martín Ruiz

Era el 7 de agosto de 1997. Dos días antes, Norman Cardoze con un doblete abriendo el quinto inning, consiguió el único hit de Nicaragua ante el cubano Ciro Silvino Licea, que nos blanqueó 6x0 con 10 ponches. Fue la última derrota nica en una Copa Intercontinental, ya que ese año en Barcelona cerramos con dos victorias.
Para el 6 de agosto, jonrones de Freddy García con uno a bordo y solitario de Próspero González, ambos contra el veloz tirador Masanori Sugiura, fueron suficientes para respaldar a Francisco Rayo, Asdrudes Flores y Marvin Zelaya, a la victoria 3x2 sobre Japón. Al día siguiente, en duelo de mucho bateo, Nicaragua derrotó 7x5 a Italia, con jonrones de Julio Vallejos y Próspero González, y pitcheo combinado de Marvin Zelaya, Nelson Saldaña, Asdrudes Flores y Martín Bojorge.
En esa Copa, la número 13 y la undécima en que participábamos desde sus inicios, finalizamos en el quinto lugar, desplazados por las diferencias de anotación respecto a Japón y Estados Unidos, con los que finalizamos empatados con cuatro ganados y tres perdidos.
Aunque se tenía la promesa de una posible invitación para la siguiente Copa, que sería en Sydney, Australia, previo a las Olimpiadas del año 2000, esa nunca llegó y nos quedamos fuera de esas competencias, que esta semana realiza su versión 16, ahora en China Taipei, con Cuba como único equipo del continente americano.
El dominio europeo en el ejecutivo de la IBAF en esa época, truncó nuestras aspiraciones de seguir en esos eventos. Basta decir que para 1999 Italia, que en Barcelona quedó detrás de nosotros, fue a Sydney. Aldo Notari era el factor principal, y nosotros ya no teníamos mucha incidencia en el seno de la organización.
Para Nicaragua, las Copas fueron positivas porque nos servían de preparación con los mejores equipos del mundo, los que antes sólo mirábamos en los Mundiales. Y si observamos, en la mayoría de las veces, detrás de cada Copa, conseguimos excelentes resultados en otros eventos.
Todo comenzó en 1973. Fuimos cuartos en Italia, y ese mismo año y para 1974 fuimos subcampeones mundiales. La de 1975 nos sirvió de base para una buena actuación en el Mundial de Colombia en 1976. Aquí realizamos la de 1977, terminamos cuartos, y al año siguiente logramos plata en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Medellín.
Sin duda que el más espectacular resultado se dio en 1983. Después de caer hasta el séptimo lugar en Bélgica, donde sólo ganamos un juego, regresamos para ganar la medalla de plata en los Juegos Panamericanos de Caracas, Venezuela.
Nuestro béisbol experimentó una renovación en el segundo quinquenio de los años 80, y en 1991, alcanzamos el tercer lugar en Barcelona. Seguimos a los Panamericanos de La Habana, pero se descontinuó el entrenamiento y decrecieron los resultados, quedando eliminados. Para 1993 fuimos cuartos en la Copa, en un año en que se estaba probando managers, en busca del titular para el quinto Mundial en Nicaragua.
El gran año fue 1995. Ganamos plata en los Panamericanos de Mar del Plata, ganamos la única Copa del Pacífico en Cali, clasificamos a las Olimpiadas de A-tlanta en Edmonton, donde se presionó al equipo cubano, y cerramos con bronce en la Copa de La Habana. Todo eso fue bajo la dirección de Julio Sánchez, que en Atlanta nos llevó a la cuarta posición.
Para el 97, con Alex Torres al frente del conjunto, cerramos en quinto lugar en Barcelona, en una época en que se estaban abriendo las puertas a los peloteros profesionales, que esa vez se reportaron con el equipo de Australia, que finalizó en tercer lugar, mientras los japoneses, a los que vencimos y clasificaron por el porcentaje de carreras anotadas y permitidas, se coronaron por segunda vez, ya que habían sido los primeros campeones en 1973.
Japón venció en la final a Cuba y le cortó una racha de 152 victorias internacionales al conjunto caribeño, que no perdía desde los Juegos Panamericanos de 1987 ante Estados Unidos.
Sydney 99, La Habana 2002 y ahora China Taipei son Copas a las que no nos han invitado, que fueran fructíferas para fajarnos con mayor regularidad con los profesionales.
El balance de Nicaragua en las Copas Intercontinentales es de 46 triunfos y 53 derrotas. Las mejores posiciones obtenidas son tres terceros lugares, uno en Canadá en 1975, otro en Barcelona 1991, y en La Habana 1995. Tenemos cuatro cuartos lugares, un quinto, dos séptimos y un octavo.
Nicas en las Copas
Los peloteros nicaragüenses conectaron 69 jonrones en las Copas, destacando Ramón Padilla, con 9, Julio Cuarezma, Ernesto López y Arnoldo Muñoz, cinco cada uno; Pablo Juárez, Julio Sánchez, Nemesio Porras y Norman Cardoze, cuatro cada uno. Con tres quedaron Próspero González, Henry Roa y Freddy García.
En 1977, Cuarezma y Ernesto compartieron el liderato de jonrones con cinco cada uno, y en 1991, Ramón Padilla compartió el liderato con el cubano Luis Giraldo Casanova, con cuatro cada uno.
César Jarquín fue líder en triples en 1975 con dos; Ernesto fue líder en anotadas con 12 en 1977, y ese año Julio Cuarezma impulsó 12 carreras, empatado con el estadounidense I. Pealsey. Para 1991, Henry Roa fue líder en dobles (6) con el italiano Roberto Bianchi y el japonés Y. Yomoda.
Julio Espinoza y Epifanio Pérez fueron los máximos ganadores, con cuatro cada uno. Espinoza tuvo balance 4-1, con dos triunfos en 1975 y otros dos en el 77. Epifanio ganó tres en 1991, que fueron contra México, Cuba (10x5) y Taiwan, al que se le venció 4x3 en 13 episodios con jonrón de Padilla. En 1993, Epifanio ganó uno ante Australia, pero perdió tres, dos veces con Japón y otro contra Estados Unidos.
Tres victorias logró Porfirio Altamirano (3-3), una de ellas blanqueó 4x0 a Estados Unidos en 1977. Con dos triunfos quedaron Antonio Chévez (2-1), Andrés Torres (2-2), Radbony Sánchez (2-0), Daniel Miranda (2-0) y Orlando Cuevas (2-5).
Cabe señalar que aunque Cuevas fue el máximo perdedor, tres fueron contra Corea y otro contra Japón. De José Luis Quiroz (1-4), los cuatro reveses fueron contra Cuba. Diego Ráudez se fue con balance 1-4, perdiendo dos veces con Corea, una con Cuba y otra Estados Unidos. Julio Moya perdió cuatro veces y no ganó. Él perdió 5x0 ante Puerto Rico y 2x1 ante Japón en 1979, y para 1983 cayó 6x2 ante Taiwan y 16x10 frente a Holanda.
Andrés Torres fue uno de los ocho ganadores de dos juegos en 1979. En 1991, Epifanio fue líder en innings lanzados con 23.2 episodios, y Radbony Sánchez compartió el liderato de efectividad con el cubano Omar Ajete, ambos con 0.00. Para 1995, Daniel Miranda fue líder en ganados, con dos.
En la Copa de 1983 en Bélgica, Nicaragua le ganó 15x13 a Canadá, en un duelo de jonrones. Nicaragua conectó siete jonrones en el juego, cinco en el quinto inning en que se anotaron 11 carreras, después que se perdía 7x0. Julio Sánchez bateó dos jonrones en ese inning, y Arnoldo Muñoz bateó también dos jonrones en el inning y tres en el juego. Los otros jonrones nicas fueron de Cruz Ulloa y Pablo Juárez. Canadá conectó cinco jonronesn
Nicaragua en la Copas Intercontinentales
EDICIÓN AÑO CAMPEÓN NICARAGUA
I Italia 1973 Japón 4to 4-3
II Canadá 1975 U.S.A. 3ro 4-5
III Nicaragua 1977 Korea 4to 7-6
IV Cuba 1979 Cuba 4to 3-7
V Canadá 1981 U.S.A. ---- ----
VI Bélgica 1983 Cuba 7mo 1-5
VII Canadá 1985 Cuba 7mo 1-6
VIII Cuba 1987 Cuba 8vo 2-6
IX Puerto Rico 1989 Cuba ---- ----
X Barcelona 1991 Cuba 3ro 6-3
XI Italia 1993 Cuba 4to 5-4
XII Cuba 1995 Cuba 3ro 9-5
XIII Barcelona 1997 Japón 5to 4-3
XIV Sydney 1999 Australia ---- ----
XV La Habana 2002 Cuba ---- ----
46-53