El Deportivo

“Jamás podrá vencerme”

“He tenido tres combates por título del mundo. Éste será mi cuarto chance, el que considero desde ya el más cómodo para lograr mi sueño”: Ricardo Vargas

Carlos Alfaro

El campeón del mundo de las 115 libras de la FIB, Luis Pérez, ha sabido sortear todas las adversidades que se le han presentado en el camino desde que se coronó, y más cuando éstas han surgido sobre el ring.
Ni Félix Machado, ni Luis Bolaños ni el ruso Dimitri Kirilov, en medio de su gran presentación, fueron capaces de poner fin al reinado de Pérez. El nica se ha venido confirmando como el mejor boxeador de su categoría en el mundo.
Sin embargo, mientras las miradas estaban puestas en un contrincante de peligro para Pérez, y hasta algunos comentaban acerca de la posibilidad de una pelea unificadora con otros campeones, fue una sorpresa el anuncio de que un peleador de más de 10 derrotas en el profesionalismo sería el próximo oponente del nica, estamos hablando de Ricardo “El Chapo” Vargas.
“Los que opinan de “El Chapo” por su récord se equivocan y seguro se frustrarán cuando culmine el evento”, dijo el entrenador del púgil azteca, Roberto Sandoval.
Vargas, un veterano en el negocio, no dudó en manifestar: “He tenido tres combates por título del mundo. Éste será mi cuarto chance, el que considero desde ya el más cómodo para lograr mi sueño”.
“El Chapo” Vargas comenzó en el boxeo desde 1981, cuando apenas contaba con 10 años. Es el menor de nueve hermanos y porque proviene de una familia humilde no escapó a la pobreza, que, más que adversidad, es la inspiración para seguir adelante, siempre estuvo lejos de drogas y pandillas.
“Mis hermanos mayores siempre fueron un gran ejemplo para mí”, dijo Vargas. “Ellos han sido muy trabajadores y yo copié siempre lo mejor que tenían”, añadió.
Su mamá, doña Matilde Galván, como era obvio, al inicio se opuso a que su hijo fuera peleador, pero terminó aceptándolo como tal.
“Mi mamá nos crió sola. Mi padre la abandonó cuando estaba yo recién nacido. En otras palabras, jamás tuve un padre, aún cuando él vivía a sólo dos cuadras de la casa. Ella (doña Matilde) y mi hijo, Ricardo Román, son mis grandes motivaciones para que el 4 de noviembre le arrebate la corona a Luis Pérez”, dijo Vargas.
Jamás ha observado a Luis Pérez
Ricardo Vargas manifestó que nunca ha observado a Luis Pérez, pero la información que le suministra su entrenador hace que él esté totalmente convencido de que el 4 de noviembre no perderá.
“Me han dicho que es zurdo y eso podría ser lo único complicado”, dijo Vargas. “Mi entrenador me ha comentado que es muy frontal, no tiene velocidad de piernas y aún cuando posee una pegada respetada su defensa es agrietada”.
Vargas, con una seguridad y confianza total en sí mismo dijo: “Luis Pérez no me va a tocar en toda la noche”.
El entrenador del púgil azteca ha observado a Luis en cada una de las peleas, desde que se coronó en campeón del mundo.
En la primera defensa del nica ante Félix Machado, en diciembre de 2003, Sandoval lo observó porque él dirigió la esquina de Víctor Burgos, que enfrentó entonces a Rosendo Álvarez, además que también estaba al frente de la estrategia de aquella pelea de Terra García contra Travis Simms.
La última vez que estuvo Sandoval viendo a Pérez de cerca fue el pasado 6 de mayo, cuando Luis peleó contra el ruso Dimitri Kirilov, en un tórrido combate que dio como monarca al nica, en medio de abucheos y fuertes críticas para los jueces por sus puntuaciones.
“Luis Pérez tuvo serios problemas con el ruso y para mí perdió. Te digo que Vargas es mejor boxeador, en todas las facetas, que Kirilov, y no veo posibilidad alguna de que Luis Pérez lo derrote”, añadió el entrenador Sandoval.
Vargas tiene buen currículo
Entre las peleas bravas de “El Chapo” Vargas se encuentran sus tres oportunidades por título del mundo.
El primer chance le llegó el 8 de julio de 1993, cuando perdió, en lo que consideró un despojo, ante el entonces campeón, Jorge Eliécer Julio.
En su segunda oportunidad también fue despojado al realizar un gran combate ante el méxico-americano Johnny Tapia. El combate culminó en ocho rounds debido a una herida.
Su tercera oportunidad titular fue el año pasado y perdió cerrado ante Rafael Márquez, el monarca más promocionado de las 118 libras. “He sido el único que ha puesto en la lona a Rafael Márquez”, se jacta Vargas.
Pero además de sus combates por título del mundo, “El Chapo” registra victorias sobre peleadores caracterizados como Johnny González, que actualmente es el campeón de las 122 de la OMB, y quien cayó en dos oportunidades ante el próximo rival de Pérez.
Vargas también registra triunfos ante Roberto “El Chucky” Bonilla y el peleador azteca Gerson Guerrero, quien venció a “Palomo” González.
No posee pegada, pero es muy técnico
Vargas, pese a sus 16 triunfos logrados por la vía rápida, no se considera un púgil que atemoriza por su “punch”, pero asegura tener la habilidad de golpear y que no lo golpeen.
“Desde niño, cuando comencé en el boxeo, ése era el estilo que me gustaba. Mis entrenadores siempre han elogiado eso de mí, y te digo por eso que Luis Pérez no me tocará en toda la noche, y yo terminaré siendo el campeón, cuando lo derrote por decisión.
Sandoval, entrenador de Vargas, lo catalogó como un boxeador de manos rápidas y piernas también con buena velocidad. Tiene grandes combinaciones y posee una gran visión de los combates cuando está sobre el ring.
“Yo he tenido a buenos púgiles, pero nadie de ellos ha sido tan técnico como “El Chapo” Vargas”, dijo Sandoval.
Ricardo, de 36 años de edad, cree que nunca es tarde para recibir las oportunidades.
A “pesar de haber perdido mis tres presentaciones anteriores por una corona del mundo, jamás me ofusqué o me decepcioné, por el contrario, he trabajado fuerte para lograr esta cuarta oportunidad, y esta vez no fallaré”, culminó diciendo el aspirante a la corona del Rey Pérez 