El Deportivo

Kárpov dice que computadoras son perversas para el ajedrez


México / Agencias

El gran maestro ruso Anatoli Kárpov, ex campeón mundial de ajedrez, aseguró en esta ciudad que las computadoras tienen un efecto perverso sobre el llamado “juego ciencia”, porque los jugadores confían demasiado en ellas.
“Producen jugadores de computación, no producto de sus mentes”, explicó el ajedrecista de 55 años de edad en una conferencia de prensa al sur de la Ciudad de México, poco antes de enfrentar en una simultánea a 25 universitarios mexicanos.
Vestido con un traje gris con rayas, Kárpov recordó que el genio ruso Mikhail Botvinnik, calificaba a las partidas aplazadas como la mejor escuela de ajedrez.
“Con las computadoras acabaron las partidas aplazadas”, recordó el maestro, aunque elogió la perseverancia de muchos profesionales que suelen apagar los equipos y dar rienda a su mente para progresar más.
Sin embargo, Kárpov reconoció que no todo es malo por la llegada de las computadoras, porque gracias a ellas hay una gran base de datos y con el Internet hay muchos avances.
Anatoli Kárpov se hizo campeón mundial en 1975, al vencer por no presentación al estadounidense Robert Fischer, sin embargo, ahora permanece casi inactivo, en protesta por la manera en que se decide el título mundial.
“No estoy de acuerdo con el sistema de nocaut; lo ideal sería un encuentro de uno contra uno, que el campeón espera a un retador salido de un torneo eliminatorio”, aseveró.
El ruso participó en México como invitado en el Festival de Ajedrez de la Ciudad de México que ayer domingo reunió a unos 14,000 ajedrecistas mexicanos contra genios como el gran maestro Víctor Korchnoi, a quien Kárpov venció dos veces en finales de título mundial.
“Fueron encuentros con la atmósfera muy cargada por el ambiente político de entonces, ahora un duelo contra Korchnoi sería con menos periodistas, porque la política cambió”, dijo el ruso que coincidió en México con el suizo.
Kárpov calificó de genio al ex campeón mundial cubano José Raúl Capablanca, que ya jugaba ajedrez a los cuatro años, y al referirse al estadounidense Robert Fisher, quien no defendió su corona en 1975, elogió su gran carácter.
“Un hombre de gran personalidad; echamos de menos a alguien con una personalidad como la suya”, dijo.
Al referirse al paso del tiempo en los jugadores, reconoció que la edad sí causa merma de las capacidades, porque se pierden reflejos y la velocidad de reacción, sin embargo, calificó al ajedrez como un deporte de longevos.
“A pesar de eso, la edad ideal es entre 20 y 40 años, luego empieza la baja”.
Embajador de Unicef
El multicampeón ruso de ajedrez Anatoli Kárpov se reunió el jueves pasado con estudiantes y académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México para compartir los alcances de su participación como embajador de Unicef y para dar una exhibición múltiple de 25 partidas.
“Durante los últimos seis años dirijo con la Unicef para luchar contra las deficiencias del yodo en la población, lo que es un problema más difícil de lo que parece, porque afecta al cerebro, especialmente a la memoria. Hemos conseguido abatir el problema en 27 de los 29 países que integran mi área”, dijo.
El sábado, Karpov dio otra demostración en la ciudad de Pachuca y ayer volvió a la capital mexicana, donde participó en un festival de Ajedrez en el que se pretendía batir el récord Guiness de partidas simultáneas 