El Deportivo

Johan Santana, el zurdo de la mano acertada

Se convirtió en el segundo latino en ganar la Triple Corona de pitcheo y es aspirante a ganar su segundo premio Cy Young

Prensa Latina
Tradicionalmente los lanzadores zurdos en el béisbol han debido cargar con la etiqueta de “la mano equivocada”. Hastiado de la frase, quizás, hace tres años un joven venezolano se ocupa de derrumbar ese mito.
Johan Santana, jugador del equipo Mellizos de Minnesota de las Grandes Ligas estadounidenses, constituye en la actualidad una de las principales atracciones para la afición beisbolera, y uno de los mayores dolores de cabeza para los conjuntos rivales.
Aún con mucha historia por escribir, Santana acaba de concluir la etapa regular esculpiendo una obra que desde hacía algún tiempo varios especialistas pronosticaban que se encontraba al alcance de su impresionante talento: la triple corona de pitcheo.
El sudamericano convirtió su brazo izquierdo en el más diestro de la Liga Americana, y encabezó los departamentos de promedio de efectividad, con 2,77, ponches (245) y victorias, 19, empatado con el taiwanés Chien Ming Wang, de los Yanquis de Nueva York.
Como si no fuera suficiente, el serpentinero de Venezuela se erigió en el más trabajador de la justa, al acumular 233,2 entradas, parámetro que expertos consideran como el cuarto más importante, por lo que alcanzaría una hipotética cuádruple corona.
El último en conseguir semejante hombrada fue Hal Newhouser en 1945, cuando actuaba para el cuadro de su ciudad natal, los Tigres de Detroit.
Con la actuación redondeada en la extensa fase clasificatoria, Santana se coloca como un candidato casi infalible para ganar el premio Cy Young, trofeo otorgado al mejor lanzador en cada una de las ligas (Americana y Nacional).
De obtenerlo, como casi nadie osa dudar, sería la segunda ocasión en apenas siete años de experiencia en la Gran Carpa que el venezolano se alza con el codiciado galardón, pues en 2004 lo logró con registro de 20 victorias y seis reveses, efectividad de 2,61 y 265 estrucados.
Sus grandes cualidades convierten a Santana en un enigma para los bateadores contrincantes, quienes comúnmente sufren lo indecible para poder conectar unos escurridizos envíos que lo ubican como uno de los monticulistas más dominantes de ambos circuitos en la actualidad.
La tranquilidad con que generalmente avanza en los partidos hace recordar a dos referentes ineludibles del pitcheo zurdo en las Mayores, los estadounidenses Sandy Koufax y Randy Johnson.
Cada salida suya provoca que sobre el terreno de juego no sólo sea siniestro su brazo de lanzar, sino también las experiencias que viven las novenas antagonistas, cuyas estadísticas ofensivas empeoran como si de un maleficio se tratara.
El tirador sudamericano posee una recta oscilante entre las 92 y 95 millas por hora, combinada con una veloz slider descargada por ángulos diferentes que la convierte prácticamente en dos lanzamientos distintos.
Sin embargo, su arma más distintiva es un cambio de velocidad, para cuya ejecución realiza movimientos casi idénticos a cuando utiliza su bola rápida, con lo cual confunde y ridiculiza a los toleteros rivales, quienes hacen gala de descoordinación al abanicar al aire.
De Tovar a Minneapolis
Nacido en el poblado de Tovar, estado de Mérida, el 13 de marzo de 1979, Johan Alexander Santana se inició desde muy temprano en la práctica del béisbol, en una región más pródiga en jugadores de fútbol, ciclistas y artistas.
De hecho, Santana es el único big leaguer proveniente de esa zona, aunque allí existían jugadores de cierta calidad, como su padre, Jesús, quien inicialmente creyó ser el mayor talento de la familia, aunque su otro hijo, Franklin, también era una promesa.
El intento inicial de Johan por practicar la disciplina de manera organizada estuvo a punto de terminar en un fiasco, pues el entrenador del conjunto de niños lugareños lo envió de regreso a casa por no estar vestido del modo adecuado.
Afortunadamente, al otro día, equipado con la indumentaria de su progenitor, Johan resultó admitido en la nómina del seleccionado local, bautizado como los Chiquilines.
A pesar de demorar en asumir el montículo en lides organizadas hasta entrar en la adolescencia, algunas buenas actuaciones mostraron a los entrenadores que tenían enfrente un diamante por preservar.
Los Chiquilines prosperaban por año en el campeonato nacional y los ojeadores de clubes profesionales fijaron su vista en el seleccionado.
Con grandes restricciones monetarias, un scout de los Astros de Houston, Andrés Reiner, quedó maravillado por el potencial de Santana, y pagó de su bolsillo el viaje del muchacho a los Estados Unidos.
Después de varios años en las categorías inferiores de numerosas franquicias de las Mayores, finalmente debutó en 2000 en el ámbito profesional con Minnesota, y en junio de ese año se anotó su primer éxito frente al equipo que lo llevó a aquel país: Houston.
Sus números parecen de otra dimensión. En siete temporadas el merideño archiva un excelente promedio (716) en su hoja, con 78 victorias y 31 reveses. Además, su control es más propio de un cirujano, con menos de tres boletos y casi 10 ponches por juego.
En el Clásico Mundial de Béisbol de marzo último no pudo ayudar a su país a avanzar en el torneo, al caer en sus dos aperturas, aunque en realidad le faltó apoyo ofensivo de sus compañeros, pues trabajó para 2,16, permitió sólo cinco hits en 8,1 capítulos y abanicó a 10.
Tras escenificar un gran final de campaña, en la que Santana se consolidó como el as de su combinado, los de Minneapolis quedaron eliminados en la primera ronda de la postemporada, al ser barridos en tres desafíos por los Atléticos de Oakland.
Pese a su revés en el tope inaugural por 2-3, el “Gocho” ratificó su valía, y únicamente el congelamiento de los bates de Minnesota, y el buen hacer de Frank Thomas (autor de dos jonrones), pudieron superar al lanzador zurdo de más destreza en las Grandes Ligas.

Ganadores de la Triple Corona
Liga Americana
AÑO LANZADOR JG EFCT. SO
2006 Johan Santana, Minnesota 19 2.77 245
1999 Pedro Martínez, Boston 23 2.07 313
1998 Roger Clemens, Toronto 20 2.65 271
1997 Roger Clemens, Toronto 21 2.05 292
1945 Hal Newhouser, Detroit 25 1.81 212
1937 Lefty Gómez, New York 21 2.33 194
1934 Lefty Gómez, New York 26 2.33 158
1931 Lefty Grove, Atléticos Filadelfia 31 2.06 175
1930 Lefty Grove, Atléticos Filadelfia 28 2.54 209
1924 Walter Johnson, Washington 23 2.72 158
1918 Walter Johnson, Washington 23 1.27 162
1913 Walter Johnson, Washington 36 1.14 243
1905 Rube Waddell, Atléticos Filadelfia 27 1.48 287
1901 Cy Young, Boston 33 1.62 158
Liga Nacional
AÑO LANZADOR JG EFCT. SO
2002 Randy Johnson, Arizona 24 2.32 334
1985 Dwight Gooden, New York 24 1.53 268
1972 Steve Carlton, Filis Filadelfia 27 1.97 310
1966 Sandy Koufax, Los Ángeles 27 1.73 317
1965 Sandy Koufax, Los Ángeles 26 2.04 382
1963 Sandy Koufax, Los Ángeles 25 1.88 306
1939 Bucky Walters, Cincinnati 27 2.29 137
1924 Dazzy Vance, Brooklyn 28 2.16 262
1918 Hippo Vaughn, Chicago 22 1.74 148
1916 Grover Alexander, Filis Filadelfia 33 1.55 167
1915 Grover Alexander, Filis Filadelfia 31 1.22 241
1908 Christy Mathewson, New York 37 1.43 259
1905 Christy Mathewson, New York 31 1.28 206
1894 Amos Rusie, New York 36 2.78 195
1889 John Clarkson, Boston 49 2.73 284
1888 Tim Keefe, New York 35 1.74 335
1884 Old Hoss Radbourn, Providence 59 1.38 441
1877 Tommy Bond, Boston 40 2.11 170